8 de marzo en Rosario: un debate necesario sobre el movimiento de mujeres

Martes 10 de marzo de 2015 | 23:44

El día de ayer, 9 de marzo, miles y miles de compañeras nos movilizamos en todo el país por el Día Internacional de las Mujeres. En las principales ciudades, enormes columnas pisaron y gritaron fuerte porque peleamos por una larga agenda de todos los derechos que los gobiernos y la Iglesia nos niegan. Las calles son nuestra salida.

No vienen de la mano de Cristina, ni de la “voluntad” de la oposición que nos concederá nada.

En Rosario, también nos movilizamos. Fuimos más de mil mujeres las que salimos desde la Plaza San Martín. Pero, a diferencia del resto del país, al cierre hubo dos actos: uno encabezado por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, junto al Nuevo MAS, y el otro, por el Frente Social y Popular (PCR, Patria Grande, MST). Esto debe abrir un profundo debate en las distintas organizaciones sobre qué horizonte expresó cada acto y cómo poner en pie un verdadero movimiento de mujeres combativo y de lucha. Con esta perspectiva, apuntamos algunas reflexiones.

Nosotras NO saludamos al Papa, ¡aborto legal ya!

Parecería que, entre feministas y marxistas, se estaría planteando una verdad de perogrullo, pero lamentablemente no es así. Lo repetimos: nosotras NO saludamos al Papa. ¿Y por qué tanta insistencia?

En el documento del acto del Frente Social y Popular no se denuncia de manera contundente que los gobiernos nacional y provincial tienen un pacto sellado con el Papa y el Vaticano graficado en la reforma del Código Civil reaccionaria. Son, claramente, los principales enemigos de nuestros derechos. Esta omisión no viene de la nada, sino que se desprende de que su principal candidato nacional en las próximas elecciones presidenciales, Víctor De Gennaro, viajó especialmente a Roma hace algunos meses a saludar calurosamente al Papa argentino, como denunciamos en La Izquierda Diario.

Desde el Frente de Izquierda resolvimos, luego de una profunda discusión con las compañeras del FSP, realizar un acto de cierre independiente porque no hay movimiento de mujeres posible que conquiste sus derechos, si no hay una lucha decidida por denunciar la alianza del Estado en todos sus niveles con la Iglesia femicida: la misma que avala el aborto ilegal, junto a CFK y los gobiernos provinciales, permitiendo que se sigan muriendo más de 300 mujeres pobres por año. No seremos parte de ningún acto donde no se denuncie esto como eje estructural de nuestro pronunciamiento.

El FSP con el PCR y Patria Grande a la cabeza, para lograr un armado nacional que no se sabe dónde va ni qué quiere y para salvaguardar a sus figuras más o menos conocidas a costa de cualquier cosa, pretende negarle al movimiento de mujeres la pelea efectiva por la separación de la Iglesia y el Estado.

Desde Pan y Rosas, en las antípodas, marchamos detrás de una bandera que indicaba: “Nosotras NO saludamos al Papa, ¡aborto legal ya!” En nuestro acto se gritó bien fuerte esta denuncia.

Las docentes hoy, emblema de la lucha de las mujeres trabajadoras

En Santa Fe, las docentes de a miles, están parando por salario digno a pesar de sus burocracias sindicales. Sin dudas, si este 8 de marzo encuentra a miles de mujeres trabajadoras en asambleas y en las calles enfrentando a los gobiernos kirchneristas y opositores, la marcha debe ser una gran jornada de solidaridad en apoyo a las maestras. Otra cuestión que resultará una verdad de perogrullo, que lamentablemente tampoco lo es.

Siendo parte de la discusión sobre el contenido del acto de cierre, criticamos que la lucha docente no sólo que no era el eje central del documento que proponía el FSP, sino llegó al colmo de estar completamente ausente, así como también la mención de la responsabilidades del PS de Bonfatti y Balagué (a pesar de que ellos cobren fortunas).

Desde La Izquierda Diario, en otra ocasión, polemizamos duramente contra el Partido Ciudad Futura (que se presenta a elecciones en categorías locales) porque, con sus declaraciones que reivindicaban el comienzo de clases en su escuela ETICA, estaba atacando de manera teledirigida la lucha docente. Recordemos que fue en el mismo contexto en el que la Ministra de Educación afirmó que cada día que los docentes no trabajen, será descontado. Así es, el Partido Socialista viola el derecho a huelga y el PCF de Monteverde con inoportunas declaraciones. Con esta organización la discusión parte de mucho más atrás ya que, consecuentemente, ni siquiera se movilizaron este lunes por el Día Internacional de las Mujeres como tampoco lo hicieron en la marcha docente.

Con el Frente Social y Popular discutimos muy duramente, porque esta ausencia de solidaridad se vuelve más grave siendo que estas corrientes son parte de la conducción de AMSAFE y de la CTA. Ya no se trata de discutir los mejores métodos para convocar a movilizar a cientos de docentes. Esta brutal omisión se vuelve refractaria a cualquier participación de las maestras.

En el acto del FIT, por el contrario, fue otra de las principales exigencias porque entendemos que no hay movimiento de mujeres combativo si no se ponen bien alto las banderas de la mujer trabajadora.

Al igual que en el ENM, una metodología burocrática y extorsiva

Desde Pan y Rosas junto a las organizaciones del FIT fuimos parte de un insistente debate con las distintas organizaciones para conquistar un cierre unitario en este día de lucha. Entendimos que la negativa rotunda por fundar un nuevo documento asentado en estos ejes, estaba basada en concepciones del régimen, alianzas electorales y un escenario de elecciones que presiona a la centroizquierda a diluir aun más sus denuncias. Propusimos una nueva alternativa. Planteamos a las organizaciones que integran el FSP que se abra el micrófono así, cada agrupación o bloque político pudiera dejar expresado sus denuncias y posiciones. Como en todas las marchas anteriores, se negaron defendiendo a “capa y espada” que se expresen sólo su discurso.

Esta metodología no nos toma por sorpresa ya que es la misma que utilizan y enfrentamos en cada Encuentro Nacional de Mujeres, donde en los actos se expresan de manera monolítica las posiciones de la Comisión Organizadora (PCR) y se prohíbe votar en los talleres impidiendo que se demuestre la verdadera relación de fuerzas a favor del aborto legal, ocultada bajo un “consenso” mentiroso que encubre a la Iglesia.

Esta extorsión burocrática y rupturista nos parece inaceptable. No renunciaremos, en pos de la “unidad”, a denunciar a los gobiernos y la Iglesia y apoyar a las mujeres trabajadoras en la pelea por nuestros derechos. En cada acto nos movilizamos para dejarlo bien en claro.

Las peleas de las mujeres del Frente de Izquierda por un movimiento de mujeres independiente

Frente a esta disyuntiva, las organizaciones mayoritarias del FIT y el Las Rojas-Nuevo MAS cerramos en un acto para darle a la perspectiva por un movimiento de mujeres, una salida de independencia política de los gobiernos y la Iglesia, sin subordinar ninguno de estos principios. Así lo expresamos en las elecciones, ya que nuestras listas serán las únicas que le pondrán voz a los reclamos de las mujeres y exigirán la legalización del aborto. Las compañeras de Izquierda Socialista con una actitud esquizofrénica, participaron del bloque del FIT en la marcha pero no participaron del acto, fortaleciendo la metodología burocrática y conciliadora de las organizaciones del FSP.

Desde Pan y Rosas pisamos fuerte y decimos que como lo hicimos ante este 8 de marzo, nuestra pelea por conquistar el derecho al aborto, acabar con la violencia machista y la trata, se fortalece día a día con nuevas compañeras estudiantes y trabajadoras y no bajará ni una sola de sus banderas.







Temas relacionados

Día Internacional de las Mujeres   /    Opinión   /    Santa Fe

Comentarios

DEJAR COMENTARIO