Sociedad

Chile

21S: "DÍA MUNDIAL DEL ALZHEIMER"

A propósito del día Mundial del Alzheimer: ¿qué nos lleva a perder la memoria?

Luego del golpe cívico militar, mi abuelo “cual Quijote, prefirió la sin razón, a ese estado de cosas sin esperanzas”.

Valeria Yañez

Actriz, militante de Pan y Rosas. Equipo Escena Obrera

Viernes 21 de septiembre de 2018

En el marco del Día Mundial del Alzheimer, es necesario ahondar en el problema de la tercera edad, que cruza el problema estructural económico y social. La demencia senil va en aumento, esta enfermedad incapacita a quienes la padecen y puede ser devastadora para las familias o cuidadores.

Mi abuelo falleció de demencia senil o Alzheimer, mi abuela lo acompañó 10 años con su enfermedad, pero me dice que la dictadura lo obligo a olvidar, así como la quema de libros en la casa lo paralizó a seguir luchando.

Aún recuerdo sus palabras hace unos años, hablaba incoherencias, situaciones inventadas, la mirada perdida y el temblor en el brazo, pero lo que jamás iba a olvidar: Carlos Jara 1515, la dirección de la casa que lograron con lucha y organización junto a mi abuela. Hay cosas que no se olvidan.

Sin afán de personalizar mi relato, hoy quiero compartir una reflexión que hacía mi padre para el funeral del abuelo:

Nuestro padre fue un luchador.
Luchó contra la ignominia de ser un huacho siendo hijo de la inquilina se abrió camino entre patrones y ricachones.
Luchó por venirse a Santiago, abandonando ese campo natal, llegando a la capital que prometía.
En Cartagena lucho por la mejor flor y se la gano.
Luchó por una casa, un trabajo digno, y los tuvo
Luchó por ser el mejor obrero, el mejor carpintero.
Era un luchador en el fútbol,
era un espectáculo ver su pasión desde la orilla de la cancha los domingos en los partidos del amistad Santa Rosa su equipo del barrio,
o escuchando los partidos de Colo Colo.
Luchó por educación para sus hijos y lo logro.
Hizo de la militancia política su lucha.
Con orgullo recuerdo su pasión en esas lides.
Luchó por ser siempre joven, siempre alegre siempre ganador.
Jubilado, sin gobierno popular
perdió las ganas....
Prefirió luchar contra la cordura, que era una lucha contra este mundo
Cual Quijote, prefirió la sinrazón, a ese estado de cosas sin esperanzas.
En esa lucha nos obligó a darle todo el cariño que él, duro de antaño se negó a recibir.
Su última lucha por la vida fue fura triste, poco decorosa; pero que importa ya había cumplido su tarea, lucho por dejarnos lo mejor y para que diéramos lo mejor.

En la actualidad 35.6 millones de personas viven con demencia a nivel mundial, según estudios esta cifra se duplicaría para el 2030 Se considera la nueva epidemia del siglo XXI, lo cual es un reto para la salud pública a nivel mundial.

Mi abuelo tuvo el privilegio de contar con alguien que lo cuidara en la casa, una persona dedicada a él, junto a mi abuela. Un costo que terminó con todos sus ahorros, los cuales mi abuela logró hacer cundir durante los 10 años de degeneración que tuvo producto de la misma demencia senil. ¿Cómo lo hace una familia con un sueldo mínimo de $300.000 mil pesos?

Las familias con plata tienen recursos para pagar cuidadores o asilos decentes, pero los pobre son arrojados a los peores años de vida. Los medicamentos para mantenerse son caros, ansiolíticos, tranquilizantes, suplementos alimenticios que no están hoy disponibles en los centro de atención primaria. Quedan a merced además de los abusivos precios que imponen las industrias farmacéuticas; la Quetiapina, un tranquilizante, supera los $50.000 pesos en las farmacias.

La demencia en todas sus formas, por su magnitud e impacto social tienen que estar entre las patologías que la salud pública tienen que resolver, y el estado hacerse cargo. Además las pensiones de hambre arrastran a los adultos mayores a quedar en la miseria en sus últimos años de vida, después de haberlo dado todo.







Temas relacionados

Opinión   /    Salud   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO