×
×
Red Internacional

A inicios de la semana pasada, signada por el índice de inflación 7,4% para julio, el más alto desde 2002, y la huelga nacional docente y el acampe en Plaza de Mayo del movimiento desocupados encolumnados en la unidad piquetera, fueron convocados plenarios de delegados generales de ATE Capital y de la CTA de la Ciudad.

Martes 16 de agosto | 14:39

Algún desprevenido hubiera esperado que, aunque sea en parte, en los plenarios el hartazgo de miles de laburantes que día a día vemos saqueados nuestros bolsillos y condiciones de vida, impulse acciones y planes concretos desde nuestros sindicatos. Pero no.

Apoyando al gobierno sin que se note

En el plenario de delegados convocado por la directiva de ATE Capital participaron varios sectores de distintos ámbitos de Ciudad y Nación.

Desde el principio, la mesa directiva intentó surfear una ola inocultable de disimulo: en el fondo y más allá de la situación que atravesamos lxs trabajadorxs, se trataba de convocar a una movilización junto con la CGT y la CTA de los trabajadores “contra los mercados, los formadores de precios, la derecha y contra el golpe”.

En esos términos, fue difícil para la mesa directiva disimular el apoyo al gobierno. Pero incluso desde sectores votantes del gobierno y militantes de la agrupación Verde y Blanca, no dudaron en mostrar su descontento con el gobierno en su conjunto como con el "superministro" Sergio Massa, dando cuenta del ajuste tanto en el salario como en la falta de personal en algunas reparticiones. En distintas intervenciones apareció el desgano de convocar junto a los gordos de la CGT como apoyo abierto al gobierno que ajusta.

Desde la Agrupación Marrón, intervino Marcelo Gomez, dirigente de la Junta Interna de la Dirección de Musica, denunciando sin ambigüedades el ajuste que está aplicando el gobierno al servicio del FMI, dando cuenta de que tomó el programa de ajuste de la derecha y los grandes grupos patronales.

A los que remarcan precios y especulan como los del “campo” sentándose en los silobolsas le otorgan un dólar privilegio, exclusivo para ellos pero que a la vez consideran insuficiente, y van por más. Todos estos sectores, incluído el gobierno, están en un plan de guerra contra les trabajadores. Por eso nosotros tenemos que responder, organizarnos para frenar el ajuste, con un plan de lucha y con cortes de rutas y accesos que pongan de relieve la fuerza que tenemos.

No aclares que oscurece. ¿Con y contra quienes tenemos que marchar lxs trabajadorxs?

Con un titánico esfuerzo de ambigüedad y cinismo para ocultar las responsabilidades políticas de la crisis económica y social, la convocatoria de ATE Capital dice: “En masivo plenario de delegades generales decidimos salir a la calle en #DefensaPropia, identificando a los enemigos reales: los sectores concentrados de la economía, los formadores de precios y el poder judicial que persigue a nuestros compañeres

En el país de ATE Capital y la CTA conducida por Yasky, el gobierno de Alberto Fernández no retrocedió en chancletas con los estafadores de Vicentín, tampoco convalidó el festival de la deuda macrista que hipoteca el destino de millones de familias obreras, con todas las “tribus” del peronismo dividiéndose las tareas .

Ni el congelamiento de la planta estatal a la cual se oponen de palabra, pero retacean cualquier acción real. Tampoco le acaban de dar un fabuloso negociado a los bancos con Massa a la cabeza, ni CFK inauguró la temporada de “todos contra los movimientos desocupados y sociales” haciendo propia la agenda de la derecha.

La “defensa propia” de la directiva de ATE Capital es un engaño para la clase trabajadora, convocando a una marcha contra “la inflación y la especuladores” pero cuyo objetivo indisimulable es apoyar al mismo gobierno que ejecuta los planes del FMI y cede ante los dueños del país.

Recuperar el salario, conquistar trabajo digno y terminar con la precarización laboral reduciendo la jornada laboral a 6hs cinco días, aumentar jubilaciones y la asistencia social sin afectar la ganancia capitalista, ni enfrentar al gobierno que recorta, planea un tarifazo y administra la crisis sin tocar a la vacas sagradas del agropower o los especuladores del capital financiero, es una ficción. Podemos enfrentar el ajuste y recuperar lo perdido, y la vía es confiar y organizar nuestra propia fuerza y no atarla a los planes económicos del gobierno peronista que profundizan la pobreza y el saqueo.

En ese cuadro de ubicación política, la subordinación al ajuste de Alberto y Cristina, no extraña que Yasky haya participado activamente del “operativo clamor” para que Massa fuese ungido “superministro” con el beneplácito de la embajada yanqui y las grandes patronales, ni que Catalano terciaria en favor de Quintriqueo en la disputa de patotas de Ate Neuquen. Más ajenos a los intereses de lxs trabajadores no se consigue.

En defensa propia, marchamos el 17A con el sindicalismo combativo

El asado y la heladera llena no volvieron. Y lo que permanece, inalterable, es la pérdida de nuestro salario, que en el caso del sector público, en relación al 20015, sufrimos un poda del 27,6 %. Precarizados, trabajadores informales, un 32%.

Las y los trabajadores ocupados y desocupados, precarizados y de los movimientos sociales, jubilados, estamos pagando el ajuste del FMI que nos empobrece pero que, a la vez, enriquece a las patronales y dueños del país.

Defensa propia” es poner en la calle toda nuestra fuerza y organización independiente de los planes del gobierno y la voracidad empresarial. Son ellos o nosotros, los trabajadores tenemos que tomar el control.

Te puede interesar: Crece la bronca contra la inflación: cuatro medidas para que defendamos nuestros bolsillos

Por eso hay que exigir asambleas abiertas a afiliados y no afiliados, democráticas, para discutir colectivamente un plan de lucha que prepare un paro general activo para derrotar el ajuste.

Es necesario que la clase trabajadora y los sectores populares intervengamos en la crisis, con nuestros métodos, organizaciones e intereses propios que no son los de la embajada yanqui, los sojeros y los especuladores financieros. Hay que meterse con los balances fraudulentos y romper lo que en los hechos es el control privado del comercio exterior por parte de un puñado de multinacionales, en lugar de plantear auditorías a los movimientos sociales congraciandose con la políticas reaccionarias de JXC y la derecha liberal.

Este miércoles 17, con la Marrón Clasista nos sumamos a la jornada independiente convocada por el sindicalismo combativo, la izquierda y las organizaciones piqueteras independientes en rechazo al ajuste, en apoyo a las luchas como la del SUTNA, y con una exigencia a la CGT (y las CTA), que rompan la subordinación al gobierno y convoquen asambleas y un paro general que sea el primera paso hacia un plan de lucha por todas las demandas del pueblo trabajador.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias