Mundo Obrero

DESPIDOS

Más de 500 trabajadores en la calle por el cierre de Extreme Gear que producía zapatillas para Adidas

La fábrica situada en Esteban Echeverría empleaba a casi 600 trabajadores y según explicó su presidente el cierre se debe a que las empresas compran zapatillas ya terminadas en el exterior.

Jueves 16 de agosto de 2018 | 12:37

La planta Extreme Gear ubicada en Esteban Echeverría cerró su planta y dejó en la calle a 547 trabajadores que se dedicaban a la confección de zapatillas que luego eran compradas por la firma Adidas.

Este jueves fue su última jornada de trabajo antes del cierre definitivo. Según afirmó Gabriel Fernández, presidente de la empresa, presentaron el reclamo en el Ministerio de Trabajo donde tuvieron una audiencia, allí explicaron sobre la situación que venía atravesando la producción ante la importación de zapatillas confeccionadas y terminadas en el exterior, pero que no tuvieron una respuesta a su reclamo.

La decisión del empresario Fernandez, como es de costumbre para los patrones, sean de origen nacional o extranjero, con la complicidad del sindicato que justifico los argumentos del empresario para cerrar la planta, fue descargar la crisis sobre la espalda de los trabajadores y dejar las familias en la calle. Los trabajadores ante los despidos protestaron en las puertas de la fabrica y ante el municipio de Esteban Echeverria exigiendo que se mantengan los puestos de trabajo y se garantice el sustento para sus familias.

La firma Extreme Gear se fue desguazando en etapas. Primero echaron a algunos trabajadores por la merma en el consumo, luego echaron a más de 500 operarios a principio de junio del corriente año y ahora cerraron la planta con el despido de los restantes 47 obreros. La planta había sido instalada en 2011 cuando se redujo la posibilidad de importar y las empresas estuvieron obligadas a fabricar en la Argentina.

Fernández también describió que en noviembre pasado debió cerrar una planta que tenía en Lanús, donde fabricaba la suela de zapatillas para running y fueron 120 los despedidos.

De acuerdo a un informe que hizo público El Destapeweb del sindicato Uticra (unión de Trabajadores de la Industria del Calzado) “el aumento de las importaciones, la suba de los costos por los impuestos y la caída del consumo son los principales problemas que ahogan a las compañías”. Entre enero, febrero y marzo de 2017 llegaron 4.966.217 pares de zapatillas, es decir 1.566.711 pares más que aquellos que ingresaron durante el mismo período en 2016, lo que equivale a un aumento del 46 %.

Es por eso que desde el sindicato reclamaron al Gobierno Nacional el cierre de las importaciones por el plazo de un año ya que, según denunciaron, este aumento “exponencial” produjo el cierre de medianas y pequeñas fábricas, y una masiva reducción de personal en las plantas industriales: aseguran que se perdieron 6.000 puestos de trabajo, entre despidos directos o encubiertos bajo la modalidad de retiros voluntarios.

En territorio bonaerense la crisis del sector pone en jaque a varias economías regionales. En Coronel Suárez, un distrito de 40 mil habitantes, la empresa Dass dejó a 1.500 trabajadores en la calle a finales del 2017 y en la localidad de Las Flores viene dándose un cuadro similar de despidos en el sector.







Temas relacionados

María Eugenia Vidal   /    Cambiemos   /    Esteban Echeverría   /    Mauricio Macri   /    Despidos   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO