×
×
Red Internacional

El pedido lo hizo la conducción de Aubasa, la empresa provincial que controla el cuestionado sistema de peajes en rutas bonaerenses. Los trabajadores y las trabajadoras están en plan de lucha por sus demandas desde inicios de año.

Escuchá esta nota
Viernes 6 de enero | 12:40
Foto: Damián Dopacio (NA)

Del “progresismo” no quedaron ni las formas. El Gobierno de Axel Kicillof acaba de pedir que se le quite la personería a un sindicato. Este abierto ataque antisindical es contra el Sindicato Único de Trabajadores de los Peajes y Afines (Sutpa), que se encuentra en plan de lucha por una serie de demandas.

El pedido -según informa el periodista Mariano Martín en Ámbito Financiero- se hizo con el patrocinio legal del estudio jurídico de Daniel Funes de Rioja, actual presidente de la UIA, la entidad que agrupa a parte del gran empresariado.

Según consta en el expediente -que trascendió a los medios de comunicación- Aubasa “solicita que la Dirección Nacional de Fiscalización imponga una nueva multa y sanciones que incluyen el inicio de acciones ante el fuero competente para la cancelación de la personería gremial”.

¿Cómo se inició el conflicto?

El reclamo de los trabajadores se inició en las primeras horas del 2023, a raíz del despido de un trabajador del área de informática. La empresa lo cesanteó acusándolo de no implementar protocolos de reconversión laboral establecidos por la gerencia. De inmediato se lanzaron las medidas de fuerza.

El Ministerio de Trabajo provincial intervino, decretando la conciliación obligatoria. Ante esta intervención, la conducción sindical y la empresa se denuncian mutuamente por incumplir la decisión de la cartera laboral. Más allá de esas acusaciones, la propia decisión del ministerio implica un aval a la patronal, intentando frenar las medidas de lucha.

Te puede interesar: Peajes: el SUTPA rechaza conciliación y mantiene barreras levantadas hacia la Costa y La Plata

Tensiones en el peronismo

El reclamo tiene, también, un elemento político. Facundo Moyano es el secretario general adjunto del Sutpa. Muchas versiones que indican que está enfrentado a Ricardo Lissalde, actual presidente de la empresa, y hombre políticamente cercano a Sergio Massa.

Al mismo tiempo, el conflicto funciona como base para las acusaciones contra el Gobierno de Kicillof. De hecho, el comunicado que difundió el Sutpa, tiene un título más que virulento hacia la gestión provincial: “Ni Macri se animó a tanto”. Allí también se denuncia que “un gobierno ‘nacional y popular’ con casi el 50% de pobreza en la provincia de Buenos Aires pide cancelar la personería gremial de un sindicato peronista".

Detrás de las constantes internas del peronismo está la crisis social y económica derivada del ajuste en curso. Un ajuste que tiene como eje el acuerdo con el FMI, que fue aprobado en el Congreso por los votos conjuntos del Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

Te puede interesar: Los números del ajuste de Massa que silencian Todos


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias