×
×
Red Internacional

En el marco del ajuste de Fernández y Kicillof para pagar la estafa de Macri y el FMI, la conducción de la Azul y Blanca tiene que jugarse a organizar con todas sus fuerzas a los docentes si realmente quieren que la lucha triunfe. En La Matanza marcan el camino.

Las consecuencias de acordar con el FMI (Fondo Monetario Internacional) ya se hacen notar en todos los ámbitos. La educación no es ajena y Quilmes, gobernado por la intendenta referenciada en "La Cámpora" Mayra Mendoza, no es la excepción. La solución para los y las docentes, ya algunos precarizados con otros planes como el FINES y muchos de ellos desocupados, fueron los planes "+ATR", FORTE y PIEDAs, con muchísimas falencias y que no garantizan, por ejemplo, el derecho a planta permanente en las escuelas donde se trabaja.

En lugar de crear cargos públicos oficiales, se crearon "puestos provisorios" fuera del estatuto, no contemplan el régimen de licencia y todo el tiempo estamos sujetos a "cambios desde arriba" que alteran nuestra forma de trabajo, incluso llegando al extremo de mezclar docentes de secundaria con estudiantes de primaria. Como en el caso de las empresas automotrices como Toyota, implica una reforma laboral de hecho para atacar las conquistas laborales.

Te puede interesar: Kicillof ATR con la precarización: "Me cesaron por tener un embarazo de riesgo"

Con amenazas de ceses, desinformación absoluta y dejándonos desamparados a criterio de cada institución, los docentes +ATR tuvimos que trabajar en vacaciones, obligados a ser parte de "+ATR Verano" sin recibir ningún tipo de compensación salarial. Muchas escuelas están en pésimas condiciones, materiales que fueron prometidos y no llegaron, comedores con alimentos carente de nutrientes, etc. La semana anterior, Tomás y Cristian, docentes de La Marrón, estuvieron comentando la situación en el programa local “Nada nuevo bajo el sol” donde dieron detalles de las condiciones de trabajo de la comunidad educativa en general.

Todos los caminos conducen al ajuste del FMI

Teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente, es imposible pensar el avance en la precarización (del conjunto de las trabajadoras y trabajadores en general, y de la docencia en particular) sin tener en cuenta que la política y la economía en Argentina están atravesadas por los condicionamientos del FMI. Incluso desde dentro de las filas del gobierno nacional estalló una crisis debido a las condiciones del acuerdo firmado (aunque ninguna de las partes ponga en cuestión la legitimidad del pacto) que de los 44.000 millones de dólares que se le prestó al gobierno de Macri, ni un solo dólar fue para salud, educación, vivienda, etc. El sector de Máximo Kirchner, fue parte del gobierno que avaló la estafa de Macri pero no quiere pagar los costos políticos de sus decisiones, algo que también genera cuestionamientos en su propia base por cogobernar con el FMI.

Como el grueso de la dirigencia sindical, Hugo Yasky (CTA) y Roberto Baradel (Suteba) no son la excepción a la regla. Convertidos en “ministros sin cartera” del gobierno nacional y provincial avalan el ajuste. Lejos de pronunciarse (ya pasaron un par de semanas de las declaraciones de Máximo Kirchner que dejó en off-side a sectores del Frente de Todos), en el caso del máximo dirigente de la CTA en los hechos convalida la deuda argumentando que hay que priorizar la “unidad del FdT”.

En Quilmes, la Azul y Blanca dice entender la situación pero necesitamos organizar unificar los reclamos de todos los docentes precarizados y no precarizados para que el reclamo sea haga más fuerte. Reconocen desde el discurso que todo esto es parte del ajuste del FMI pero deberían haber convocado a marchar el 8F junto a las más de 200 organizaciones para rechazar las recetas precarizadoras del Fondo. También es necesario coordinar con otros distritos y convocar asambleas abiertas junto a trabajadores de otros programas que están igual o peor que el +ATR.

Con cifras alarmantes si hablamos de la pobreza actual (más del 40% en general, arriba del 60% en niñas, niños y adolescentes) se convierte en una verdadera necesidad pelear por una unidad tanto con otros trabajadores de la educación como con otros sectores de trabajadores y estudiantiles.
En el partido de La Matanza ya hay ejemplos de organización para enfrentar el ajuste. Esto significa que se puede organizar la bronca en las escuelas y en las calles.

Te puede interesar: Docentes +ATR de La Matanza se plantan contra la precarización de Kicillof

Hay alternativa: por la unidad se los trabajadores y un programa para que no paguemos los costos de la crisis

Es por todo lo anterior (y más) que desde La Marrón en Suteba y en el Frente de Izquierda Unidad peleamos por la coordinación de los distintos trabajadores, desocupados y el sector estudiantil. Apoyados en lo que se conoce como la "doctrina de la deuda odiosa ( https://www.laizquierdadiario.com/Mas-especialistas-confirman-que-la-deuda-es-odiosa)" sostenemos que están dadas las condiciones para realizar un desconocimiento soberano de la deuda fraudulenta con el FMI y los acreedores privados. Ya realizamos dos marchas el 11D y el 8F para mostrar que hay alternativa para que la crisis no la paguemos los mismo de siempre dónde también se sumaron trabajadores que impusieron su participación a las dirigencias peronistas como es el caso de ATE Capital.

Te puede interesar: Las mejores fotos de la marcha contra el FMI

Pero esto tiene que ir acompañado de otras medidas. Cuando decimos que tenemos que repartir las horas de trabajo a 6 horas 5 días a la semana es porque contamos con los recursos necesarios para poder hacerlo, afectando las ganancias de los capitalistas. Solo en el sector de servicios y en las grandes empresas se podrían generar más de un millón de puestos de trabajo. En docentes es aún más palpable, ya que mientras hay docentes que ocupan dos o más cargos, otros/as estamos con los planes precarizadores o directamente sin trabajo. Además, tanto las familias como les pibes que van a nuestras escuelas sufrieron, sobre todo en pandemia las consecuencias del ajuste y tuvieron que recurrir a trabajos cada vez más esclavizados.

Ya sabemos a dónde nos lleva el pago de la deuda: además de los recortes y tarifazos, los bancos y las grandes empresas que controlan el comercio exterior se fugan las ganancias que nosotros generamos cada vez que vamos a trabajar, por eso la nacionalización de la banca y el comercio exterior funcionarían como una medida defensiva ante estos ataques.

Por supuesto que no es un camino fácil pero es la única manera de romper el círculo vicioso que condena a generaciones y generaciones a una vida de miseria (más aún), pero entendemos que las luchas organizadas e impulsadas desde los lugares de trabajo, estudio y en los barrios populares son el camino. Las escuelas son un excelente lugar para impulsar las asambleas y organizarnos junto al resto de la comunidad educativa. Por eso, desde La Marrón, te invitamos a que seas parte.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

ATR-Quilmes-necesitamos-llevar-hasta-el-final-la-organizacion-de-los-precarizados