×
×
Red Internacional

Salimos a las calles como herederas de las maestras que quisieron disciplinar en los ’70. La dictadura con su plan genocida se llevó al menos a 600 maestras y maestros detenidos-desaparecidos y atacó la educación pública como conquista extendida de la clase obrera y los sectores populares en todos sus aspectos. Hoy como ayer marchamos contra la impunidad y el acuerdo con el FMI, que los gobiernos siguen como pesada herencia.

Miércoles 23 de marzo | 00:00

Este jueves se cumplen 46 años del último golpe de estado cívico-militar en 1976. El 70% de las personas desaparecidas desaparecidas fueron trabajadoras y trabajadores. Desafiaron el orden de las cosas, cuestionaron las dirigencias sindicales y los políticos capitalistas. Hoy los gobiernos nacional y provinciales siguen, como pesada herencia de la dictadura, los mandatos del FMI. Homenajeamos a las y los 30 000 y a las y los al menos 600 docentes detenidos desaparecidos en la última dictadura militar.

La dictadura y su plan genocida, atacó la educación pública como conquista extendida de la clase obrera y los sectores populares en todos sus aspectos: presupuestario e ideológico. Significó censura, quema y prohibición de libros, autores y también el recorte de contenidos “peligrosos”. Se multiplicó el subsidio a la educación religiosa y se impulsó la incorporación de festividades y fechas religiosas en la educación pública. Es herencia de la dictadura la descentralización financiera y el cierre de carreras “ideológicas”, que aún hoy no se recuperaron como Psicología en la UnCuyo. Para imponer todo este plan hizo falta la cesantía de decenas y la desaparición física de quienes significaran una oposición a estos planes.

Ese plan necesitó más de 600 docentes detenidos/as desaparecidos/as.

Es conocido el destino de dirigentes, como los hermanos Arancibia en Tucumán. La misma noche del 24 de marzo de 1976 fueron asesinados Isauro, secretario general adjunto de CTERA, de 120 balazos. Y su hermano, el maestro Arturo de 70.

Te puede interesar: Dictadura, educación y FMI: una herencia que pesa

Pero, ante una educación, como actividad esencialmente feminizada, cuenta con centenares de mujeres desaparecidas.

Y no es casual la violencia contra ellas. Como desarrollamos acá, la dictadura se ensañó particularmente con las mujeres. Fueron parte del plan de exterminio de una generación que se atrevió desafiar el orden imperante y aspirar tomar el cielo por asalto. Ellas no encajaban: cuestionaban y se proponían enseñar a cuestionar.

Una de las primeras asesinadas en Mendoza es Susana Bermejillo, profesora de Literatura y estudiante de Filosofía. Asesinada el 20 de marzo de 1976 por la Triple A.

Son parte de la historia de la militancia sindical en la educación y pilares de la CTERA, como organización nacional. Como Marina Vilte, secuestrada el 24 de marzo de 1976, liberada y vuelta a secuestrar el 31 de diciembre de 1976, día desde el que permanece desaparecida. Era Secretaria en la ADEP(Asociación de Educadores Provinciales) por tercer período.

Susana Mata, madre de la legisladora Alejandrina Barry del PTS-FITu, docente en Almirante Brown, fundadora de la CTERA y dirigente de la seccional del SUTEBA. Fue detenida y alojada en el Pozo de Banfield y en la cárcel de Olmos, donde nació Alejandrina, un 29 de marzo de 1975.

En Mendoza la lista de compañeras docentes desaparecidas fue un trabajo de construcción colectiva realizado desde la colaboración de organismos de DD.HH y la anterior conducción FURS del SUTE. Tarea que debe continuarse.

Angeles Josefina Gutiérrez de Moyano, Adriana Bonoldi de Carrera, Martha Angelica Guerrero Cepeda, Rosa Sonia Luna Valle (maestra, 25 años), Laura Noemí Terrera de Manrique (maestra en una escuela de Luján de Cuyo, 21 años), Olga Roncelli de Saieg(profesora del Magisterio), Silvia Ruth Saez Arreceygor de Vuitaz, Virginia Adela Suarez Moreno, María Inés Correa Llanos (26 años estaba embarazada al momento de su secuestro) y la maestra Manuela Rosa Zarate Aguirre.

Angeles Gutiérrez de Moyano (Angelita), era docente jubilada. Fue secuestrada y desaparecida desde el 20 de abril de 1977 cuando tenía 60 años. Maestra, alfabetizadora, y directora en barrios obreros de la Ciudad de Mendoza. Dirigente gremial, cofundadora del Sindicato del Magisterio y Secretaria General del mismo. Directora de Enseñanza Media.

Lucy Nadin estaba embarazada al momento de su detención. Beatriz Corsino tenía 41 años, era profesora de música y mlitaba en el Movimiento Revolucionario Che Guevara. Fue detenida por la Marina y vista en El Atlético y El Banco. Aída Conil, histórica luchadora del SUTE y amiga de Lucy y Beatriz recuerda que ellas “eran docentes suplentes y fueron apresadas casi simultáneamente en la ciudad de Buenos Aires”.

Virginia Adela Suarez Moreno, maestra de la escuela Juan Serú, de Gutiérrez, Maipú. Tenía 23 años y militaba en el PRT-ERP.

Martha Guerrero, tenía 26 años. Nació en San Martín y estaba casada con Alfredo Leroux. Era maestra normal y fue alfabetizadora en villas de emergencia. Militaba en la Juventud Peronista. Fue secuestrada en San Juan y sus restos fueron entregados a su familia el 23-11-76.

Silvia Ruth Saez Arreceygor nació en San Rafael. Era maestra especial de educación física. Fue detenida en Embarcación General José de San Martín, Salta, el 2 de septiembre de 1976. Tenía 28 años.

Adriana Bonoldi estaba embarazada al momento de su secuestro. En el homenaje que elaboraron las docentes del SUTE jubiladas de "Memoria y Resistencia’’ la muestra en su juventud y en el recuerdo de sus estudiantes. Nora Moyano, también docente y setentista, recuerda que Adriana “era maestra desaparecida, cursó en la escuela del Magisterio. Era militante del PRT. Estudió piano y trabajó como profesora de piano”. “Se casó en el ´76 con Marcelo Carrera, también desaparecido. Cuando tenía 23 años fue secuestrada y estaba embarazada. Volvía de un acto de la escuela, el 1 de diciembre de 1976. Se supo que dio a luz en cautiverio a mediados del ´77, pero su hijo se encuentra desaparecido también”.

A cada una de esas compañeras se suman los nombres de compañeros como Angel Carbajal Verdugo, el Negrito Oscar Quevedo y Héctor Pablo Granic Coj.

Carlos Zapata, maestro rionegrino, secuestrado en Los Molles, Malargüe, junto a su esposa, también maestra. Él sigue desaparecido. Su caso es particular. En los juicios se demostró que estuvieron detenidos y fueron torturados en la sede de Tribunales de San Rafael, donde circulaban fiscales, jueces y empleados judiciales. Este maestro rural "les enseñaba a los chicos que tenían que leer y aprender para que no los estafaran cuando les pagaran los sueldos”, según relató en los juicios Mabel, su compañera.

En la desaparición de las compañeras también intervino Estados Unidos a través del Plan Cóndor, desde el que organizaron la represión a escala continental contra el movimiento obrero y popular, que en ese momento estaba en ascenso. Por eso nuestra lucha también es contra el imperialismo y sus planes. Denunciamos su injerencia en el mundo y también decimos: NO a la guerra en Ucrania. No a la intervención de la OTAN, ni la avanzada de Putin. No a la carrera armamentística de los países imperialistas.

Hoy como ayer

Seguimos luchando contra esa herencia de esa dictadura genocida. Porque hay continuidad en los planes económicos, sociales, educativos. El mejor homenaje que le podemos hacer a ellos y ellas que se atrevieron es seguir peleando y organizándonos. Por Memoria, Verdad y Justicia y contra las mismas injerencias que atacan al pueblo trabajador, que atan el destino nacional a deudas impagables, que pretenden reventar la educación como conquista.

Seguimos peleando por una educación gratuita, laica y al servicio de la clase obrera y los sectores populares. Una educación que podamos pensar, diseñar, planificar y con presupuesto. Una que llegue efectivamente todos y todas.

Como esos y esas compañeros y compañeras detenidos desaparecidos seguimos peleando por un mundo sin explotación ni opresión.

Por los y las 30.000. Por cada docente desaparecida. Contra toda la herencia de la dictadura y la vigencia del ataque a la educación pública, el ajuste, el saqueo, la impunidad y la represión contra quienes salimos a pelear: este 24 salimos a las calles en forma independiente de aquellos que avalan el pacto de sumisión con el FMI.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias