×
Red Internacional

El costo de la pandemia ha sido trágico en decenas de países; las consecuencias no sólo afectan a la vida humana, sino que rebasa fronteras y afectan también a la naturaleza.

Viernes 26 de febrero | Edición del día

De acuerdo con el informe de OceansAsia, organización de conservación marina, en el 2020 1.56 millones de mascarillas han llegado a los océanos, lo que significó un aumento de entre 4,680 a 6,240 toneladas métricas adicionales de contaminación plástica marina.

Estas mascarillas pueden tardar hasta 450 años en degradarse, mientras ese tiempo transcurre el material que se va desprendiendo, los llamados microplásticos, se irán dispersando en el medio ambiente y en los océanos, alterando la vida natural de los ecosistemas.

Según este informe, en este último año se han fabricado 52 mil millones de mascarillas. Uno de los modelos quirúrgicos puede contener de 3 a 4 gramos de polipropileno. Estos elementos de protección pueden resultar muy difíciles de reciclar debido al riesgo de contaminación e infección.

¿Por qué terminan los cubrebocas en los océanos?

En muchas ocasiones acaban en los océanos debido a un sistema de gestión de residuos inadecuados, inexistentes o rebasados en su capacidad. Estos contaminantes representan en palabras del director de esta organización, Phelps Bondaroff: "Tan solo son una pequeña fracción de las aproximadamente 8 a 12 millones de toneladas métricas de plástico que entran en nuestros océanos cada año".

Te puede interesar: Capitalismo y basura: más plástico que peces en el mar

OceansAsia señala que, la contaminación por plástico mata cada año a unos 100.000 mamíferos marinos y tortugas, a más de un millón de aves marinas y a un número aún mayor de peces e invertebrados. La capacidad de reciclar de los países era insuficiente antes de la pandemia, y actualmente está siendo rebasada, pues las prioridades son otras, pero mientras se combate al coronavirus, las consecuencias a mediano y largo plazo no desaparecerán

Como se señalaba en otro artículo, “la principal vía de acceso del plástico a los océanos son los ríos. De veinte que aportan dos tercios del total de plástico a nivel mundial, diez desembocan en el norte del Pacífico. Uno de estos es el río Yangtzé en China, que atraviesa Shanghái y envía alrededor de 1,5 millones de toneladas métricas de escombros al Mar Amarillo del Pacífico.”

La gestión de los residuos plásticos y otros contaminantes, viene solo después de que el problema se hace evidente y de que los movimientos ambientalistas denuncian lo grave de la situación. Y, sin embargo, ha sido insuficiente.

Los contaminantes como las mascarillas y otros objetos desechables deben de tener una gestión superior a la actual, una gestión que el actual sistema capitalista no puede sostener; de lo contrario la contaminación en los océanos y el cambio climático seguirá avanzando a paso veloz.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias