Sociedad

ZONA SUR DEL GRAN BUENOS AIRES

A la grave situación de Villa Itatí se suman 53 casos de coronavirus en Villa Azul

En el marco del operativo DETecTAR llevado de forma conjunta en los municipios de Quilmes y Avellaneda, con la supervisión de Jorge Ferraresi y Mayra Mendoza, se detectaron 53 casos de COVID-19 sumado a 50 que están siendo observados. La provincia gobernada por Axel Kicillof en vías de convertirse en foco de contagio debido al hacinamiento y la falta de agua potable en las barriadas populares.

Domingo 24 de mayo | 18:42

El plan de testeos DETecTAR llegó tarde para frenar el aumento exponencial de contagios en Villa Azul, como lo muestran los resultados de tres jornadas consecutivas de llevar a cabo el Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en Terreno de Argentina.

Te puede interesar: Primer caso positivo en Villa Itatí y 38 sospechosos en la lindera Villa Azul

Villa Azul linda con Villa Itatí y en ellas viven unas 60 mil personas.
Como venían reclamando los vecinos, la falta de agua potable y el hacinamiento los deja expuestos al contagio de coronavirus, motivo por el cual exigen al municipio una solución inmediata y testeos masivos para identificar los casos asintomáticos y así prevenir el contagio.

Te puede interesar: Villa Itatí sin agua: los vecinos exigen una solución al municipio de Quilmes

Ante la negativa de los gobiernos municipal, provincial y nacional de invertir los fondos necesarios para llevar a cabo esta exigencia los vecinos se encuentran hoy en una situación de suma gravedad.

Te puede interesar: Villa Itatí de Quilmes: vecinos protestan en reclamo de testeos

Mayra Mendoza y Jorge Ferraresi estuvieron hoy supervisando el operativo Detectar con el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, y con el ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque, y han resuelto la conformación de un Comité Operativo de Emergencia y el aislamiento del barrio. Los vecinos denuncian que en el día de hoy por la mañana se descubrieron 26 casos, razón por la cual se realizó el relevamiento que develó otros 50 casos más. Dentro del operativo de aislamiento dispuesto por las autoridades municipales y provinciales se encuentra la medida tomada por el ministro de Seguridad de la provincia, Sergio Berni, con llegada de infantería, la policía y el apostamiento permanente del Grupo Geo para imponer un aislamiento total a fuerza de coerción, como si los barrios populares no padecieran ya el maltrato policial por la criminalización de la pobreza.

La situación de Villa 31, en la CABA gobernada por Horacio Larreta, fue un ejemplo que ilustró a las claras cual sería el resultado de llegar tarde con los dispositivos de testeo a las personas que presentarán síntomas en los barrios que no tienen ni siquiera agua para lavarse las manos. Cómo demostró el reclamo de los vecinos de Villa Itatí el agua falta desde siempre, al igual que en Villa 31.

Carla Lacorte, integrante del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos y dirigente del PTS en el FIT Unidad sostuvo: “La falta de agua y las condiciones de hacinamiento en los barrios del distrito empiezan a reflejarse en contagios masivos como vimos ya en la Villa 31 de CABA. Los operativos Detectar coordinados por la Intendenta Mayra Mendoza con los gobiernos nacional y provincial llegan tarde. Hace días los vecinos vienen denunciando la falta de agua y reclamando testeos masivos. Y no es la primera vez que se retrasan. En La Paz el DETecTAR llegó 17 días más tarde que los casos registrados en el Frigorífico El Federal. Lo mismo ocurrió en La Matera donde el operativo llegó veinte días después del primer caso padecido por una jubilada. Incluso anoche en los medios nacionales el viceministro de Salud de la Provincia Nicolás Krepak negó que hubiera casos en Itatí y Azul.

Te puede interesar: Quilmes en el ojo de la tormenta

Para enfrentar seriamente a la pandemia es fundamental la realización de testeos masivos en todos los barrios del distrito, particularmente en aquellos en los que las condiciones de vida pueden darle un carácter de propagación exponencial, así como dotar a los vecinos de todos los elementos sanitarios necesarios y a los médicos de todos los insumos y medidas requeridas para su protección. El pueblo trabajador no puede ser una víctima pasiva del virus mientras los bancos, las privatizadas y los grandes empresarios del campo y la ciudad siguen amasando fortunas. Si faltan fondos para los testeos que se saquen de un impuesto progresivo a las grandes fortunas y a las principales actividades empresariales como vienen proponiendo los diputados del FIT U y se viene negando a tratar tanto la oposición de derecha como el gobierno de Alberto Fernández, que parece haber retrocedido incluso de su insuficiente proyecto para gravar a las fortunas, mientras sigue subsidiando a los empresarios y habilitando las rebajas salariales. También estos fondos podrían usarse para un salario de cuarentena de 30.000 pesos. No estamos de acuerdo con el gobierno cuando dice que hay que elegir entre morirse de coronavirus o morirse de hambre. Más de fondo también hay que terminar con las condiciones de hacinamiento, que llevan décadas, en las que viven el 25 % de los habitantes del distrito. Hace falta un plan de viviendas y obras públicas controlado por los trabajadores y los vecinos”.
Para finalizar, la integrante del CeProDH alertó: “En estos momentos se están cercando los barrios afectados con fuerzas de seguridad. Hoy los vecinos de Itatí y Azul necesitan todas las medidas sanitarias para evitar la propagación del virus, no necesitan que los repriman. Fuera la policía, la prefectura y la gendarmería de los barrios del pueblo trabajador”

ACTUALIZACIÓN

A horas de haber sacado esta nota llega a la redacción de La Izquierda Diario Zona Sur la denuncia de los vecinos. El ejército empieza a sitiar el barrio violando la Ley de Seguridad Interior ante la mirada preocupada de los habitantes. Lo urgente es el acceso al agua potable, viviendas dignas para paliar el hacinamiento junto a elementos de bioseguridad, alcohol en gel y testeos masivos, no la militarización de Villa Azul y Villa Itatí.







Temas relacionados

Impuesto a las grandes fortunas   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Mayra Mendoza   /    Jorge Ferraresi   /    Quilmes   /    Sergio Berni   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO