Géneros y Sexualidades

#8M Bahía Blanca: A nosotres no nos pueden callar ¡Paremos todes!

Cuando se quiere tapar el sol con las manos. Una invitación a fortalecer todas nuestras luchas.

Jueves 7 de marzo | Edición del día

En relación a años anteriores las discusiones de la preparación del 8M en Bahía Blanca se vieron atravesadas por diversas experiencias, posiciones y espacios políticos. Los intercambios fueron desde ¿A quiénes convocamos a movilizar? hasta ¿Quiénes son los responsables políticos y materiales de la situación de las mujeres trabajadoras y sectores de la diversidad sexual en el marco del ajuste del gobierno de Macri, la oposición y sus cómplices?.

A diferencia de otros años las asambleas se vieron nutridas como nunca antes, fueron de las más grandes de nuestra ciudad. Esto es un anticipo de que este 8M vamos a llenar las calles.

Queremos que el debate vaya más allá de las asambleas de las que fuimos parte, en las que se conformó el documento que se va a leer al comienzo de la movilización y también los criterios de participación. De todos los debates que cruzaron la asamblea hay uno que nos parece fundamental retomar: ¿Quiénes son los responsables políticos directos de la situación de las mujeres y de la diversidad sexual?.

Consensos que ocultan: Un debate con el kirchnerismo

Hay que decirlo claramente, no se puede acallar la responsabilidad política de todos los gobiernos desde la vuelta de la democracia hasta hoy: radicales, peronistas, de la alianza, del kirchnerismo y del macrimo, que empujaron a miles y miles de mujeres al aborto clandestino, y a la muerte a todas aquellas que no pudieron pagar el costo de una clínica privada. Y si bien esto siempre estuvo denunciado en el documento del 8M, esta vez ganó la posición engañosa de no nombrar los espacios políticos en pos de “la unidad del movimiento de mujeres”.

Este argumento en manos de sectores peronistas y kirchneristas que participaron de la asamblea como el Frente de mujeres e igualdad de géneros de La Cámpora, Frente Nacional y Popular, y Movimiento Evita busca “lavarle la cara” y eximir de culpa y cargo a quienes gobernaron durante 12 años en alianza con la iglesia y manteniendo la clandestinidad del aborto. Para ello contaron con el apoyo de Patria Grande, el Partido Solidario, las Socorristas y sectores de la Granate -conducción del SUTEBA Bahía Blanca-.

No deja de ser llamativo que quienes proponen impulsar un frente antimacri con los (ex) traidores que ahora son aliados, incluyendo no solamente a los votadores seriales del ajuste de Macri sino también al peronismo celeste, son las mismas que impiden la participación de varones en la jornada del 8M, como todes aquelles pibes que son parte de la marea verde y acompañan la lucha de las mujeres y cuerpos gestantes por el aborto legal. ¿Unidad con los dinosaurios por arriba y separatismo con les pibes por abajo?

Desde las propuestas que llevamos desde Pan y Rosas se incorporó la denuncia a Manzur, ex ministro de salud del kirchnerismo, Morales, actual gobernador de Jujuy por Cambiemos y Urtubey, gobernador de Salta por el PJ, todos ellos por obligar a menores embarazadas producto de violaciones a llevar adelante su embarazos y partos. Como también la exigencia de la separación de la iglesia del estado, y el repudio a los dichos del Papa de que el feminismo es “ machismo con polleras”.

La unidad antimacri que propone el kircherismo tuvo su primera prueba de fuego este 8M negándose a denunciar a todos aquellos que desde distintos puestos políticos ocupados desde el Estado han perpetuado nuestra opresión, impidiendo por ejemplo que se incluya en el documento a quienes se opusieron a la legalización del aborto, en la cámara de Senadores y Diputados.

Te puede interesar: ¿Adónde va el movimiento de mujeres?: polémica entre la izquierda y el kirchnerismo

Esto se replicó a la hora de discutir quienes acompañan y aplican en sus provincias el ajuste del gobierno de Macri a medida del FMI.

Una invitación a fortalecer nuestras luchas

Este 8M es fundamental que llenemos las calles, miles de mujeres y de la diversidad sexual marchando en el mundo para darlo vuelta todo. Marchar con Pan y Rosas es apoyar la lucha para que no pagen al FMI con nuestro futuro, porque la deuda es con nosotras. No callamos nuestra voz porque denunciamos claramente a todos aquellos gobiernos que mantuvieron la clandestinidad del aborto y que son garantes del ajuste del gobierno nacional, reforzando las cadenas de opresión y explotación que pesan sobre nosotres.

Porque la unidad a la que apostamos es de todes las pibas y les pibes que luchamos por nuestros derechos y no un falso argumento de unidad para el perdón de todos los dinosaurios. Porque las mujeres somos la mitad de la clase trabajadora necesitamos que el paro de mujeres, lesbianas, no binaries, trans y travestis se transforme en un paro de toda la clase trabajadora, y que las centrales sindicales peronistas y oficialistas tengan que salir de la quietud que garantiza el avance de las medidas de ajuste como los tarifazos. Para darlo vuelta todo este 8M marchá con Pan y Rosas.

Te puede interesar: Conocé a Pan y Rosas







Comentarios

DEJAR COMENTARIO