×
×
Red Internacional

Megacausa en Jujuy. “A mi hermano lo desaparecen dos veces con la condenas de impunidad a Kairuz, Choffi, y Cachambe”

Virginia y Guillermina, hermanas de Carlos y Guillermo Díaz, obreros azucareros de la empresa Ledesma, detenidos desaparecidos en Calilegua, en 1974 y 1976, estuvieron presentes días atrás en la sentencia en los Juicios de Lesa Humanidad por la Megacausa que reunió delitos ocurridos durante la última dictadura militar en Jujuy.

Martes 6 de diciembre de 2022 | 11:59

Carlos Díaz, obrero y sindicalista de la empresa Ledesma, fue detenido el 28 de agosto de 1974 al igual que un grupo de obreros y dirigentes sindicales azucareros de la empresa. Un mes después de que Carlos Pedro Blaquier, de cuenta que había una “escalada de izquierdista en la zona”. De los primeros detenidos en la provincia de Jujuy en un gobierno democrático antes de la dictadura militar. Guillermo Díaz, de 20 años, tornero de la empresa Ledesma, militante del PRT ERP, fue detenido el 1 de julio de 1976. Ambos siguen desaparecidos.

La familia de Carlos y Guillermo fue testigo de las detenciones y lo que se conoció como la noche del Apagón en el pueblo azucarero de Calilegua y brindaron testimonios en la Megacausa ya que visualizan las camionetas de la empresa Ledesma en los operativos y también a personal a cargo de los mismos como Virgilio Choffi y Carlos Cachambe.

Virginia y Guillermina Díaz, fueron parte de quienes desde hace décadas vienen dando testimonio contra la impunidad de genocidas, y estuvieron presentes en la sentencia el viernes 2/12 en lo que se llamó la megacausa por juicios de lesa humanidad, que reunía causas como la de la Noche del Apagón y Mina El Aguilar y daba cuenta de la responsabilidad civil, empresarial y eclesiástica.

La sentencia fue para 19 represores, integrantes de las fuerzas de seguridad nacional y provincial. Las condenas a los genocidas fueron desde los 5 años a perpetua y una absolución que generaron diversas opiniones, más aún cuando genocidas como Juan de la Cruz Kairuz (5 años), Virgilio Choffi (8 años), y Carlos Cachambe (11 años), todos implicados en la causa de la Noche del Apagón y de las detenciones y desapariciones de obreros de la empresa Ledesma podrían quedar en libertad. Además de Carlos Pedro Blaquier, responsable empresarial del genocidio de Estado en la región del "ramal jujeño" que sigue impune.

LID: Acaban de dictar sentencia a los genocidas. ¿Qué mención podes decir al respecto?

Virginia Díaz: En lo personal no estoy de acuerdo con las condenas. En el caso de los genocidas Cachambe, le dieron 11 años, Choffi 8 años, Kairuz 5 años, ese es el calibre de sentencias que dieron a quienes cometieron delitos de lesa humanidad.

Son los responsables de la detención de mi hermano [Guillermo]. Los que allanaron mi casa, lo que torturaron a mis hermanos, sino también a los Córdoba y otros compañeros de Calilegua.

Respecto a la impunidad de Blaquier seguimos en la lucha. Ya le hicieron la pericia psiquiátrica. Tengo mucho dolor y bronca, la justicia es para quienes tienen plata.

Guillermina Díaz: la sentencia es con sabor a poco.

Carlos Cachambi tuvo una condena de 12 años. Es una persona que empezó a operar desde los años 70 en Calilegua, secuestró a mi hermano menor, y estuvo en el operativo de secuestro de mi hermano mayor en 1974. No es justo que pasen estas cosas.

Tendría que haber tenido cadena perpetua porque actuó en todos los secuestros de Calilegua y en el operativo en la noche del apagón, no es un dato menor.

Respecto al juicio Guillermina mencionó:

Nosotras no fuimos convocados al habeas data, cuando somos una pieza importante en este armado, conocemos el tema en Ledesma, en Calilegua que fue el epicentro de la represión. Venimos a testimoniar porque mi hermana Virginia hizo el trámite para dar testimonio.

Respecto a la impunidad de Blaquier afirmó: estamos luchando en soledad. El año pasado la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación que es querellante en la causa Blaquier dijo que era insano, que estaba viejito, le hizo un favor… Levantamos firmas para que se retire la Secretaría de la Nación como querellante, con semejante fallo cómo podemos confiar en alguien que dice estar del lado nuestro y nos pegaron un puñal de frente. Perdí confianza en la justicia…

Vamos a seguir luchando, que no crea Carlos Pedro Blaquier que se va a salir con la suya, mientras estemos vivos vamos a seguir en la lucha, y conseguir sentarlo en el banquillo de los acusados. Tiene que rendir cuentas sobre lo que hizo con los obreros de Ledesma.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias