Mundo Obrero

EDITORIAL // MOVIMIENTO OBRERO

29M: el descontento del pueblo trabajador ante el saqueo y la contención del peronismo

Entre el ataque del FMI, por la vía del gobierno de Cambiemos y los gobernadores peronistas y kirchneristas, la pasividad impuesta por las centrales sindicales y las paritarias a la baja, procesos de lucha y acciones del sindicalismo combativo y la izquierda.

Camilo Mones

Dirigente obrero del Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC)

Domingo 2 de junio | 15:23

El 29 de mayo pasado se realizó el quinto paro nacional llamado por la CGT (gordos y moyanistas) y las CTAs durante el gobierno de Mauricio Macri. Fue una nueva demostración de la fuerza social y económica de la clase obrera y el conjunto del pueblo trabajador contra el ajuste del FMI, Macri y que también aplican todos los gobernadores, sean oficialistas u opositores.

El gobierno de vuelta salió a denunciar las pérdidas que genera este paro, dicen, de 40.500 mil millones de pesos. Pero callan que esa cifra se va en cinco días en pago de la deuda externa (intereses y capital) y en fuga de capitales. El paro demostró qué clase social genera riqueza y cuál clase se la apropia y se la fuga.

Te puede interesar: Los costos del paro: ¿quién pierde de verdad en esta Argentina del ajuste?

Que el paro haya sido sin movilización demuestra el terror de la cúpula cegetista a que la bronca contra el ajuste del tándem FMI/MACRI/Gobernadores se sienta en las calles, como fueron aquellas jornadas de diciembre de 2017 contra la reforma jubilatoria, donde Macri venía de ganarle a CFK con un 4 de copas (Esteban Bullrich) y miles de trabajadores y trabajadoras le pusieron un parate a su "reformismo permanente". No se habló más de la Ley de Reforma Laboral, que ya habían pactado con el entonces triunvirato de la central. El paro fue sin movilización y de solo 24 horas porque tenía que servir a los fines políticos de la burocracia cegetista: descomprimir, acomodarse en la interna del PJ, y en la que se viene en la CGT con el probable gobierno de recambio opositor Fernandista/K, y llevar agua al molino de la fórmula FF, como se vio en la conferencia de prensa de Hugo Moyano donde habló el intendente del PJ de Merlo, Gustavo Menéndez.

El sindicalismo combativo y la izquierda, al contrario, realizaron piquetes en los principales puntos de acceso de la Capital Federal: Puente Pueyrredón, Puente La Noria, 197 y Panamericana, Acceso Oeste, en la autopista La Plata/Bs. As., en Rosario, Córdoba y ciudades del interior. Reclamaron la continuidad de la lucha con un paro de 36 horas con movilización, que sea el inicio de un plan de lucha hasta derrotar al plan de ajuste de tarifazos, despidos, suspensiones, cierres de fábricas, flexibilización laboral, paritarias a la baja, y más hambre y miseria para los trabajadores y el pueblo, que cada día ve empeorar sus condiciones de vida. Desde los pibes que van al colegio a comer, como contó Nicolás del Caño, el diputado del PTS - Frente de Izquierda, en la entrevista televisiva de Viviana Canosa, pasando por los jubilados que en su mayoría cobran la mínima de 10 mil pesos y que pasan hambre la mayor parte del mes, la juventud que en su 60% está trabajando de forma precarizada, los y las que están en negro, por agencia, tercerizados y aun los que están en blanco que ya perdieron el 50% de su salario real medido en dólares desde que Macri está en el poder y 268 mil puestos en el último año.

Te puede interesar: "No existe la libertad si los pibes tienen hambre": la charla de Del Caño con Viviana Canosa

Hay de sobra motivos para parar y salir a la calle y enfrentar al gobierno. Y por esto ni la CGT ni la CTA s ni la oposición peronista (FF o Federal) querían nada de eso. A ver si calientan demasiado los ánimos, y no pueden contenerlos ni aunque quieran bajar las expectativas de cambio de las masas. A ver si la clase trabajadora reconoce su poder en la calle, y luego no quiere aceptar el ajuste que el próximo gobierno tiene que hacer, ya que van a seguir con los compromisos con el FMI. El silencio de la fórmula FF ese día de paro no es otro del que entiende que se está jugando con fuego: si se quiere bajar las expectativas de cambios con un nuevo gobierno, los paros, aunque sean pasivos, no ayudan mucho. Aun en su pasividad, millones de explotados ven que a mitad de semana se produce un feriado por el sencillo hecho de que no se va a trabajar, lo que muestra la fuerza de los sindicatos, pero también de las y los trabajadores.

Los tiempos que se vienen

Durante la semana del paro y unos días antes, se produjeron hechos sintomáticos del tiempo que se viene, sobre todo si el peronismo llega al gobierno del que la burocracia cegetista, que ahora llama a votar la fórmula FF, será parte.

  • La UOM firma un miserable 28 % de aumento anual cuando la inflación según el propio FMI será en 2019 del 44 %.
  • Gastronómicos también cierra por el 28 %.
  • UPCN firma por un 18 % ¡para este año!
  • Empleados de Comercio cerró un 30 % (Cavallieri “el zurdo”, le dicen ahora en los pasillos de la CGT).
  • Mientras se hacía el paro general, el Smata del ahora kirchnerista Ricardo Pignanelli firma una rebaja salarial para salvar a la patronal de Renault, haciendo que la crisis la paguen los compañeros de esa empresa imperialista francesa.
  • Toma de la fábrica ALIJOR en Garín contra despidos, que luego la burocracia de Daer traicionó desactivando la toma por indemnización en cuotas, bajo la amenaza de que la patronal cerraba la fábrica. Y con un empleado fallecido producto de un paro cardíaco que le provocó la situación del conflicto.
  • Los trabajadores de Electrolux de Rosario visitan Villa Constitución para buscar apoyo para su lucha por la reincorporación.
  • Paro de los choferes de la línea de colectivos 60 contra el despido sin causa de un trabajador, en el marco de la persecución que sufre el cuerpo de delegados y el plan de la empresa de sacar doce recorridos de la línea con más amenazas de despidos.
  • Los médicos del Hospital Posadas no cobran por participar de una protesta.
  • Movilización de las y los trabajadores del Ingenio La Esperanza en Jujuy por sus puestos de trabajo.
  • En la alimenticia Lodiser de CABA se realiza un paro contra descuentos ilegales y finalmente se logra que la empresa pague esos descuentos.
  • En ALBA (Garín) la patronal despide 30 trabajadores y hay bloqueo y resistencia de los trabajadores y la comisión interna. El sindicato no apoya y amenaza con patoteadas, pero un petitorio firmado por el 99% de la planta demuestra el apoyo de la base a la lucha de los despedidos. Este 5 de junio la lucha sigue con un acto en la puerta de la planta a las 13 horas. Trabajadores y trabajadoras de Madygraf van a la puerta a llevar solidaridad.
  • La metalúrgica Eitar de Quilmes cierra y deja más de 200 familias en la calle. Las y los trabajadores que estuvieron acepando rebajas salariales para ayudar a la empresa, ahora deliberan si no ponen bajo gestión obrera a la planta.
  • Paro de los jóvenes precarizados de la empresa GLOVO en Córdoba.
  • Trabajadores de la UTA de Córdoba toman el sindicato para denunciar despidos y la complicidad del sindicato que no hace nada. Una patota intenta sacarlos.
  • Trabajadores de Loma Negra en la localidad de Villa Cacique próxima a Tandil se movilizan y se organizan por sus puestos de trabajo.
  • El día lunes 28 de mayo, el compañero Julio Tevez de la Agrupación Bordó de la alimentación vuelve a ingresar a Mondelez/Kraft en General Pacheco, acompañado de una gran alegría que en los comedores de la fábrica se expresa en fuertes aplausos cuando Julio agradece el enorme apoyo recibido por sus compañeras y compañeros de trabajo.

Para terminar, una reflexión: entre la paz social que garantizan las cúpulas sindicales al gobierno macrista hoy día y que van a intentar garantizarle al que viene, sobre todo si es peronista, solo media una pequeña diferencia: si durante este gobierno de Cambiemos las bases trabajadoras estuvieron con una actitud pasiva, ya que consideran al gobierno de Mauricio Macri una ventaja para los empresarios, qué pasará si ganan los FF y las mismas bases no quieren seguir perdiendo y hasta quieren recuperar lo perdido porque ven que las patronales ya no tienen un gobierno que los apoya. La burocracia de la CGT, que de esto sabe bastante desde la vuelta de Perón en el 73, las expectativas que esto despertó en millones y las luchas que se hicieron en esos tiempos, debe estar preparándose para contener luchas con el método "Electrolux". Veremos.

Te puede interesar: Video: ¿Qué fue y por qué fracaso el Pacto Social de Perón y Gelbard?

Desde ahora, la izquierda y el sindicalismo combativo están preparándose para esto también, fortaleciendo las fuerzas, coordinando donde se puede a los sectores en lucha y organizando la resistencia, la solidaridad, y buscando tejer alianzas con el barrio, entre ocupados y desocupados, trabajadores y trabajadoras en negro y en blanco, de agencia y tercerizados, mujeres y varones, jóvenes y los más viejos que traen la experiencia de aquellos años 70 para aprender. Es lo que en la Zona Norte se proponen las y los compañeros de MadyGraf. Es lo que nos proponemos en todo el país desde el Movimiento de Agrupaciones Clasistas y el PTS en el Frente de Izquierda, haciendo una gran campaña de agitación con miles de compañeras y compañeros que están colaborando en que millones conozcan nuestras propuestas de salida anticapitalista a la crisis nacional.







Temas relacionados

#MovimientoObrero   /    Sindicalismo combativo   /    Frente de Izquierda   /    CGT   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO