×
×
Red Internacional

Será este viernes a las 17 horas en Plaza de Mayo, para seguir exigiendo al Estado juicio y castigo a los responsables de su segunda desaparición.

Viernes 17 de septiembre | 13:04

Este 18 de septiembre se cumplen quince años de la segunda desaparición de Jorge Julio López. Aquel día de 2006, se dirigía a escuchar la sentencia de un juicio que fue histórico. Era el primero que se iniciaba luego de que fueran declaradas nulas las leyes de Obediencia Debida y Punto Final.

Su testimonio fue clave para condenar a Miguel Osvaldo Etchecolatz, dueño y señor de los Centros Clandestinos de Detención y Exterminio en el denominado Circuito Camps, de quién fue su mano derecha. López detalló cómo el propio Etchecolatz dirigía y ejecutaba las sesiones de tortura y los asesinatos. Él vio con sus propios ojos las ejecuciones de Patricia Dell’Orto y Ambrosio De Marco.

Pero Julio no llegó a la sala repleta de familiares de desaparecidos, sobrevivientes, organismos y militantes de derechos humanos. Había sido secuestrado, por segunda vez, y todos los indicios y sospechas llevan al entorno de Etchecolatz. Ese mismo día, desde la querella de Justicia YA!, integrada, entre otras, por las abogadas Myriam Bregman, Liliana Mazea, Guadalupe Godoy, se presentó un habeas corpus, con la certeza de que Julio había desaparecido. Empezaba así un derrotero de lucha contra un Poder Judicial que hizo todo para obstaculizar la investigación, y el Estado y gobierno, en ese momento presidido por Néstor Kirchner, que buscó encubrir para no ir a fondo contra la Policía Bonaerense.

Te puede interesar: Caso Julio López: piden elevar su causa a la Corte Interamericana de Derechos Humanos

El objetivo era frenar la condena a Etchecolatz y paralizar los juicios a los genocidas, no lo lograron gracias a la enorme lucha en las calles. Los organismos de derechos humanos independientes del Estado, junto a miles que exigían su aparición con vida, permitieron no solo que los juicios siguieran y que la aparición de Julio fuera una enorme bandera de lucha por su aparición con vida y juicio y castigo a los responsables.

Pero un verdadero pacto de impunidad se selló entre las fuerzas de seguridad, el Poder judicial y los sucesivos gobiernos. Quince años después sigue sin haber un solo imputado. “Monumento nacional a la impunidad”, así calificaba Adriana Calvo, referente de la Asociación de Exdetenidos desaparecidos, a la causa judicial. Y efectivamente así fue.

Podés leer: Las voces de Julio López y Nilda Eloy volvieron a acusar a Etchecolatz

Por eso seguimos en la calle. Este viernes el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, integrado por organismos de derechos humanos independientes del Estado, organizaciones sociales y partidos de izquierda, llama a concentrar a Plaza de Mayo.

Te puede interesar: Etchecolatz, de La Noche de los Lápices a la desaparición de Julio López




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias