Sociedad

OPINION - BAHÍA BLANCA

A 9 años del asesinato de Giuliano Gallo

Hoy se cumplen 9 años del asesinato de Giuliano Gallo. "Yuli" para sus amigos y sus seres queridos.

Miércoles 1ro de febrero | Edición del día

Hoy se cumplen 9 años del asesinato de Giuliano Gallo. "Yuli" para sus amigos y sus seres queridos. Yuli para Sonia, su mamá, que lo recuerda a cada momento. En las fiestas, en los cumpleaños. En un nuevo aniversario de su muerte. En las tardes de domingo en familia.

Yuli tenía 14 años cuando fue acribillado por la policía bonaerense en el barrio "Mi casita". No fue el primer caso de gatillo fácil en Bahía Blanca. Hubo otros. Como el caso del hermano de Estela, el ex-boxeador Néstor Vittadini, en el 2000. Tampoco el último. Habrá otros durante los años siguientes. Como el de Sebastián Bustos en diciembre del 2013, el hijo de Maria.

Un año después del asesinato de Yuli, la bonaerense desaparecía a Luciano Arruga. Caso que todos los que repudiamos la represión policial conocemos.

Pero la historia de Yuli no fue una más. Al menos no para mi. Yuli se convirtió en la causa de muchos jóvenes, que en ese entonces salimos a abrazar la lucha de Sonia, y su exigencia de justicia. Veníamos de participar en los comités antirepresivos ante la desaparición de Julio López. Entonces hicimos que el Centro de Estudiantes de Humanidades de la UNS se pusiera al servicio de esa lucha. La hicimos nuestra. Yuli nos cambió la vida a muchos. Aunque no lo conocimos, nos mostró de cerca la impunidad del aparato represivo del estado.

Por eso salimos a acompañar a Sonia en las calles. Y en cada 24 de marzo, en cada 18 de septiembre, en cada 19 y 20 de diciembre, seguimos exigiendo justicia para Yuli. Nunca me voy a olvidar cuando absolvieron a Guidobono, el perro guardián del estado burgués, que gatilló y mató a Yuli. La impunidad recorrió los pasillos de la Corte. Pero nuestro odio lo esperaba en la calle. Años después murió. Y el caso de Yuli quedó impune. Aunque todos sabemos que Guidobono no fue el único que disparó esa noche. También disparó el Estado.

Cuando pienso en Yuli, pienso en la foto que recorre las redes sociales, sonriendo con su gorrita puesta, similar a la foto que da vueltas de Luciano Arruga. Los pienso a los dos, con su juventud a flor de piel. Los pienso entre amigos. En la escuela. Lo pienso tomando mate con Vanesa.

Que sepan, que mientras tenga memoria, mi desprecio se lo llevaran ellos, los que te asesinaron: la policía, la justicia, el estado burgués que los protege.

A Yuli lo pienso tomando mate con Sonia. Y es ahí, cuando la abrazo en mis pensamientos, al mantenerlos vivos, en mi memoria.

¡Basta de gatillo fácil! No olvidamos, no perdonamos y no nos reconciliamos!
¡Giuliano "Yuli" Gallo, PRESENTE! ¡Ahora y siempre!








Temas relacionados

Juventud    /    Brutalidad policial   /    Criminalización de la juventud   /    Policía del gatillo facil   /    Gatillo fácil   /    Opinión   /    Provincia de Buenos Aires   /    Bahía Blanca   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO