Géneros y Sexualidades

VIDEOJUEGOS

Videojuegos: ¿un mundo machista?

En los últimos años se empezó a debatir el rol de las mujeres dentro del mundo de los videojuegos como desarrolladora, como consumidora y como figura protagónica. Aquí la opinión de un jugador.

Sábado 6 de agosto de 2016 | Edición del día

La chica, protagonista de Dear or alive y el guerrero, protagonista de God of war.

En el 2012 la Licenciada en Comunicación y feminista, Anita Sarkeesian creó un proyecto llamado: “Damisela en apuros: Tropos contra mujeres” donde se empezó a analizar más profundamente la representación de las mujeres dentro de los videojuegos, que contó con fuertes críticas por parte de la platea masculina de youtubers y bloggers.

Las acusaciones de Anita hacia la industria de los videojuegos no carecen de fundamentos, ya que es cierto que muestran a las mujeres como “objetos a salvar” u “objetos semidesnudos” y de esto sobran ejemplos.

Te puede interesar: Videojuegos: una industria de diversión… y sexismo

Mario Bros, un juego muy popular por décadas cuyo personaje principal es un “fontanero con bigotes” cuya misión es salvar a la princesa Peach, que fue secuestrada por el Rey Tortuga Koopa, Bowser, da cuenta de esto. Podemos observar como el personaje femenino se encuentra en una situación peligrosa donde no tiene posibilidad de escapar por su propia cuenta y tiene que ser rescatada por un personaje masculino. Con esta fórmula de “salvar a la princesa”, tenemos muchos títulos como: Donkey Kong, Castlevania, Star Fox, Metal Gear Solid, Zelda, etc.

Podemos concluir que el personaje masculino siempre es presentado como el “sujeto” y protagonista de la historia, y como contrapartida el personaje femenino es el “objeto” que debe ser rescatado, alimentando relaciones paternalistas entre “mujeres vulnerables” y “hombres fuertes y decididos” que están dispuestos a dar sus vidas con tal de salvar a la bella doncella. Con una mujer vulnerada o asesinada se da inicio en general a historias de venganza o heroísmo, lo vemos en juegos modernos como: God of Ward, Max Payne, Dead Space, Prince of Persia, entre otros.

En los casos en que los personajes femeninos no son damas en peligro, son mujeres con cuerpos voluptuosos y exagerados, como sacados de comics o películas, en las que se muestran “seductoras”, “insinuantes” y con poca ropa. Tal es el caso de la mayoría de los videojuegos japoneses como : The King of Fighters, Street fighter, Tekken o el controvertido “Dead or Alive” donde representan a competidoras con escasa ropa o vestimenta muy ajustada mostrando enormes pechos y abultados traseros.

A la búsqueda de nuevos mercados

En los últimos años salieron al mercado videojuegos online, de PC y de consola (League of Leguends, Fallout 4, Sims, entre muchos otros más) que dan la opción de elegir tanto personajes masculinos como femeninos, que toman historias abiertas que pueden implicar al individuo, indiferentemente del sexo . O videojuegos con protagonistas femeninas como Metroid, Tomb Raider, Final Fantasy XIII o el novedoso Aloy en Horizon, en donde ellas son las heroínas. Esto se debe a las fuertes críticas de chicas “Gamers”, como a la sed de ganancias de la industria a apuntar a un mercado más amplio, incluyendo más la participación femenina.

Aunque el entretenimiento de los videojuegos debería ser disfrutado por todas las personas indiferentemente de su sexo, y que vemos que está teniendo pequeñas aperturas a integrar a mujeres en sus plateas, en su mayoría siguen apuntando al público masculino heterosexual, con protagonistas hombres, con imágenes corporales fuertes y musculosos, y una marcada sexualidad cerradamente hétero.







Temas relacionados

Videojuegos   /    Ciencia y Tecnología   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO