Economía

EN AMÉRICA LATINA

Según la Cepal, la crisis podría dejar 22 millones de personas más en la pobreza extrema

Tiempo estimado 3:38 min


El organismo sostuvo que estamos en el comienzo de una profunda recesión y sería el derrumbe más fuerte de América Latina. La pobreza podría afectar a 90 millones de personas.

Viernes 3 de abril | 22:14

Foto I Enfoque Rojo

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), afirmó que "estamos ante el principio de una profunda recesión. Estamos ante la caída del crecimiento más fuerte que ha tenido la región".

El organismo estima que América Latina sufrirá un golpe por la menor actividad económica de sus principales socios (Estados Unidos, Europa y China), baja de los precios de las materias primas, interrupción de las cadenas mundiales de valor, disminución de la actividad turística, y de las remesas.

La Cepal calcula que la proyección inicial de impacto, del 1,8 % del PIB, quedó desactualizada y agregó “si le sumamos el impacto que está teniendo en EE.UU. y Europa, más allá de China, ya hablamos del 3 % o el 4 %”.

Te puede interesar: Crisis económica mundial y Covid-19: el reino de la incertidumbre

El organismo advirtió que habrá un incremento de la pobreza extrema. Según las estimaciones de la Cepal, si el avance de la pandemia provocase una baja del 5 % en el ingreso medio de la población activa, el número de latinoamericanos en pobreza extrema subiría de los 67,5 millones actuales a 82 millones. Si la baja de ingresos para la población económicamente activa fuese del 10 %, esa cifra se dispararía hasta los 90 millones de personas. Es decir, que 22 millones de personas más podrían caer en la pobreza extrema.

En el nuevo escenario, las proyecciones optimistas, que consideran una disminución de la desigualdad del 1,5 % y una suba del PIB por habitante del 5 %, apuntan a una pobreza extrema del 2,9 % en 2030; y en el más pesimista la pobreza extrema llegaría al 9 %.

Bárcena sostuvo que esta vez “el salvavidas no van a ser las materias primas: el impulso va a venir de los paquetes fiscales” y agregó que América Latina “carece del espacio suficiente" para responder como las economías centrales. La representante de la Cepal indicó que la comunidad internacional tendría que apoyar a los países mediante un “recorte o reperfilamiento” de su deuda. En realidad, los países atrasados y dependientes deberían rechazar el pago de la deuda y utilizar esos recursos para aumentar los presupuestos en salud.

Por su parte, el jefe del FMI para América Latina, Alejandro Werner, en una entrevista al diario El País afirmó “en términos de desempeño económico va a ser el peor año para la región en más de medio siglo: vamos a ver recesiones profundas en todos los países. Nunca habíamos visto una sincronización tan preocupante… Todos van a estar afectados por la pandemia”.

Werner explicó que el efecto derrame del exterior va afectar simultáneamente “recesión en todos los socios comerciales; caída en los términos de intercambio; crisis en el mercado del petróleo, con una bajada en el precio mayor de lo que se justifica por la menor actividad; caída en el turismo; caída de las remesas; salida en los flujos de capitales mayor que en la crisis financiera global”. “Va a ser la recesión más profunda en más de medio siglo”, añadió.

Ante la crisis por la pandemia, la región tiene que impulsar medidas como la centralización de todo el sistema de salud, incluyendo toda la salud privada, bajo gestión pública y control de trabajadores y especialistas, aumento de emergencia de los presupuestos de salud y asistencia social, entre otras.

Te puede interesar: Frente al coronavirus y la crisis de la salud pública: ¡nuestras vidas valen más que sus ganancias!





Temas relacionados

CEPAL   /    Pobreza   /    América Latina   /    Recesión   /    Economía Internacional   /    Internacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO