×
×
Red Internacional

Criminalización del cannabis. A un paso del juicio oral a jóvenes de Puan: "la persecución a la juventud es una constante"

Esta causa armada a 14 jóvenes de la localidad bonaerense de Puan, en la que Sergio Berni intentó mostrar (con spot incluido) un supuesto golpe a una "peligrosa banda narco", se acerca al juicio oral. Luego de la audiencia preliminar hablamos con Fabiana Herrero, la madre de Nicolás Lupin.

Lunes 18 de abril | 20:22

El pasado miércoles 13 de abril se llevó a cabo la audiencia de imputación de cargos (paso previo al juicio oral) en la causa abierta a 14 jóvenes cultivadorxs de la localidad de Puán (detenidxs desde el 14 de diciembre de 2020) por el fiscal Mauricio Del Cero y el juez Guillermo Mercuri, a instancias de una campaña de criminalización de la juventud encabezada por el ministro de seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni.

Lxs imputadxs llegaron a la audiencia esposadxs y con un fuerte despliegue policial... reforzando la imagen ridícula de peligrosos criminales que intentan pintar desde el Ministerio de Seguridad de Kicillof, como queda claro desde la publicación del spot de Berni que los tildó de "peligrosa banda narco" mientras mostraba con morbo cómo cientos de policías armados hasta los dientes destruían las puertas de las casas de lxs jóvenes del pequeño pueblo rural de Puan, que en muchos casos ni siquiera habían tenido contacto entre sí antes de las detenciones. Ya hemos publicado la desmentida de ese "rati horror show" de familiares y amistades de lxs detenidxs.

La defensa rechazó la propuesta de juicio abreviado elevada desde la fiscalía a cargo de Diego Torres (quien se encuentra reemplazando a Del Cero) y se hizo lugar a los cargos presentados, en su mayoría por "tenencia de estupefacientes con fines de comercialización".

Habiendo pasado casi un año y medio desde los allanamientos y detenciones, muchxs de lxs pibxs imputadxs siguen detenidxs o con prisión domiciliaria producto de una causa completamente armada y plagada de irregularidades, con la denuncia que le dio lugar a la investigación señalada como falsa por el propio supuesto "denunciante", el joven empleado municipal Kevin Torres. Él además denunció 8 años de hostigamiento policial por parte del agente Tebes, el mismo que figura en la foja 1 de la causa introduciendo su supuesto testimonio, y exigió en repetidas ocasiones y en distintas instancias judiciales que se le otorgue protección contra ese hostigamiento policial, sin resultados.

Esta causa armada sirve como demostración de fuerzas del ministro Berni y su política de mano dura y pretende mostrar a jóvenes cultivadorxs y consumidorxs como grandes narcotraficantes mientras quienes lucran con el negocio de la ilegalidad siguen libres y amparados por el poder político y judicial.

Desde La Izquierda Diario acompañamos a las familias de las y los jóvenes de Puan y pudimos hablar con Fabiana Herrero, madre de Nicolás Lupin, uno de lxs detenidos. Ella señaló que la causa sigue "exactamente igual, con todas las irregularidades y todas las dificultades que nosotros venimos denunciando desde el primer día."

En medio de una situación que dejó sin sostén económico a muchas familias (se trata de jóvenes que trabajaban en empresas aceiteras, locales gastronómicos, albañiles, etcétera, lejísimos de la vida lujosa de los grandes narcos con los que buscan equipararlos), algo que intentaron desde el primer momento resolver a través de la solidariad mutua entre las familias, Fabiana nos señalaba que el Estado no les dio contención de ningún tipo, ni siquiera apoyo psicológico. Nada más que persecución, criminalización y estigmatización desde sus instituciones.

Respecto a esa política de persecución Fabiana nos decía: "es una constante, en esta sociedad donde los chicos, la juventud no tiene un espacio, un lugar donde trabajar, donde estudiar, donde desarrollarse. Este tipo de persecución en los jóvenes es muy común y bueno en este caso como yo vengo diciendo desde el primer día de la causa: nos tocó a nosotros, pero mañana le puede tocar a cualquiera porque es un patrón que se repite continuamente."

"Para nosotros es muy importante que estén ustedes y que la sociedad sepa de estas cosas que nos pasan y que todos debemos comprometernos para que no se repitan" nos dijo al terminar la conversación. Desde este medio seguiremos acompañando la pelea contra la criminalización de la juventud, y dando voz a quienes se organizan para enfrentarla.

Esta causa se inició en medio de una escalada represiva llevada a cabo desde la Policía Bonaerense y el Estado, con el siniestro antecedente en la misma región de la desaparición forzada seguida de muerte de Facundo Castro, por el cual seguimos exigiendo justicia. Miseria, persecución y criminalización es todo lo que tiene este sistema para ofrecerle a lxs jóvenes trabajadorxs mientras se pone en el tope de las prioridades garantizar el pago de una deuda fraudulenta en beneficio de los especuladores y fugadores, en medio de la crisis social y económica. Y ese modelo no pasa sin represión.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias