Sociedad

Prepaga OMINT le niega asistencia a afiliados con discapacidad

Tiempo estimado 2:23 min


La empresa de medicina incumple con la ley al no brindar prestaciones y les niega a niños y niñas con discapacidad las terapias.

Lunes 29 de junio | Edición del día

Familias agrupadas y organizadas de diferentes provincias del país unidas por un reclamo en común contra la empresa OMINT. Estos padres y madres denuncian el incumplimiento de servicios y prestaciones de salud como fonoaudiología, psicología, terapia ocupacional, kinesiología y asistencias educativas con la excusa de que las plataformas que se deberían utilizar no son seguras ni brindan privacidad.

Una madre nos comentó “El Estado no garantiza que se cumplan las leyes de discapacidad, al contrario, su metodología tan burocrática hace que estas empresas puedan evadir responsabilidades a largo plazo” continuó “queda en evidencia que OMINT no respeta a personas con discapacidad, teniendo un accionar discriminatorio”

Esto llevó a las familias a acudir a la justicia por dichos atropellos, pero no fue suficiente. La superintendencia de salud , quien es el órgano controlador, al cual las familias presentan de forma constante reclamos y denuncias hace oídos sordos permitiendo que continúe empeorando, agravando y deteriorándose las condiciones de vida y de salud de los y las pacientes.

Varios padres comentan que tuvieron que dejar de trabajar por estar al cuidado de sus hijos, en algunos casos tuvieron que pagar de sus propios bolsillos a los profesionales que los asisten como las maestras integradoras, o de enfermería requeridas a domicilio de forma permanente o los días necesarios, ya que la empresa no se hace cargo dejando en total abandono a los y las afiliados.

Te puede interesar: Acompañantes externos en época de pandemia

En el 2019, la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires difundió que el 40 % de los reclamos que recibió de la población corresponden a los hechos por quejas a obras sociales y prepagas. La vida de las familias trabajadoras no debe ser un negocio, mucho menos la atención de niñas y niños. Es necesario unificar el sistema de salud mientras dure la crisis, es decir que debe funcionar bajo la órbita del Estado como parte de un plan centralizado de todo el sistema reforzado con impuestos progresivos a las grandes fortunas y el no pago de la deuda externa, logrando así una atención de calidad para las grandes mayorías.

Te puede interesar: Discapacidad: la pandemia y las condiciones laborales de los prestadores precarizados





Temas relacionados

Medicina prepaga   /    personas con discapacidad   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Salud   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO