Política

CASO NISMAN

A seis años de la muerte de Nisman, la Justicia aún no pudo probar la hipótesis de homicidio

El 18 de enero de 2015 se encontró el cuerpo sin vida del ex fiscal de la Causa AMIA. Por años, la oposición de derecha, que al año siguiente sería gobierno, lo tomó como bandera. A pesar de lo dictaminado en primera instancia, no está probado su asesinato y pareciera que para Cambiemos ya no sirve tanto como campaña.

Mirta Pacheco

@mirtapacheco1

Lunes 18 de enero | 12:11

Su muerte fue un caso político, o más bien de campaña electoral.

Alberto Nisman fue por una década el fiscal de la causa AMIA, que debía investigar el atentado a la mutual judía para llevar justicia a los familiares de las víctimas, y optó siempre por comprar "carne podrida" de los servicios de inteligencia -en particular la CÍA- y seguir la llamada "pista iraní", en consonancia con el exgobierno de Néstor Kirchner que lo puso al frente de la investigación.

El ex fiscal no era un recién llegado a la causa, fue uno de los tres fiscales, junto a Eamon Mullen y José Babaccia -que en 2019 fueron condenados a dos años de prisión condicional por incumplimiento de funcionarios públicos, en el mismo juicio donde el ex juez Galeano, el primero que estuvo al frente de la investigación, también fue condenado por desvío de esa investigación. Hubo tantas irregularidades en el primer juicio de la AMIA, donde participaban el ex juez y los fiscales, que el mismo fue declarado nulo.

Te puede interesar: Absuelven a Carlos Menem en la causa por encubrimiento del atentado a la AMIA

Entonces, quien acompañó durante años a Mullen y Barbaccia, fue nombrado en el 2004 como el principal responsable de la unidad de investigación sobre el atentado. En ese momento Kirchner nombra también, como colaborador del ex fiscal, a Jaime Stiusso.

Cuando años después el gobierno de Cristina Kirchner, da un giro a la orientación que tanto ella como antes su marido, habían sostenido en torno a la culpabilidad de Irán (acorde al giro que el gobierno de Obama comenzaba a dar en su política hacia el país persa, mas "dialoguista", movido más por la propia conciencia de la crisis de hegemonía de la potencia imperialista), el servicio modelo de Stiusso, pasó a ser el enemigo público número uno del gobierno de Cristina Kirchner y Nisman, que siempre había seguido esa orientación contra Irán, comenzó una acusación -muy floja de papeles, contra el kirchnerismo, por el memorandun de entendimiento que funcionarios kirchneristas habían firmado con el entonces gobierno iraní de Mahmud Amadineyad.

El ex juez Claudio Bonadío, otro miembro del "partido judicial", fue quien impulsó judicialmente esa misma línea contra Fernández de Kirchner por la firma de ese acuerdo, que corría el eje sobre la responsabilidad del Estado argentino y continuaba con su impunidad, pero fue una decisión política, y no algo judiciable.

Te puede interesar: El Memorándum con Irán, la “prueba” para las detenciones que ordenó Bonadio

La muerte de Alberto Nisman, aquella madrugada de hace 6 años, fue bandera de Cambiemos contra el kirchnerismo, así continuaban judicializando la política. Un juego de polarizaciones que el kirchnerismo sabe jugar muy bien.

Ya el año pasado el acto por Nisman, convocado por la derecha tuvo menos asistencia y la DAIA y AMIA no quisieron ser parte de esa convocatoria, por primera vez. Sí se hizo presente la madre del ex fiscal.

Te puede interesar: Acto por Nisman: referentes de Cambiemos presentes y una convocatoria que logró poca adhesión

Al día de hoy solo hay una pericia de Gendarmería Nacional, ordenada por el exgobierno de Macri, que afirma, sin haber sido parte de la autopsia, que a Nisman lo asesinaron.

Lo cierto es que a 6 años de encontrado muerto a Nisman, el Poder Judicial no avanzó en la resolución de la causa (dentro de poco serán llamados a declarar decenas de servicios de inteligencia para que presten declaración).

Tampoco, a 26 años del brutal atentado a la mutual judía, se pudo obtener justicia y la impunidad en torno a lo ocurrido sigue vigente. Como afirman muchos de los familiares de las víctimas, sin la apertura irrestricta y completa de los archivos de la Policía y de la ex Side (hoy AFI) -lo que todos los gobiernos se negaron a hacer, más allá de los discursos y de maniobras que intentan mostrar esa apertura- con plenos derechos de familiares y organismos de derechos humanos, para investigar, es imposible avanzar con justicia.

Te puede interesar: Familiares de víctimas de AMIA sobre decreto de Fernández: “Los archivos seguirán cerrados”







Temas relacionados

Cambiemos   /    Atentado    /    Irán   /    Alberto Nisman   /    AMIA   /    Nisman y causa AMIA   /    Mauricio Macri   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO