×
×
Red Internacional

Este 8M cientos de mujeres y disidencias salieron a las calles transerranas al calor de la enorme movilización que se dio a lo largo y ancho del país. Convocadas por la Asamblea Ni una menos Villa Dolores y Mina Clavero, en las calles hicieron oír sus demandas.

Loly RivarolaPan y Rosas Traslasierra

Miércoles 10 de marzo de 2021 | 15:46

En la localidad de Villa Dolores se dieron cita en la Plaza Mitre de la ciudad y en la localidad de Mina Clavero desde Plazoleta Merlo partió la marcha. Ninguna olvidó su cartel, su consigna. Marcharon estudiantes, docentes, trabajadoras de salud, estatales, amigas, organizaciones políticas y sociales y familiares de las víctimas. También hubo concentraciones en otras partes del Valle como en La Paz y Villa de las Rosas. No faltaron las intervenciones artísticas, que a través del arte se sumaron a esta lucha.

Este 8M fue nuevamente una demostración de la fuerza del movimiento de mujeres. Las demandas centrales fueron la exigencia de justicia por las víctimas de femicidio. Al grito de Ni un menos, vivas nos queremos se sumaron las exigencias de las mujeres trabajadoras contra la precarización laboral, la falta de presupuesto para terminar con la violencia de género, verdad y justicia por las desaparecidas de la zona.

En la ciudad de Villa Dolores marcharon encabezando la columna familiares de Claudia Carrizo victima de femicidio en el año 2016 en la localidad de Las Tapias y Nilda Peano víctima de femicidio reciente en la localidad, en enero de este año. Al finalizar la marcha se leyó el documento elaborado por la Asamblea Ni Una Menos Córdoba al cual se le incorporaron las demandas locales.

El documento denunció la responsabilidad del Estado y los gobiernos por la falta de presupuesto real que de fin a esta escalada de violencia machista. Denunció a la justicia que no hace nada ante las denuncias de las victimas y hacia las fuerzas de seguridad responsables del 17% de los femicidios. También se escucharon las demandas de las disidencias contra los crímenes de odio, se denunció además los recortes en salud.

Las exigencias a los municipios locales no faltaron, porque en consonancia con los gobiernos nacional y provincial no destinan recursos para esta problemática, por el contrario tienen a sus trabajadoras precarizadas y sobrecargadas; principalmente a aquellas que se ocupan de la atención a las víctimas de violencia y en el caso de Villa Dolores con un Polo de la Mujer totalmente vaciado.

Este 8M expuso notoriamente la responsabilidad del Estado y sus Gobiernos dado que las políticas públicas tanto de los gobiernos nacionales como provinciales mostraron su fracaso para terminar con la violencia machista.

Es claro que sin presupuesto real, sin pase a planta permanente de las trabajadoras del polo de la mujer, sin declarar la emergencia contra la violencia de género, no vamos a frenar este flagelo. No queremos contar ni una víctima más, tenemos que tener bien claro que por crear algunos juzgados más o penalizar la violencia, no le pondremos fin. Pues cuando llegamos a la justicia, es porque tenemos otra víctima más.

Es por eso que este movimiento seguirá en las calles porque sabemos que nunca nadie nos regalo nada. Todas las conquistas del movimiento de mujeres y los sectores oprimidos se ganó en las calles.

Te puede interesar:[Fotos] En Córdoba fue masiva la movilización este 8M




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias