×
×
Red Internacional

Despedida. A nuestra compañera y amiga Lucila

"Quedarás por siempre en nuestra ENAM, en las calles, en cada derecho por ganar, en cada situación injusta, ahí estarás presente para pelear y acompañarnos a ser más fuertes" le dice a Lucila su amiga y compañera en este cálido texto que publicó en las redes sociales.

Escuchá esta nota
Martes 1ro de noviembre | 20:22
Fotos de la autora y obreros de Shell

A nuestra compañera y amiga Lucila

Un día como hoy hace 5 años atrás poníamos en marcha el primer centro de estudiantes del ISFD 102 ENAM. Cuando comenzó todo allá por el 2016, iniciamos un recorrido arduo y lleno de trabas. Sin saber por dónde empezar. Comenzaste a pasar aula por aula invitando a les estudiantes a iniciar una organización para exigir mejores condiciones: cobertura de cargos docentes, boleto estudiantil, mejoras edilicias, cuestiones burocráticas que dejaban afuera del sistema a compas por la crisis económica, entre otras.

Lograste una gran participación en ese proceso, uniste por un reclamo colectivo a personas que ideológicamente opinabamos totalmente distinto. Empezaron las reuniones de delegades, asambleas, notas de reclamos e ideas para impulsar esa unidad.

En 2017, luego de pensar mucho el nombre y discutir criterios, armamos la primer lista para gestionar el centro: Tizas Libres. Queríamos que se llame así porque creías y creíamos que siendo futuros docentes tenemos que construir una educación libre, con consciencia.

Ahí comenzó la mayor travesía y aventura política dentro y fuera del terciario. Cargándote al hombro todas las responsabilidades, ayudando a les compas a solucionar todos los problemas, personales e institucionales, también discutiendo con quienes ocupaban cargos jerárquicos, o interpelando a docentes que hacían de la vida de les estudiantes una cursada tediosa.

Siempre estabas para poner tu cuerpo, tu voz y tu razonamiento. Enseñándonos a conquistar y luchar por todo lo que deseemos, y sin perder el foco frente a la opresión o violencia que recibiéramos. Nos enseñaste a caminar sin miedo.

Generaste relaciones con otres institutos, con docentes, estudiantes secundarios.
Cuando sucedió el femicidio de Anahí, fue un golpe muy duro para toda la comunidad, pero todo ese dolor que nos provocaba, lo convertiste en una pelea más íntima. Haciéndote carne de ello.

Abrazaste a les estudiantes secundarios, y les transmitiste, con esa calma que te caracterizaba, que había que pedir justicia, que no había que bajar los brazos por más dolor que tuvieran. Fuiste y sos una referente de esa lucha.

A su vez, continuabas con tus estudios en la carrera de Letras, profesión que tanto anhelabas. Metiéndole garra y pila, y otras veces cayendo en la bronca y enojo de no poder avanzar por cuestiones burocráticas.
Pero seguías.

Para poder sostener tu carrera vendías bizcochos, alfajores y otras cosas ricas; pero claro, no era lo que querías, vos estabas hecha para ejercer la docencia, transmitir valores, ideales, entusiasmo, conocimientos.

Lamentablemente este sistema terrorífico y capitalista no dejó que cumplas tus sueños, no dejó que te puedas recibir, que tengas la oportunidad de lograr tus objetivos. Ese perverso sistema te oprimió y te ganó.

O quizás no Lu, porque no logró ni logrará que repliquemos tus convicciones. Dejaste un legado inmenso en cada une de nosotros, dejaste tu solidaridad, empatía, esfuerzo, sabiduría, muchos ideales, y ante todo tu sonrisa, y esa paz que te caracterizaba, que es motor para que muches más continúen y continuemos peleando por vos y les miles de Lucilas de este mundo.

Un día como hoy te despedimos con angustia, dolor, tristeza, enojo; pero también con una sonrisa, por todo lo que fuiste y sos. Por eso, no creas que te vas a ir así como si nada, porque tu lucha es nuestra lucha, la vamos a llevar como bandera, no vamos, ni podemos permitir que haya más destrucción de personas que tienen tanta humanidad como la que tenías.

No dejaré ni dejaremos que el sistema y los cánones impuestos por la sociedad patriarcal, capitalista y destructora de ideales arrebaten más vidas como la tuya. Una vida tan valiosa como pocas, pero como muchas que aún seguimos construyendo y peleando por un mundo mejor para nuestres futures generaciones.

Querida amiga, compañera, colega, camarada Lu... dejo esta frase de tu primer remera de militancia que me regalaste hace años, porque sí, también eras una militante del partido de les trabajadores; de la violencia patriarcal, de las personas más vulnerables, de los 30 mil, de Mariano, Maxi, Dario, Anahí, Santiago, Tehuel, Rafael, Vivíana, entre miles de luchas más.
Sí, fuiste, sos y serás una militante connatural y revolucionaria.

Quedarás por siempre en nuestra ENAM, en las calles, en cada derecho por ganar, en cada situación injusta, ahí estarás presente para pelear y acompañarnos a ser más fuertes.

"La vida es hermosa. Que las futuras generaciones la libren de todo mal, opresión y violencia y la disfruten plenamente". León Trosky.

GRACIAS Y GRACIAS POR TANTO LU...
¡¡HASTA EL SOCIALISMO AHORA Y SIEMPRE!!


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias