×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Las trabajadoras del Hospital Larcade a la cabeza de la movilización denunciaron la situación que atraviesan y la lucha que vienen llevando adelante contra el municipio, sin embargo la marcha no llegó hacia allí por el rechazo de un sector de la Asamblea Feminista del Conurbano Bonaerense. Desde Pan y Rosas acompañamos y gritamos bien fuerte: ¡El Estado y los Gobiernos son responsables!

Martes 9 de marzo | Edición del día

Al grito de "sin esenciales no hay hospital, precarizadas no vamos a trabajar", las trabajadoras del hospital Larcade se movilizaron en San Miguel este 8M. Antes, a las 11 de la mañana, realizaron un "aplausazo" como cada mañana en las inmediaciones del hospital, esta vez conmemorando el Día Internacional de las Mujeres. A pesar que las trabajadoras propusieron a las organizadoras de la movilización del 8M marchar frente a la municipalidad de San Miguel para darle un mensaje al intendente, esto fue negado por sectores que son parte de la Asamblea Feminista del Conurbano Noroeste. Desde Pan y Rosas acompañamos la propuesta de marchar frente a la municipalidad para mostrarle al intendente que las trabajadoras del Larcade no están solas y vamos a pelear hasta que triunfen.

Te puede interesar: Trabajadores del Hospital Larcade marcharon contra salarios de miseria, vaciamiento y persecusión

Hace meses que las y los trabajadores del Hospital vienen llevando adelante una enorme pelea contra el Municipio por las condiciones de precarización extrema que atraviesan y las pésimas condiciones del sistema de salud público. Sin embargo el intendente de Juntos por el Cambio Jaime Méndez sigue sin dar ninguna respuesta a su situación, por el contrario, manda a patotas a amenazar y perseguir a las y los trabajadores.

Te puede interesar: Escándalo en el Hospital Larcade: los trabajadores denuncian que el municipio les prohíbe votar

Una vez llegadas a la plaza, donde confluyeron con organizaciones sociales, políticas y feministas, dos trabajadoras del hospital tomaron la palabra y contaron a todas las presentes su situación:

"Nos pagan dos pesos. Nos tenemos que ir a trabajar al privado, que nos pagan tres veces más. Por lo tanto, los profesionales sumamente calificados se van porque no pueden mantener a sus familias. Esto es el vaciamiento de la salud pública. ¡En el Larcade logramos unirnos todos los trabajadores sin importancia de género para decir basta! Hace años que se nos viene vulnerando y en especial a las mujeres.”

Al finalizar la jornada, se leyó el documento de la Asamblea Feminista del Conurbano, donde se responsabilizó al Estado y los gobiernos por el desfinanciamiento sistemático de los programas para atender los casos de violencia de género.

Por último, Lara, militante de la agrupación de mujeres y disidencias Pan y Rosas, tomó la palabra y denunció la responsabilidad de los gobiernos de Fernández y de Kicillof que destinan $149,00 por mujer para casos de violencia, que tienen sólo 58 refugios para 8.700.000 mujeres que hay en la provincia, dando a entender que la vida de las mujeres no es prioridad para este gobierno. Finalmente saludó a las trabajadoras del Hospital Larcade, que están luchando contra la precarización laboral y por la salud pública, remarcando que son un ejemplo de lucha para las mujeres que hoy sufren las consecuencias de la crisis que recae doblemente sobre las mujeres.

"Acá tendríamos que estar haciendo una gran asamblea para discutir entre todas un plan de acción para terminar con la violencia que ejercen sobre nosotras. Acá como en la asamblea del conurbano hay sindicatos, delegadas, organizaciones políticas que se tienen que poner a la cabeza para que dejen de matarnos y para que las trabajadoras del Larcade triunfen. Por eso que queremos convocarlos a impulsar un comité de solidaridad en apoyo a las trabajadoras, porque si ellas ganan ganamos todas y todos"

Después del 8M hay que seguir coordinando las luchas, junto a otros sectores que también están peleando. Hay que seguir organizados junto a las mujeres, los jóvenes y los trabajadores de la zona; trabajar juntos para derrotar al municipio. Lamentamos que el 8M la movilización en San Miguel no haya pasado por el municipio. Con todas las trabajadoras del Larcade a la cabeza, las jóvenes, y organizaciones de mujeres y disidencias, se podría haber golpeado fuerte en las puertas del municipio y mostrarle al intendente la fuerza de las trabajadoras y la solidaridad de toda la comunidad. Para que la lucha del Hospital Larcade triunfe.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias