Géneros y Sexualidades

DIVERSIDAD SEXUAL

El matrimonio igualitario es reconocido legalmente en más de veinte países

Tiempo estimado 7:13 min


Es el resultado del reclamo histórico de las personas LGTBI, conquistado a través de una larga lucha de distintas organizaciones sociales y políticas.

Tomás Máscolo

@PibeTiger

Martes 19 de abril de 2016 | Edición del día

La legislación a favor de la diversidad sexual ha sido tema de debate, tópico de oposición por la Iglesia y demandas sentidas de las personas que viven su sexualidad lejos del candado de la norma.

El puntapié inicial y el primer paso en materia legislativa lo dieron los Países Bajos en el 2001, con la entrada en vigencia de una ley sin precedentes. Los siguieron países como Bélgica en el año 2003, y el Estado español en 2005, norma que más tarde ratificaría el Tribunal Constitucional en el 2012.

El 27 de junio de 2015 la noticia de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en Estados Unidos, por decisión del Tribunal Supremo de ese país fue parte de la agenda mundial de noticias.

En mayo del 2015, Irlanda del Sur se convertía en el primer país del mundo en aprobar el matrimonio igualitario mediante un referéndum, logrando su aprobación con el 62.1 % de los votos a favor.

En 2012 Eslovenia ya había llamado a sus ciudadanos a las urnas para debatir sobre el matrimonio igualitario. Este país de Europa del este no pudo unirse a los 22 países del mundo, que dieron la bienvenida al año 2016 con leyes que garantizaban la equiparación del derecho al matrimonio entre las personas LGTBI y heterosexuales.

Uniones civiles vs. matrimonio, esa es la cuestión

Una fórmula legal que históricamente ha supuesto el paso previo a la aprobación del matrimonio igualitario es el derecho a la unión civil, figura legal que fue de gran utilidad sobre todo para las diferentes religiones que solo utilizan la palabra matrimonio para las uniones consagradas bajo sus reglas canónicas.

Por ejemplo en Dinamarca, desde junio de 2012, se permiten las bodas en la Iglesia luterana. Y éste fue el primer país del mundo en permitir las uniones civiles en 1989.

Grecia aprobó la controvertida ley de la unión civil en el Parlamento en diciembre del 2014. Esta unión no permite la adopción para las parejas de personas del mismo sexo

Durante el año 2015, y también por una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, el Gobierno italiano a través del Partido Demócrata inició los trámites para aprobar una propuesta de ley sobre la unión civil. Finalmente, en enero de este año el Senado italiano dió luz verde —con 173 votos a favor y 71 en contra— a una ley de uniones civiles entre parejas del mismo sexo, bastante restringida, ya que tampoco autoriza la adopción, por lo tanto no se presenta como una opción realmente válida.

En Alemania la unión civil se aprobó en 2001 bajo la cancillería del socialdemócrata Gerhard Schröder. Este año, la Iglesia evangélica alemana –a la que pertenecen tanto el presidente Joachim Gauck como la canciller Angela Merkel– "se adelanta al Estado en la no discriminación" de las parejas homosexuales.

Argentina le ganó a la “Guerra de Dios”

En el año 2010 Argentina fue uno de los primeros países en mostrar una legislación reconocida mundialmente en materia de conquistas para la diversidad sexual, como la Ley de Matrimonio Igualitario y la Ley de Identidad de género.

Las mismas fueron discutidas arduamente por el “lobby” parlamentario, pero impulsadas históricamentes por cientos de activistas como Carlos Jauregui. Fueron muy cuestionadas por parte de la Iglesia católica, recordemos que la idea del “plan de Dios” es un caballito de batalla de Bergoglio, quien blandió ese argumento para defenestrar el proyecto de Ley de Matrimonio Igualitario en Argentina, al que consideró "un plan diabólico contra la humanidad".

“Si, quiero” o “No, paso”

Es real que la "familia nuclear", la institución por excelencia del patriarcado, sigue siendo el "modelo moral" a seguir, es de esa forma que el Estado y la Iglesia, aún al día de hoy, continúan encarnando al pie de la letra el papel de la opresión patriarcal.

Pero no debemos dejar de lado lo progresivo de las demandas democráticas para la diversidad sexual. Antes no se podía decir “no me quiero casar”, porque estaba prohibido o directamente no estaba legislado.

Recordemos que 78 países tienen leyes que castigan a las personas que aman a personas del mismo sexo o son trans, travestis o transexuales.

Por ejemplo, en Nigeria no sólo se les castiga con latigazos o prisión, la condena es literalmente el aislamiento social. Se pena a las personas que mantengan algún tipo de relación, ya sea de amistad o de negocios con un gay, entre otras cosas. O el caso de Rusia con su homofóbico líder Putin.

Como decía un artículo publicado en la revista Somos por el Frente de Liberación Homosexual “Si el matrimonio y la familia, como bien sabemos, no pueden satisfacer los requerimientos impuestos por nuestra conciencia cambiante, esas instituciones deberán ser dejadas de lado. Una alternativa viable es la vida comunitaria. Los hombres y mujeres liberados, heterosexuales u homosexuales, podrán en conjunto, desarrollar conceptos revolucionarios sobre el vivir, que les serán útiles para satisfacer sus necesidades de compañía, amor, sexo, y todo lo que sea humanizante.

Los adultos y los niños podrán desarrollarse más plenamente, sin las relaciones que imponen las jerarquías y los roles. La cooperación podrá reemplazar a la competencia. Todos podrán vivir plenamente en el marco de una comunidad”.

Algunos de los países y regiones que fueron puntapié y ejemplo en materia legislativa

Norteamérica

Canadá: la ley que autoriza el matrimonio entre personas del mismo sexo y las adopciones se sancionó en el 2005. En México, particularmente el Distrito Federal fue en 2009 el primer lugar del país que permitió el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Europa

En Holanda se sancionó en abril de 2001. En Bélgica en junio de 2003 aunque con restricciones. Las parejas homosexuales pueden adoptar niños desde el año 2006. En el Estado español es ley desde julio de 2005. Las parejas homosexuales pueden adoptar, indiferentemente de su estado civil. En Noruega, se aprobó en el 2009. En Suecia, las parejas homosexuales pueden casarse desde mayo de 2009. Las adopciones ya eran legales en el año 2003. En Portugal se legalizó el matrimonio en junio de 2010. En Islandia, la ley se promulgó en junio de 2010. En Francia, las bodas y adopción son legales desde mayo de 2013. En el Reino Unido, Inglaterra y Gales permiten bodas homosexuales desde julio de 2013 y Escocia desde febrero de 2014. En cambio, siguen sin autorizarse en Irlanda del Norte. En Luxemburgo el parlamento aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo en junio de 2014. En Eslovenia: aprobadas por el Parlamento en marzo de 2015. En Finlandia, fue aprobada en 2014 pero la ley entrará en vigencia en 2017.

Sudamérica

En Uruguay en abril de 2013, se aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo. Las adopciones se permitían desde el año 2009. En Brasil, en el año 2013 la justicia ordenó a los empleados registrar todos los matrimonios pero todavía no hay una ley sancionada.





Temas relacionados

Matrimonio igualitario   /    Matrimonio gay   /    Ley de Matrimonio    /    Sexualidad   /    Géneros y Sexualidades   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO