×
×
Red Internacional

Los trabajadores de la salud se están sumando a la segunda edición de la Marcha contra el FMI en Argentina. La Junta Interna de ATE del Hospital Garrahan, lista 5 de la CICOP, junto a 200 organizaciones sociales y políticas son parte de la convocatoria e invitan a los trabajadores de la primera línea a sumarse. Los sindicatos tienen que llamar a movilizar.

Jueves 3 de febrero | 10:36

Nos sumamos a las más de 200 organizaciones de trabajadores ocupados y desocupados, ambientales, políticas y sociales que están convocando una gran movilización en todo el país contra el FMI este 8 de febrero. Desde la marrón llevamos la propuesta a todos los hospitales y clínicas. En momentos dónde el gobierno condena nuestro futuro a precarización y contaminación ambiental, la única forma de enfrentarlos es siendo millones en las calles.

Los anuncios del pasado viernes sobre el acuerdo con el FMI sólo pueden despertar desconfianza para quienes conocemos la historia previa de nuestro país y el mundo con el organismo de crédito internacional. Ya lo vivimos en los 90 y comienzos del 2000. Sin embargo, por parte del gobierno se escucha que con este acuerdo vamos a seguir creciendo, que no va a haber ajuste.

La idea de poder pagar sin más ajuste ni reformas estructurales, contrasta con la licuación de nuestros salarios por la inflación y los magros presupuestos que se vienen asignando a salud, incluso en plena pandemia. Para llegar a fin de mes la mayoría tiene que trabajar como mínimo en 2 lugares o haciendo extras. En los hospitales la atención se sintió aún más, se trabaja con recarga de pacientes y poco personal, con condiciones muy precarias, sin acondicionamiento de los mismos a estar ya a 2 años de la pandemia y con servicios cerrados por completo porque la mayoría van contagiándose. Precarizando aún más nuestras condiciones laborales.

Por su parte, nuestros pacientes y sus familias viven cada vez peor, el acceso a los tratamientos se le está haciendo cada día más costoso, los medicamentos aumentaron un 45% en 2021 y los laboratorios con el negocio de las vacunas la siguieron levantando en pala.

La pobreza es del 40 % y con este acuerdo que impone tantas restricciones al gasto, es obvio que va a ir en aumento. Ni que hablar si sumamos el impacto de la inflación en los alimentos, el gasto que significa pagar un alquiler y el aumento de tarifas de servicios públicos que deberían estar garantizados por el estado y no en manos de privados.

Con este acuerdo hipotecan el futuro de nuestros hijos. El FMI viene por todo, por eso es necesario sumar fuerzas y unificar nuestros reclamos a los de nuestros pacientes, tenemos que luchar por salud, vivienda, trabajo, y tirar este acuerdo.

¿Qué rol vienen jugando los sindicatos?

Las conducciones gremiales vienen de comunicado en comunicado sin mover un pelo en defensa de los trabajadores y sólo marchando cuando toca apoyar al presidente en algún acto. Son sucursales del partido de gobierno más que espacios de defensa de nuestros derechos, que cuando se trata del sistema público, implica plantarse contra el propio Estado-patrón. Lejos de eso, la CTA anuncia de antemano que no era posible enfrentar este acuerdo y que debemos resignarnos. Con ese discurso, dejan pasar el ajuste que fue y el que vendrá. Es necesario que todos los que rechazamos este ajuste nos unamos en la calle para tirar abajo este acuerdo. Las conducciones de los gremios como ATE deberían llamar a un plenario de delegados, convocar asambleas en cada lugar para llamar a movilizar para que la deuda no sea pagada por nosotros y romper con la complicidad al co-gobierno del FMI.

Desde el Frente de Izquierda Unidad, nos movilizamos el pasado 11 de diciembre en repudio a este acuerdo, una movilización enorme de más de 35 mil personas y lo volveremos hacer el martes próximo, 8 de febrero. Pacagnini, dirigente de la CICOP estuvo presente en la asamblea del Parque Lezama pero aún, no han sacado convocatoria conjunta como sindicato. La JI de ATE Garrahan, la lista 5 de CICOP, ATE Córdoba, médicos municipales en lucha junto a más de 200 organizaciones políticas y sociales. Todos los sindicatos deberían movilizar y convocar a los trabajadores. ¡Tripliquemos las fuerzas!

Te puede interesar: A las calles contra el acuerdo con el FMI: 5 motivos para copar Plaza de Mayo el 8 de febrero




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias