×
Red Internacional

Crimen social.A 18 años de la inundación del 2003, la memoria del pueblo inundado sigue viva y todavía grita pidiendo justicia.

Este 29 de abril los santafesinos y santafesinas reclaman que la fecha sea declarada como "Día de la Memoria del Pueblo Inundado", y recordaron que “el principal responsable, el ex gobernador Reutemann, jamás fue imputado y sigue ocupando una banca en el Senado Nacional”.

Jueves 29 de abril | 20:05

Hace 18 años el agua del río Salado comenzó a ingresar por la obra inaugurada e inconclusa de la Circunvalación Oeste, rápidamente cubrió un tercio de la ciudad, inundando 43 barrios, más de 1200 manzanas, llevándose más de 28 mil hogares, afectando más de 130 mil personas. El costo humano de la tragedia se contabilizó oficialmente en 23 muertes causadas directamente por la inundación, pero ONGs y familiares elevan la cifra a 158 santafesinos y santafesinas que perdieron la vida por las consecuencias de una catástrofe totalmente evitable y que el pueblo santafecino recuerda aún con un amargo sabor de injusticia.

Fotografía de Eduardo Seval, 2003, Santa Fe.

Esas 130 mil personas despojadas de sus hogares en cuestión de horas e incluso en algunos casos en cuestión de minutos, en medio del terror más extremo que no habían soñado vivir, con el agua que ingresaba con tal fuerza que reventaba puertas y ventanas, retorcía rejas y estructuras de hierro como si fueran de papel.

Fotografía de Eduardo Seval, 2003, Santa Fe.

Carpa Negra y Acto en la Plaza 25 de Mayo.

Este año, teniendo presente todos los protocolos sanitarios, organizaciones sociales instalaron una carpa para reclamar que el proyecto que propone declarar el 29 de abril como "Día de la Memoria del Pueblo Inundado" está parado en la legislatura.
Allí mismo se llevó a cabo un acto a las 18hs que contó con la presencia de aproximadamente 60 personas.

Sele Grimalt, dirigente del PTS en la ciudad, nos relata "era responsabilidad del Estado esa obra que por inconclusa y mal planeada falló completamente, pero también era responsabilidad del Estado evacuar a toda esa gente, por eso decimos que el Estado es responsable de lo que ese 29 de abril le sucedió a las santafesinas y santafesinos y que no solamente fue producto de la crecida del Salado como nos quieren hacer creer”. Luego añadió “ahora dicen que representan la memoria de la inundación y organizan toda clase de actividades culturales pero la memoria durante estos 18 años vivió y vive en el pueblo que con cada tormenta todavía sigue luchando para que el agua no entre a sus precarias casillas y no perderlo todo, en cada piba y pibe que cada vez que llueve no pueden ir al comedor de su escuela por que las calles se le inundan por falta de obras”.
Por último denunció “ésta no fue una tragedia natural o imprevisible, y no solo por la falta o mala calidad de obras sino por el resultado de un modelo productivo que ha devastado los recursos naturales con desmontes, represas, avances del monocultivo y el negocio inmobiliario. Mientras los empresarios del agro, en complicidad con el PJ, la UCR y el PRO, amasan fortunas que quedan en manos de unos pocos, las consecuencias las paga el pueblo trabajador con su propia vida, sus hogares y lo poco que consiguieron tener”.

Reutemann, 18 años de impunidad.

La causa judicial avanzó por última vez en febrero de 2019, con la sentencia de tres años de prisión condicional al ex ministro de Obras Públicas de la provincia, Edgardo Berli, y al ex director de Hidráulica, Ricardo Fratti, hallados culpables del delito de estrago culposo, pero hubo apelaciones y nada está resuelto.

La causa judicial que debió dar esas respuestas ha pasado por las manos de más de 19 jueces, innumerables fiscales y muchos peritos, pero en 18 años no se ha podido llegar a ningún fallo esclarecedor. El reclamo para que la justicia provincial investigue las responsabilidades de otros funcionarios, como Reutemann, todavía sigue.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias