×
×
Red Internacional

Es la instancia que fija el Salario Mínimo Vital y Móvil que tiene impacto en las prestaciones sociales y jubilaciones. Estaba fijada para el 17 de agosto, pero a pedido de la dirigencia de la CGT y la UIA se pospone… por un viaje de Daniel Funes Rioja. ¿Cuál es la nueva fecha?

Escuchá esta nota
Jueves 11 de agosto | 10:58

Con la firma del ministro de Trabajo, Claudio Moroni, este jueves se oficializó en el Boletín Oficial la postergación del Consejo del Salario. Por la mañana también lo confirmó la portavoz, Gabriela Cerruti, en conferencia de prensa: la nueva fecha será el 22 de agosto.

A pocas horas de publicar un índice de inflación de julio que batirá nuevos récords, para el gobierno, la CGT y la UIA el salario puede esperar. Cualquier motivo es válido para patearlo. Esta vez el argumento es más insólito que lo habitual: la razón de la postergación es porque el titular de la Union Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, decidió irse de viaje al exterior. Lo confirmaron fuentes del ministerio de trabajo a Télam, explicando que la decisión es "porque el 18 de agosto su presidente (de la UIA, Funes de Rioja) no se encontrará en el país".

La decisión de viajar del líder empresario, bastó para que la dirigencia de la CGT haga su papel habitual: no hacer nada en defensa de las y los trabajadores que siguen siendo atacados y ajustados con una inflación que no para.

En el caso del Consejo del Salario es peor: la definición del monto del salario mínimo vital y móvil impacta en los valores de prestaciones sociales y jubilaciones. Además suele ser una referencia para los millones de trabajadores y trabajadoras informales, un universo que supera el 40%. La CGT y la CTA que son quienes se sientan en la mesa de negociaciones con las cámaras empresarias y el gobierno, no se sonrojan de seguir dando la espalda a millones de trabajadores, formales e informales, jubilados, desocupados.

En agosto el salario mínimo pasó de un valor de $45.540 a $47.850. Si en junio ya había quedado por detrás de la canasta básica alimentaria ($ 46.525 según Indec), con los datos de inflación de julio que se publicarán este jueves está asegurado que seguirá siendo un salario mínimo de hambre.

Para quienes reciben prestaciones sociales la realidad es peor. La prestación por desempleo en junio y julio fue de un monto máximo de $21.083, y en agosto de $22.153.

Los ingresos para las mayorías trabajadoras siguen siendo de hambre. Corren siempre detrás de la inflación y nunca recuperan lo perdido. Hace dos meses el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) calculó que para los trabajadores informales, estatales y privados recuperen lo que perdieron en los ultimos 4 años, se les debería otorgar un bono que parta de $300.000. Solo para recuperar lo perdido. En el caso de los jubilados, el bono tendría que ser de mínima de $193.000. Muy lejos de de los $7.000, ¡y en tres cuotas! que anunció este miércoles Sergio Massa. Una burla al padecimiento de jubilados y jubiladas.

Te puede interesar: Falso: aún con el bono de Massa, la jubilación mínima perderá frente a la inflación

El trasfondo de la postergación del Consejo del Salario, es la negociación entre Sergio Massa y Cristina Fernández, y la conducción de la CGT y la CTA. Hay tensiones por las distintas visiones sobre si otorgar o no un bono de suma fija a trabajadores privados con menos ingresos. El eje es una disputa de poder entre ellos, muy lejos de buscar verdaderamente dar respuesta a los reclamos salariales más urgentes.

Te puede interesar: Ante el falso debate de Massa, CFK y la CGT: cuatro medidas en defensa del salario

La izquierda propone medidas de emergencia para dar vuelta el ajuste que se profundiza sobre los ingresos de las mayorías con la inflación. Como han planteado diputados del PTS - Frente de Izquierda y referentes del Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC), son:

1. Aumento de emergencia ya para recuperar lo perdido por cada sector: jubilados, ocupados y programas sociales.

2. Que esa medida de emergencia permita que nadie gane hoy menos de lo que cuesta una canasta básica, hoy valuada en 105 mil pesos, en el camino de lograr un salario mínimo igual a la canasta familiar que los trabajadores del Indec fijan en 161 mil pesos.

3. Por la reapertura de las paritarias, libres, partiendo de ese nuevo piso de recomposición, con paritarios elegidos en asambleas de base.

4. Cláusula gatillo que actualice en forma mensual y automática los ingresos.

Estas medidas tienen que ser parte de una salida de la clase trabajadora a la crisis, que incluye la pelea por trabajo genuino a través de la reducción de la jornada laboral y el reparto de esas horas, el no pago de la deuda con el FMI y otras medidas de fondo. Serán parte de las banderas de la marcha del sindicalismo combativo, las organizaciones sociales independientes y la izquierda este 17 de agosto.

Además, la Unidad Piquetera confirmó este jueves desde el acampe en Plaza de Mayo, que continuarán con el plan de lucha el 22 de agosto. Una nueva movilización el mismo día que se reunirá el Consejo del Salario.

Te puede interesar: Acampe en Plaza de Mayo: la Unidad Piquetera definió movilizar el próximo 22 de agosto


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias