Política

POLÍTICA // HOLDOUTS

Diputado cordobés deja el kirchnerismo y vota a favor de los buitres

Tiempo estimado 4:48 min


Se trata de Ernesto “Tatú” Bernabey, que reemplazó a Carolina Scotto cuando renunció a su banca en agosto del 2014. Un golpe más para el kirchnerismo cordobés.

Miércoles 16 de marzo de 2016 | Edición del día

La salida de Bernabey es sólo el último de los golpes que ha sufrido el kirchnerismo cordobés este año.

A mediados de febrero se conoció que el secretario del bloque de Córdoba Podemos (nombre de la alianza que formaron con radicales, pejotistas varios y desilusionados del juecismo en el 2015) en la Unicameral provincial, Fernando Boldú, poseía una caja con 290.000 dólares en la desaparecida financiera CBI. Los verdes billetes tenían la particularidad de tener numeración correlativa, es decir que no tuvieron circulación. Boldú, ex intendente de Laguna Larga, explicó a la Justicia que el dinero provenía de una herencia, pero días después se hizo público que el máximo referente y ex candidato a gobernador del espacio, Eduardo Accastello, también tenía acceso a la caja.

CBI no es cualquier financiera. En febrero del 2014 apareció muerto su vicepresidente Jorge Suau y la firma cerró, iniciando el vaciamiento de cerca de 40 millones de pesos. Su presidente, Eduardo Rodrigo, reconoció luego que funcionaba una mesa de dinero y el escándalo salpicó a empresarios y políticos cordobeses de todos los niveles y partidos. La megacausa tiene al día de hoy más de 30 imputados y ningún detenido. Según los síndicos de la quiebra, los fondos para las actividades ilegales de la firma provenían del empresario Euclides Bugliotti, miembros de la conducción nacional de la Obra Social de Empleados de Comercio de la Nación (Osecac), fondos por el cobro del boleto del transporte urbano y la recaudación de la empresa Centro Motor, concesionaria local de Toyota.

Aunque Boldú y Accastello no han sido imputados de ningún cargo relacionado con esa investigación, sí resulta bastante sospechoso que reclamaran una herencia tan abultada recién dos años después de iniciado el proceso de quiebra de CBI.

Tensiones y “garrochazo”

Días después, la legisladora de Córdoba Podemos Liliana Montero pidió públicamente a Accastello que diera explicaciones y a Boldú que renunciara a su cargo. También apuntó a que el bloque, por ser la segunda minoría en la Legislatura, debe proponer a un vocal por la oposición en el Ente Regulador de Servicios Públicos (Ersep). Accastello era su principal candidato, pero Montero ya dijo que se opondrá a la postulación. Otros legisladores como Franco Saillen y Martín Fresneda se sumaron al reclamo, aunque el ex Secretario de Derechos Humanos de la Nación bajó los decibeles en las semanas siguientes, planteando que el asunto está en manos de la Justicia.

Las tensiones internas se acrecentaron cuando uno de los integrantes de Córdoba Podemos, Ricardo Vissani, se pasó a Unión por Córdoba, permitiendo al oficialismo tener quórum propio. El legislador les comunicó la decisión a sus compañeros de bloque mediante un mensaje de Whatsapp y explicó a los medios que su pase tuvo que ver con “fortalecer la unidad del peronismo en Córdoba”, agregando que “el adversario no es el Gobierno provincial, sino el radicalismo y el PRO, que en 2019 tienen la posibilidad de acceder al gobierno”. Vissani provenía nada más y nada menos que del Movimiento Evita, una organización que cuestionó muchas de las políticas del delasotismo, en particular el Código de Faltas. Al respecto, Vissani reveló que “el Movimiento Evita está convencido de este paso y no hay ninguna crisis interna”, aunque la organización no emitió ningún comunicado público.

Montero, que perteneció al juecismo hasta que éste se subordinó al macrismo, también ha amenazado con irse de Córdoba Podemos pero para formar un monobloque. El bloque K tiene hoy siete integrantes, el límite que establece el reglamento legislativo para tener estructura parlamentaria (secretario, prosecretario y director).

Reeditando a Scotto

Durante la mañana del martes, el ex intendente de Villa del Totoral y actual diputado nacional por Córdoba, Ernesto Bernabey, anunció su decisión de alejarse del Frente para la Victoria. Conformará un bloque unipersonal que se llamará “Brigadier General Juan Bautista Bustos”, quien fuera el primer gobernador constitucional de Córdoba.

De los 18 diputados por Córdoba, los 14 radicales, macristas y peronistas habían anunciado su voto a favor del acuerdo con los fondos buitre. Los cuatro kirchneristas iban a votar en contra, pero ahora la relación quedará 15 a 3, ya que una vocera de Bernabey confirmó que el legislador votaría a favor del acuerdo propuesto por Cambiemos.





Temas relacionados

Ernesto “Tatú” Bernabey   /    Kirchnerismo   /    Buitres   /    Fondos Buitre   /    Córdoba   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO