×
×
Red Internacional

Son 16 trabajadores contratados que fueron despedidos el 30 de abril por la multinacional japonesa ubicada en Lavallol. Estos casos se suman a los existentes en otras fábricas del neumático. Exigen al Sutna que se ponga a la cabeza por la lucha de la reincorporación y para que se detengan los despidos.

Victor Ottoboni y Enzo PozziIntegrantes de la Comisión Directiva del SUTNA por la lista Granate

Miércoles 5 de mayo | Edición del día

Los despidos se dieron un día antes del 1° de mayo. Fecha de conmemoración a nivel internacional de la lucha por las jornadas de 8 horas. Cuando en el año 1886 fueron condenados, luego de huelgas, movilizaciones y enfrentamientos con las fuerzas represivas de EEUU, un grupo de dirigentes obreros, cuatro de ellos asesinados en la horca.

El 30 de abril la multinacional japonesa Bridgestone, la más poderosa empresa a nivel mundial en la rama de la industria del neumático, muy conocida por publicitar su marca en la formula 1 y en el fútbol, despidió a 16 trabajadores en su planta de Lavallol. Cuando sigue vigente el decreto nacional que los prohibe. 16 familias quedan sin sustento en plena pandemia, con una crisis económica y social muy fuerte. Crisis ademas que es provocada por estas mismas grandes multinacionales y sus gobiernos que responden a nivel mundial a estas grandes corporaciones.

Las grandes fábricas de neumáticos instaladas en el país, vienen siendo enormemente favorecidas por las medidas del gobierno que traban las importaciones de varios productos, entre ellos, los neumáticos. Generando que hoy los neumáticos en la Argentina hayan subido más del 70% sus precios en el último año.

Estos compañeros tenían alrededor de 8 meses en la planta trabajando. Estaban contratados en forma precaria, con los contratos que están hechos a la medida de las necesidades de producción de estas patronales y para pagar los "costos" más bajos posibles de contratación. Con el argumento de la pandemia de fondo, estas patronales poderosas, que cuentan siempre con la vista buena del gobierno de turno, aún con este, que se dice que es "amigo del pueblo", vienen utilizando a trabajadores como material descartable. Los explotan en las peores condiciones. Y acá no podemos olvidar la muerte del compañero de Pirelli, Marcelo Ulariaga. Que fue obligado a trabajar por esta otra multinacional italiana, en una máquina que no contaba con las mínimas condiciones de seguridad. Marcelo también estaba contratado en forma precaria y teniendo más de 6 meses en la planta no estaba efectivo para la patronal.

Los 16 compañeros despedidos ahora en Bridgestone, como el resto de los contratados que trabajan en las plantas del neumático, son presionados para trabajar en condiciones de mayor flexibilización, ya que los obligan en muchos casos a realizar tareas inseguras, como pasa en inspección final, donde en diciembre del año pasado la patronal echó a dos trabajadores por querer hacer respetar el método de trabajo para trabajar en condiciones de seguridad.

Te puede interesar: Fraude laboral y despidos de tercerizados en la planta de neumáticos Fate

Estos trabajadores que teniendo mas de 6 meses de trabajo y que por lo tanto tendrían que estar ya efectivos, son tirados a la calle cuando estamos en medio de la segunda ola de la pandemia, dejándolos a ellos y sus familias sin cobertura medica y sin ningún sustento económico, cuando aumentan todos los días los productos básicos alimentarios. Pero este actuar de estas patronales no nos sorprende. Sabemos que la vida de una familia obrera, vale menos que un neumático para ellas.

Para pelear en contra de estos atropellos y abusos están los sindicatos. Es cierto que en la Argentina más del 90% de las direcciones de estas organizaciones, están en manos de dirigentes totalmente entregados a las patronales y los gobiernos de turno. Que cuidan sus privilegios como burocracia sindical. Que no trabajan hace décadas y tienen sueldos millonarios que envidiaría hasta algún gerente o Ceo de empresa.

Pero en el neumático el sindicato fue recuperado en el año 2016, luego de muchos años de luchas y procesos de organización en este gremio. Es un sindicato de los trabajadores. Y por eso impacta más que ante el ataque brutal de esta multinacional, no haya habido ninguna respuesta hasta ahora. Los trabajadores despedidos tienen los mismos derechos que cualquier otro trabajador del gremio. No se puede, ni se debe considerarlos como trabajadores de segunda. Como si fueran suplentes de los titulares. Que tenés que salir de la "cancha" cuando el "técnico" ya no te precisa. Acá hablamos de intereses de clase. No podemos permitir que nos divida la patronal y el gobierno con todas sus leyes "expres" truchas que salen a pedido de estas grandes corporaciones mundiales.

Un sindicato recuperado, donde el Partido Obrero, tiene un peso de dirección decisivo, no puede actuar así. Debe defender a todos los trabajadores. No se puede hablar en un acto un día después de estos despidos de "unidad de la clase trabajadora" y no luchar seriamente por su reincorporación.

Ya mismo la dirección del Sutna, que la tiene la lista negra, debe encarar una lucha contra estos despidos ilegales y luchar en todo el gremio contra la precarización laboral y la división entre trabajadores de "primera" y de "segunda". Desde la agrupación granate del neumático, siendo parte también en la comisión directiva del Sutna nacional, exigimos que actúe en forma inmediata ante semejante ataque a las condiciones de trabajo en nuestro gremio.

Hemos enviado una nota a la dirección del sindicato solicitando una reunión urgente de la comisión directiva para discutir esta situación. De la que hasta ahora no hemos recibido respuesta. Llamamos a cambiar esta actitud en forma inmediata para definir un plan de lucha para lograr la reincorporación de los 16 despedidos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias