×
×
Red Internacional

Deuda. 5 claves del acuerdo con el FMI

¿Qué implica la renegociación que anunció el gobierno? ¿Cuáles pueden ser las consecuencias en el bolsillo de las mayorías trabajadoras? Resumimos cinco claves del anuncio.

Viernes 28 de enero | Edición del día

Con los detalles que dio el ministro de Economía Martín Guzmán sobre el acuerdo alcanzado con el FMI el viernes por la mañana, se conoció apenas el trazo grueso de lo que implicará para la Argentina y ya se ve un rumbo de ajuste que afectará por varios años al pueblo trabajador. Todavía quedan aspectos por negociar y conocer la “letra chica” , que puede traer nuevas “sorpresas” que empeoren lo que ya significa una enorme hipoteca. Acá te resumimos algunas de las claves principales.

Te puede interesar: Eterno sometimiento: Guzmán aceptó la exigencia del FMI y pactó un mayor ajuste

1- Se legitima una estafa

La deuda en cuestión es la contraída por el gobierno de Mauricio Macri con el FMI en 2018 por U$S 44.000 millones con el Fondo Monetario Internacional. Distintos informes e investigaciones dan cuenta que es una deuda ilegítima que violó los propios estatutos del FMI, y que esos fondos fueron para pagar deuda insostenible a los especuladores y para financiar la fuga de capitales de grandes empresas como Telefónica, Pampa Energía, Western Union, American Express, General Motors, Shell, Cervecería y Maltería Quilmes, Telecom, entre otras.

2- Una nueva deuda para pagar deuda

Los pagos que había acordado el gobierno de Macri para devolver al FMI esta estafa, se hicieron impagables para la Argentina. Por eso el gobierno del Frente de Todos lo que anunció este viernes es el pedido de más deuda al FMI para cumplir con esos vencimientos. Es decir: tomar nueva deuda para cumplir con los vencimientos de la deuda de Macri durante los próximos dos años y medio. La nueva deuda que toma el Frente de Todos ahora se empezará a pagar en 2026 y compromete al país a devolverla en 10 años (2032).

Te puede interesar: A los pies del FMI: se honra la estafa macrista, se hipoteca el futuro

3- La bota del FMI

A cambio de este “refinanciamiento”, el FMI pone sus condiciones: la nueva deuda que toma el Frente de Todos será entregada en partes por el organismo internacional en las fechas de vencimiento acordadas por los próximos dos años y medio. Pero la entrega de esos dólares estará condicionada por las revisiones trimestrales que hace el Fondo. Es decir: si Argentina no cumple las condiciones del FMI como la reducción del déficit fiscal primario, entre otras, no se entrega la cuota del préstamo. Estas revisiones implican que el Estado está obligado a abrir las cuentas públicas al FMI y puedan objetar o exigir cambios en el rumbo económico. Desde devaluaciones hasta aumento de tarifas, u oponerse a aumentar partidas presupuestarias para jubilaciones, educación, salud o prestaciones sociales. Queda así a “consideración” del FMI entregar o no los recursos en cada fecha de vencimiento, con la posibilidad de imponer nuevos condicionamientos al país. Por eso desde el Frente de Izquierda denuncian que será un “co-gobierno con el FMI”.

4- Ajuste

Lo que en las revisiones trimestrales llaman “sendero fiscal” implica ajuste para el pueblo trabajador y orientar el conjunto de la economía a conseguir los dólares para pagarle al FMI y a los acreedores privados. Al contrario de lo que dijeron Alberto Fernández y Martín Guzmán el viernes, este acuerdo sí va a condicionar el crecimiento económico y va a afectar el bolsillo de las y los trabajadores. ¿Cómo? Por distintas vías:

  • La reducción del déficit fiscal primario, que significa achicar la diferencia entre lo que le ingresa al Estado y lo que gasta. Implica reducir los gastos del Estado, que puede ser en jubilaciones, salarios de estatales, gasto social, presupuesto para educación, salud. También puede hacerse por la vía de reducir los subsidios a las tarifas en servicios de luz, gas, agua, y trasladarlo a los usuarios con tarifas más altas. El FMI ya anunció que este es uno de sus pedidos. En 2021 el déficit fiscal fue del 3%, y el acuerdo anunciado incluye achicarlo más los próximos dos años y medio: al 2,5% en 2022, 1,9% en el 2023 electoral y 0,9% de en 2024. Cuando el gobierno presente el presupuesto anual del año próximo que se vota en el Congreso, tendrá que incluir un plan para achicar gastos y cumplir con estas metas. Este año el Gobierno ya recortó su proyección de déficit fiscal del proyecto de presupuesto 2022, pasó de 3,3 % a 2,5 %. Para tomar dimensión de lo que implica: el recorte de 0,8 % adicional del PBI que impuso el FMI para el 2022 comprometen alrededor de $ 481 mil millones. Esa cifra es el equivalente a cuatro meses de pagos del haber mínimo jubilatorio a 4 millones de adultos mayores.
  • Inflación. El FMI exige “reducir la brecha cambiaria”, que no es otra cosa que aumentar el dólar oficial. Aunque se haga de forma gradual, si sube el dólar aumentará la inflación por las características de la economía argentina. Es una vía indirecta de ataque al bolsillo de la clase trabajadora, que seguirá perdiendo poder adquisitivo. Los que sí se benefician con el aumento del dólar son los sectores de la economía ligados a la exportación (el agro, petróleo, mega minería, entre otros), que tendrán más ganancias.
  • Tasas de interés reales positivas. Esto significa que las tasas de interés serán mayores a la inflación e implica encarecer el crédito productivo y al consumo (costará más caro comprar, por ejemplo, una heladera o un televisor en cuotas). Aunque el gobierno diga que el acuerdo no va a condicionar el crecimiento económico, esta será una traba más.

5- Rechazar el ajuste y el sometimiento al FMI

Con el anuncio del gobierno del Frente de Todos salieron a festejar “los mercados” y grandes empresarios. Hasta Juntos por el Cambio, responsable de esta estafa, lo calificó de “positivo”. La dirigencia de la CGT, en vez de defender a las y los trabajadores que vienen perdiendo desde el macrismo y serán los principales afectados de este nuevo acuerdo, se pronunció en defensa de esta nueva entrega y reafirmó que solo defiende al gobierno.

Está en manos de las y los trabajadores, organizados desde abajo en sus sindicatos y lugares de trabajo, junto a organizaciones sociales y desocupados, construir una alianza en las calles junto al movimiento de mujeres y las organizaciones que defienden el medio ambiente para plantarse contra el ajuste y esta nueva entrega con el FMI. El Frente de Izquierda viene impulsando un espacio abierto que dé pasos en la más amplia movilización para rechazar esta estafa y el ajuste que viene con ella. El próximo lunes a las 18 hs convocan a una nueva reunión abierta en Parque Lezama para organizar una masiva movilización la próxima semana.

Te puede interesar: Declaración: el Frente de Izquierda rechaza los pagos y el acuerdo de ajuste con el FMI




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias