Política

CRIMEN DE ESTADO

Sergio Maldonado: “La violencia estatal es la misma hoy, ayer y hace tres años”

Tiempo estimado 9:51 min


El hermano de Santiago Maldonado denuncia la impunidad en el caso que hoy cumple tres años y analiza lo vivido en este tiempo a la luz de las nuevas desapariciones, muertes y torturas a manos del Estado.

Daniel Satur

@saturnetroc

Sábado 1ro de agosto | 01:00

Foto Facebook Justicia por Santiago Maldonado

Hace dos meses y medio, el 19 de mayo, Sergio Maldonado decía en una extensa entrevista en el programa Se tenía que decir de La Izquierda Diario: “Me gustaría que cuando pase la cuarentena el Estado haga un informe de todo el personal de las fuerzas de seguridad que fue apartado, que se diga si se los exoneró y si terminaron arrestados”.

Se refería a todos los policías (federales y provinciales), gendarmes y prefectos que en estos meses cometieron cientos de crímenes contra la población en toda la Argentina, incluyendo desapariciones forzadas y asesinatos por gatillo fácil o “suicidios” en cárceles y comisarías.

El hermano de Santiago Maldonado, de quien hoy se cumplen tres años de su desaparición forzada, agregaba que “no hay que ser obsecuentes, el Estado siempre sigue siendo el responsable, esté quien esté en el Gobierno. Lo que cambian son los administradores, pero el Estado sigue funcionando. Yo hoy no le voy a echar la culpa de la desaparición de Santiago a Alberto Fernández, pero sí tiene la responsabilidad de avanzar en saber qué pasó”.

Tanta razón tiene Sergio, que este jueves la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) exhortó al gobierno de Fernández a que, en un plazo no mayor de tres meses, rinda cuentas sobre lo realizado por su gestión respecto a investigar y dar respuestas a la pregunta sobre qué pasó con Santiago y quiénes fueron los culpables (la resolución de la CIDH puede leerse en la página de Facebook “Justicia por Santiago Maldonado”).

Mirá acá toda nuestra cobertura del caso de Santiago Maldonado

Como se recordará, hace exactamente tres años la Gendarmería Nacional reprimía con una violencia peculiar una protesta territorial contra el magnate Luciano Benetton por parte de la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia de Cushamen (Chubut). Santiago, solidario con esa lucha ancestral y anticapitalista, corrió junto a los jóvenes mapuches campo adentro. Se lo vio por última vez con vida llegando a la vera del Río Chubut.

El caso (con todas sus derivaciones, protagonistas y consecuencias) no sólo dejó al desnudo el accionar criminal de la Gendarmería sino que mostró la cara más brutal del gobierno de Mauricio Macri, con Patricia Bullrich al frente de las violentas políticas para repeler las protestas de la clase trabajadora, las comunidades originarias y los sectores populares que pusieron el cuerpo en las calles.

En aquella conversación de Sergio con este medio, el caso de Facundo Astudillo Castro aún no había traspasado las fronteras del pueblo de Pedro Luro. Hoy, a tres años de la desaparición de Santiago, las reflexiones de Sergio no pueden eludir el caso de Facundo ni tantos otros hechos de violencia estatal ejecutados “en cuarentena”.

En una nueva conversación, el hermano mayor de Santiago comparte sus reflexiones con La Izquierda Diario.

¿En qué instancia judicial se está hoy en la búsqueda de verdad y justicia por Santiago?

  •  Estamos a la espera de que la Corte Suprema resuelva nuestro pedido de que realmente se investigue la desaparición forzada de Santiago. Mientras tanto no hay avances. Y se sigue “obligando” al juez Gustavo Lleral a estar al frente de la causa, cuando ya dijo en su fallo del 29 de noviembre de 2018 que, para él, Santiago se había ahogado solo y la Gendarmería no tuvo nada que ver.

    ¿A qué te referís con que el juez Lleral está “obligado”?

  •  A que la Cámara Federal de Casación Penal, de la mano del juez Mariano Borinsky, con su fallo de ratificación de Lleral en la causa lo terminó obligando a decir prácticamente lo mismo que ya dijo. ¿Qué cosa diferente va a decir Lleral de lo que ya escribió en un fallo? Hoy, por cuarta vez, la causa está en manos de un juez que no quiere hacer nada, que no quiere investigar, que no quiere siquiera hacer una reconstrucción de lo que pasó el 1° de agosto de 2017.

    Pasan lo meses y sigue la impunidad

  •  Es que es muy difícil cuando tenés una causa que no tiene juez o, lo que es lo mismo, tiene a un juez de parte. A tres años, estamos sin investigación.

    Este aniversario se da al tiempo que nos preguntamos #DondeEstaFacundo. ¿Ves alguna semejanza o punto de contacto entre lo que vivieron ustedes en estos tres años y lo que vive esa familia desde hace tres meses?

  •  Sin dudas hay una relación, en tanto desapariciones jóvenes y forzadas. Aunque me cuesta compararlas directamente. No sé, el caso de Santiago tiene características particulares, como la magnitud que le dio el hecho de que participaron las fuerzas federales, en un contexto de represión con 130 gendarmes, en medio de la Patagonia, con todo un gobierno dispuesto a avalar eso y justificarlo. Creo sí que lo de Facundo es muy similar a lo que pasó, por ejemplo, con Luis Espinoza en Tucumán, donde se ve a la Policía participando directamente y con un modus operandi que es similar en muchos casos que hemos visto.

    Leé también Nuevas pruebas confirman espionaje ilegal del Estado a la familia de Santiago Maldonado

    Ustedes también tuvieron todo un aparato mediático en contra

  •  Claro, con muchos medios de comunicación masiva alentando al Gobierno de Macri y Bullrich, desviando, desinformando, mintiendo, atacando, deshumanizando y todos los adjetivos que quieras. En el caso de Facundo, por suerte no vemos ese tipo de ataques directos, esa difamación que sufrió Santiago y nuestra familia. Hay que recordar todo lo que se dijo de Santiago en esos meses, buscando ensuciarlo de todas formas para justificar lo que le había pasado.

    Otro elemento que a ustedes los condicionó fue la geografía

  •  Sí. Sufrimos las distancias. Para ir al Juzgado de Esquel teníamos que hacer 300 kilómetros. Cuando lo separaron al juez (Guido) Otranto y la causa pasó a tenerla Lleral teníamos que hacer 900 kilómetros hasta Rawson. Después ir a la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, a Casación en Buenos Aires y así. Tuvimos que recorrer casi todo el país.

    Respecto al accionar del Poder Judicial ¿ves alguna semejanza?

  •  Ahí sí es parecido, al menos en parte. Acá hay un fiscal (Santiago Ulpiano Martínez) que, apenas tomó la causa, se dio a conocer quién es y por qué se lo cuestiona. Un fiscal que fue impugnado por organismos de derechos humanos ante el Consejo de la Magistratura cuando era juez. Bueno, en nuestro caso tuvimos a un juez como Guido Otranto, que nunca nos recibió.

    En el caso de Facundo también parece que desde la Policía, el Poder Judicial y el poder político aparecen pistas falsas o testigos plantados, ¿no?

  •  Es también parte de ese modus operandi. En la causa de la desaparición de Santiago, con un radio de búsqueda más chico (geográfico y de responsabilidades), llegó a haber 400 presentaciones de gente que decía que lo había visto en distintos lugares. Veo que en este caso el radio de búsqueda se abre un poco más y con eso se abre más el juego, aunque por el momento veo menos eso. Lo que hay que decir es que tanto Santiago como Facundo son desaparecidos. En este caso todavía tenemos la expectativa de encontrarlo vivo. En el caso de Santiago ya no.

    Vos venís siendo muy crítico del accionar de las fuerzas represivas del Estado con la excusa de la cuarentena por el Covid-19. ¿Qué opinás de los casos que se suceden de gatillo fácil, violencia en comisarías y cárceles e incluso desapariciones forzadas?

  •  La violencia estatal de hoy es la misma que la de ayer, la de anteayer, la del año pasado y la de hace cuatro años. Por más que haya cúpulas distintas, vienen con toda la bajada de línea que impuso Bullrich. Que anteriormente también la tenían, pero creo que no en el grado que le impuso Bullrich, dándoles vía libre para hacer lo que quieran.

    ¿Hay una continuidad a nivel estructural?

  •  Más allá de que cambie la cúpula con el actual gobierno, no deja de de ir por el mismo lado. No es que les sacaron esos superpoderes. Y cuando no esté la cúpula actual, va a seguir igual. No va a cambiar nada hasta que no haya un trabajo más de fondo que corte por otro lado.

    ¿Qué marcas creés que dejó el caso de Santiago en la epidermis social?

  •  Yo creo que si lo de Santiago se hubiese investigado, si se hubiese apartado a las fuerzas de seguridad (independientemente de que todavía no sepamos qué pasó con Santiago), con una pena ejemplificadora a quienes actuaron, posiblemente hoy no tendríamos estas desapariciones forzadas y tantos casos de gatillo fácil. Pero al ser el propio Estado el que garantiza tanta impunidad en casos como el de Santiago, o los de Rafael Nahuel en Mascardi y del Bocha Rego en Parque Patricios a manos de Prefectura, o el de los cuatro pibes de San Miguel del Monte; los hechos se siguen sucediendo. Al darles tanta impunidad a esos casos, desgraciadamente esto va a seguir pasando.

    Sergio y su familia no se rinden. Mucho menos cuando comprueban que frente a la violencia del Estado hay que luchar a brazo partido y juntando todas las voluntades posibles. Por eso este sábado convocan a recordar a Santiago y reclamar bien fuerte verdad y justicia para él.

    “Subí tu foto a Twitter e Instagram con los hashtags #JusticiaPorSantiago #3AñosDeImpunidad y #EsEstadoEsResponsable”, dice la convocatoria. A las 18:10, luego de una actividad virtual junto a referentes de organismos de derechos humanos, la familia leerá un comunicado. Será a través de la página de Facebook “Justicia por Santiago Maldonado”, la misma que abrieron hace tres años, cuando comenzaban la búsqueda.

    ¡Santiago Maldonado Presente! ¡Ahora y siempre!





    Temas relacionados

    Facundo Astudillo Castro   /    Sabina Frederic   /    Sergio Maldonado   /    Santiago Maldonado   /    Desaparición forzada   /    Patricia Bullrich   /    Gendarmería   /    Provincia de Buenos Aires   /    Libertades Democráticas   /    Chubut   /    Política

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO