Cultura

CULTURA

20 años del KID A de Radiohead, una bisagra entre dos siglos

A comienzos de octubre se cumplieron dos décadas del lanzamiento del KID A de Radiohead, un disco que musicalmente marcó el camino de entrada a un nuevo siglo.

Luis Bel

@tumbacarnero

Domingo 11 de octubre | 15:51

OK Computer figura en todas las listas realizadas por revistas especializadas y la crítica como uno de los álbumes más importantes de las historia del rock, y sin dudas, por la superación con todo lo que hasta el momento se venía escuchando (englobado en el amplio concepto de "rock alternativo") fue un disco de ruptura. Por su sonido, y por la influencia que tuvo en numerosas bandas tras su lanzamiento.

Pero, ¿cuál es la opinión de la banda? Recientemente en una entrevista dada en The Culture Show, para la BBC Two, Thom Yorke reveló cuál era su canción favorita de todas las que habían compuesto, y la elegida fue "How to disappear completely" ("Cómo desaparecer completamente", en su traducción al castellano; sí, como la novela de Mariana Enriquez, que espero también sea fanática de la banda).

"Fue lo más bello que hayamos hecho jamás..." fue la sentencia de Yorke sobre la canción cuya atmósfera invita a flotar en el espacio donde nos encontremos.

Kid A (2000) es sin dudas el disco favorito de la formación británica y el mejor para muchos de sus seguidores. De lo que no hay dudas, es que es un disco que puede servir para marcar una bisagra entre los 90, que marcaban el fin de un siglo que nos dejaba sumidos en la angustia de un neoliberalismo que se mostraba omnipotente y triunfante; y la esperanza que significó en aquellos momentos la llegada de un nuevo milenio.

Pero el disco no es solo revolucionario desde lo conceptual, musicalmente, mientras la crítica y los fans esperaban una continuidad sonora con el OK, Radiohead se sumerge en una búsqueda electrónica, con sampleos repetitivos y la creación de ambientes que nos llevan a la introspección.

La lista comienza con "Everything in its right place" (Todo en su justo lugar) con la voz de Thom Yorke que va "in crescendo" como surgida del fondo de una caverna; continúa con "Kid A", donde se destaca una voz distorcionada, casi robótica, sigue "The National Anthem" (El himno nacional) que arranca con un ruido de televisor sin señal para romper en un potente bajo distorsionado "Everyone... Everyone around here... Everyone is so near... Its holding on", en una metáfora de que todo esta sosteniéndose, pero con alfileres, está "aguantando". Luego el ya citado "How to disappear completely", un grito desesperado por escapar de la realidad.

Del resto de las 10 piezas que componen el LP destaco "Optimistic" ("You can try the best you can? The best you can is good enough"), "In Limbo" (una caída libre, al grito de "No tienes dónde esconderte"), "Idioteque" con una percusión potente, es un SOS acerca del rumbo hacia el que va la humanidad, pero que lamentablemente nadie escucha y "Morning Bell" una confesión acerca de la inevitabilidad de que todo aquello que está roto en una relación, ya no tiene retorno.

La tapa diseñada por el artista Stanley Donwood, responsable de casi toda la gráfica de la banda, nos presenta unas montañas gélidas, desoladas y devastadoras, con líneas punzantes, incluso en los planos que las cruzan perpendicularmente, pero que a pesar de todo parecen mucho más acogedoras que lo que se nos presenta en el horizonte: bosques oscuros, pinceladas de colores cálidos en un ocaso anticipado por algunos picos que comienzan a entrar en erupción. Un pequeño infierno.

El éxito del OK Computer le permitió a Radiohead sumergirse en la experimentación absoluta y en una búsqueda artística, que a pesar (o por eso mismo) de la masividad obtenida, no los había dejado conformes del todo. El resultado fue un pico creativo que es quizás el más alto alcanzado por la banda. Más allá del material que finalmente se editó y salió a la venta, se grabaron más de 2000 mil horas de canciones, sonidos, pequeñas grabaciones, sampleos, lírica y muchísimo material que fue utilizado por la banda en el resto de sus álbumes. Incluso el disco solista de Thom Yorke, The Eraser, está compuesto en gran parte del material grabado en aquellos días del Kid A.

También el disco es la primera aparición de lo que luego se convertiría en el logo más reconocido de la banda, el Modified Bear. Que fue utilizado en la promoción del disco, incluido spots televisivos. Este "oso modificado" surge de un cómic realizado por Donwood y el Dr. Tchock (seudónimo utilizado por Yorke para firmar algunos trabajos artísticos no relacionados con la música, como pinturas o proyecciones). Modified Bear es una tira oscura cuyos protagonistas son unos osos modificados genéticamente, que ya en la primera viñeta nos muestra a uno, queriendoles tomar una foto a otros 3 osos, con una máquina fotográfica que en realidad es una metralleta. Con el tiempo esta imagen quedaría relacionada directamente a la banda.

El álbum forma parte de una trilogía junto con Amnesiac y el disco en vivo "I might be wrong". En definitiva, conceptualmente y en sus letras, 20 años después mucho de lo que nos dicen las canciones del Kid A sigue hoy vigente y hasta se ha profundizado en este momento histórico tan particular.

Un disco para, en pleno aislamiento, encuarentenados y interconectados a la gran red, ponernos los auriculares, sumergirnos en sus climas y preguntarnos "Who’s in a bunker?".







Temas relacionados

Cuarentena   /    Pandemia   /    Radiohead   /    Música   /    Rock   /    Córdoba   /    Música   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO