Internacional

REFORMAS EN BRASIL

La lucha contra las reformas golpistas no puede esperar la inercia de las centrales sindicales

Tiempo estimado 4:20 min


Temer no desiste de su proyecto de quitar el legítimo derecho a la jubilación a los trabajadores. Mientras tanto, la CUT deja de lado a las reformas reaccionarias y se dedica exclusivamente a la campaña para mantener vivo el proyecto “Lula 2018”. Para enfrentar al poder judicial golpista y a la derecha reaccionaria, los trabajadores no pueden ser rehenes de las promesas del PT para parar los ataques de los golpistas y la burguesía.

Flávia Valle

Docente, Minas Gerais

Marcelo Pablito Santos

Dirigente del Sindicato de Trabajadores de la USP

Sábado 20 de enero de 2018 | 18:10

Mientras los trabajadores sufren los ataques del gobierno golpista de Temer, las centrales sindicales como la CUT, CTB, ni que hablar de Força Sindical y UGT, entre otras, se mantienen paralizadas ante las reales necesidades de los trabajadores.

El PT sigue con la política de reducir las necesidades de los trabajadores a la elección de Lula como presidente, alentando una idea de que el PT sería capaz de revertir la reforma laboral e impedir la reforma previsional que impulsan los golpistas.

Guardan silencio sobre la entrevista de la presidenta del PT, Gleisi Hoffman, a la agencia Bloomberg, diciendo que Lula prepara una nueva Carta al Pueblo Brasilero – o sea, a los mercados-, y que defiende una reforma de previsional propia, "para el sector público" (ver aquí la entrevista)

En los lugares de trabajo donde dirigen, callan frente a los brutales ataques de la burguesía contra los derechos legítimos de los trabajadores y del pueblo. En el día de ayer, los trabajadores del subte (metroviarios) de São Paulo llevaron adelante una fuerte huelga, con apoyo de la población, contra la privatización del transporte, los despidos y el aumento de las tarifas por Alckmin. Ni la CUT ni la CTB (que es parte del sindicato de los metroviarios) movieron un dedo para que otros sindicatos que dirigen se dispusieran a difundir al máximo esta lucha y prestar solidaridad activa contra el PSDB paulista.

En la página de inicio de la CUT no se destaca una intensa lucha de los metroviarios, o la organización de un plan de lucha serio de los trabajadores desvinculada de la agenda de los parlamentarios, para derribar las reformas laborales y barrer con la reforma previsional.

Lo que se ve es una inmensa imagen con apelo emocional que dice "El mundo está con Lula".

La máxima medida de la CUT actualmente contra la reforma de previsional es implementar, virtualmente, un canal para que los brasileños "presionen" a los diputados (ver aquí el sitio de la CUT). Apretar un botón no puede derrotar la agenda de ataques reaccionarios de Temer y Rodrigo Maia.

Mientras Temer juega el juego de la burguesía, comprando con dinero público diputados a favor de la Reforma y gasta millones en propagandas engañosas, la CUT y la CTB debilitan la atención de la clase obrera y no organizan nada. Esto, aun siendo evidente que la única manera de frenar los ataques del gobierno golpista es con la lucha de clases y atacando la cada vez mayor explotación de los capitalistas, que dependen de los ajustes de Temer.

¿Qué esperan la CUT y la CTB para organizar un verdadero plan de lucha contra las reformas? ¿No se cansaron de ponerles piedras en el camino a los trabajadores durante 2017, boicoteando jornadas de huelga general y esperando de forma dócil el movimiento de los parlamentarios golpistas?

Para terminar con la reforma, es necesario organizar una fuerte movilización de los trabajadores, retomando la huelga general y todos los mecanismos históricos de lucha de la clase obrera. Es necesario vencer la inercia que las burocracias sindicales imponen frente al potencial de lucha de todos los trabajadores, como demostraron ayer hoy los trabajadores del metro con una importante conquista.

La lucha no se moldea en torno a los planes de votación de la reforma previsional, como hace la CUT. La lucha se moldea a través de la propia clase trabajadora, organizándose orgánicamente y desde la base, para una derrota sobre el gobierno golpista de Temer.

La CSP / Conlutas, es un importante sindicato combativo, y el PSOL, que se propone ser una alternativa a la izquierda del PT, podrían poner su peso sindical y parlamentario al servicio de una campaña de este tipo, organizando todo el activismo sindical de izquierda en los lugares de trabajo, organizando por ejemplo actos en las sedes de los sindicatos exigiendo medidas de organización y lucha para parar al país de hecho. El MTST también podría poner sus fuerzas en función de la construcción de ese frente único para la resistencia común contra los capitalistas

Esquerda Diário de Brasil tiene sus páginas abiertas para la organización de la lucha contra las reformas y el gobierno Temer.





Temas relacionados

Reforma previsional en Brasil   /    Michel Temer   /    CSP-Conlutas   /    PSOL   /    CUT   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO