×
Red Internacional
La Izquierda Diario

En vísperas del 24 de marzo la provincia tiene al gobierno impulsando una ofensiva represiva sobre el pueblo trabajador. La defensa de las libertades democráticas, el derecho a la protesta y por el cese de la persecución a los vecinos de Campo Verde y a los que luchan es el mejor homenaje a los 30.000 compañeros detenidos desaparecidos.

Domingo 21 de marzo | 18:06

En Campo Verde el régimen policíaco montado por Gerardo Morales y sus aliados del PJ se juega una batalla. Quieren imponer mediante palos, causas y persecución el terror a los sectores más precarios de la clase trabajadora que lo desafían.

No es nuevo este accionar policíaco, pero esta vez ocurre con un Gobierno que tiene múltiples dificultades para contener el creciente malestar de amplios sectores que están pasando hambre, que están cansados del maltrato laboral de los patrones, de no llegar a fin de mes y que no están dispuestos a seguir agachando la cabeza.

Si logran disciplinar a los vecinos de Campo Verde el régimen policíaco saldrá fortalecido y así los dueños de la provincia como el empresario Carlos P. Blaquier, responsable de la detención y desaparición de jóvenes y trabajadores durante la última dictadura, ganarán más margen para seguir ajustando a los trabajadores.

Por eso este 24 de marzo todas las organizaciones sindicales, políticas, sociales y de derechos humanos deberían sumarse a la invitación de los vecinos de Campo Verde para confluir en una movilización unitaria. Hasta el momento, los sindicatos y centros de estudiantes les han dado la espalda, así le hacen el juego a Morales y a las patronales.

Desde el PTS y el Frente de Izquierda comparten esta propuesta de los vecinos de Campo Verde e impulsan junto a decenas de sectores agraviados por el régimen policíaco y organizaciones una “Coordinadora contra la represión y la criminalización de la protesta”.

Este espacio de unidad y coordinación realizará en el día de mañana a las 10 horas (Pje. Ernesto Claro 60) una conferencia de prensa exponiendo todas las violaciones a las libertades democráticas e individuales a los que luchan en la provincia. Se trata de un organismo vital que como lo viene demostrando junto a los vecinos de Campo Verde es vital al momento de unir y ganar fuerzas frente a la avanzada represiva, como también hacia preparar mejor las luchas que vendrán.

Junto a esta iniciativa desde la izquierda impulsan la exigencia a los sindicatos y centros de estudiantes para que convoquen a los trabajadores y la juventud a movilizarse. No da lo mismo quedarse en casa el próximo 24 de marzo, cuando está en juego la posibilidad de unir a todos los que luchan y preparar así la entrada en escena de miles de trabajadores estatales, docentes y de salud, los azucareros, mineros, los choferes de colectivo, de la construcción y el comercio, rurales, entre otros, que son quienes pueden en las calles ponerle un freno a la prepotencia del Gobierno y las patronales.

A su vez, desde el Frente de Izquierda consideran que es fundamental pelear porque los sectores hoy en lucha puedan avanzar hacia un curso independiente de los gobiernos. La impunidad de Morales no se sostiene solo por “Juntos por el Cambio”. Cuenta con el apoyo de un amplio sector del PJ, tanto el que se encuentra dentro del gobierno a través del vicegobernador, Carlos Haquim, cercano al presidente del Congreso de la Nación (Sergio Massa); como del justicialismo que se enrola detrás del empresario y diputado, Rubén Rivarola, quien se encuentra en la lista de congresales que ungirá a Alberto Fernández este lunes como presidente del PJ en todo el país.

Además Gerardo Morales es uno de los gobernadores que estando fuera del Frente de Todos ha tenido una ubicación preferencial en cada uno de los actos y conferencias de prensa del Gobierno nacional.

Ellos y ellas le temen a que los trabajadores avancen en su independencia política y se unan en las luchas junto a la izquierda peleando por una resolución de fondo a los problemas estructurales del capitalismo argentino. Por eso también es que atacan al FIT e impiden la asunción del diputado electo Gastón Remy.

Por todo esto es que desde la izquierda a finalizar la movilización convocan a realizar un acto en la Plaza Belgrano frente a la Casa de Gobierno bajo el planteo:

“Ni olvido ni perdón, 30.000 compañeros/as presentes. Contra la impunidad, el ajuste, el FMI y la represión de ayer y de hoy. Abajo la represión y la criminalización de la protesta del régimen de la UCR y el PJ al servicio de Blaquier”.

Con la fuerza de cada uno de los trabajadores y la juventud se puede empezar a pelear por frenar a Morales y su régimen policíaco. No podes faltar.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias