×
×
Red Internacional

Con el acompañamiento de delegaciones de toda la provincia, el nuevo sindicato de salud ASSPUR junto a las y los trabajadores del sector, marcharon por las calles de la capital rionegrina. El gobierno de Carreras, en plena campaña electoral, sigue haciendo oídos sordos al sostenido reclamo.

Jueves 9 de septiembre | 13:38

La Asociación Sindical de Salud Pública de Río Negro realizó hoy una marcha provincial en Viedma, con la extensa participación del personal de salud de los hospitales de toda la provincia. Iniciado con una concentración frente al hospital Zatti, marcharon por las calles céntricas de la ciudad hasta llegar a la Legislatura, para luego dirigirse a las inmediaciones del Ministerio de Salud y la Casa de Gobierno.

En la marcha pudieron verse delegaciones de numerosas ciudades y localidades; desde Bariloche, Comallo, Cipoletti, Choele Choel, Beltran, Catriel, Valcheta, Conesa, Las Grutas, Río Colorado, Bolsón, San Antonio, Viedma; y la lista sigue. Como denuncian en sus panfletos que entregaban a la comunidad, esa que desde el primer día acompaña con sus aplausos desde la vereda: “a este gobierno el ambo le queda grande”, en referencia a la típica vestimenta de trabajo en sanidad. Es que Juntos Somos Río Negro no ha tenido problemas en hacer campaña electoral incluso con auspiciosos anuncios hacia el sector Salud, pero que han sido nada más que discursos y pose electoral.

Recuérdese, el conflicto se inició ya hace un año, y durante todo este tiempo no han sido respondidos los reclamos, primero como trabajadores hospitalarios auto-convocados, y ahora con el nuevo sindicato ASSPUR. Bajo la consigna “Un año en las calles”, ellos siguen sosteniendo el reclamo de una recomposición salarial del 75% para todo el personal de salud, el fin de la precarización laboral y la convocatoria a paritaria sectorial de salud con plena capacidad de negociación; entre otras demandas.

Durante todo el conflicto, la gobernadora Carreras contó con la ayuda de ATE y UPCN, las dos centrales de trabajadores estatales que se han sentado en las mesas de negociación ninguneando el reclamo. Su rol cómplice viene de hace rato. Ya en Octubre de 2020 se habían realizado movilizaciones denunciando su complicidad con el ajuste del gobierno. Durante años fueron los que dejaron caer por el piso el sueldo básico de enfermeras, médicos, técnicos y todo el personal de salud; negociando siempre a la baja. En plena pandemia, esto se profundizó. La bronca acumulada, más el ejemplo de “los elefantes” de Neuquén; fueron parte vital de la fortaleza con la que no bajan hasta el día de hoy sus aspiraciones.

Te puede interesar: Jornada de lucha de salud en Río Negro: crece la bronca contra las conducciones sindicales

Entre los discursos se destacó no solo la denuncia al gobierno y la afirmación de todas sus demandas; sino también la reivindicación de todas las y los trabajadores que estando en primera línea, han perdido la vida en su puesto de trabajo. Un sentido homenaje que contrastó con la apatía de un Gobierno y un Ministerio que ni siquiera se ha dignado a bajar de sus despachos a recibir un nuevo pedido de audiencia.

El personal de Salud de Río Negro ha dado una lucha ejemplar. El PTS en el Frente de Izquierda se hizo presente en esta importante marcha que, a días de las elecciones, demuestra que hay fuerza para continuar con el reclamo. Si el sector de hospitalarios y los centros de atención siguen en lucha, es porque no han bajado nunca los brazos. Merece todo el apoyo de la comunidad entera.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias