Mundo Obrero

ROSARIO

Gran inauguración del club obrero-juvenil en la zona sur de Rosario

Tiempo estimado 5:34 min


Con destacada concurrencia en el transcurso del día, hubo pileta, libros, feria, muestras, una banda en vivo y mucho más.

Domingo 12 de enero | 19:54

Sábado a pleno sol. Pileta, jóvenes, familias, trabajadores, mujeres y disidencias. Así arrancó, tempranito por la tarde, la jornada de inauguración del club social, político y cultural obrero-juvenil en la zona sur de Rosario, que con mucho empeño y dedicación pudimos poner en pie. Un hermoso espacio de organización y de lucha. Pañuelos verdes y naranjas y banderas colgando, feria, muestras, libros. No faltaron la pelota de fútbol y las cartas.

Algunas personas nos contaron qué les pareció esta iniciativa. Una de ellas fue Marina, quien este año arranca a estudiar psicología, y nos comentó muy contenta que “el lugar me pareció muy lindo, es la primera vez que asisto a un lugar así. Es muy cómodo el ambiente, es todo muy libre y hay confianza sin ni siquiera conocer a personas. Me gusta que lo hayan impulsado con su propio esfuerzo y que buscaron el bien para todos, eso me parece fenomenal. Es un lugar muy hermoso, me gustó mucho”. También hablamos con un trabajador de San Lorenzo, quien expresó que el espacio es “muy lindo, primero de todo, gracias por invitarnos. Muy lindo lugar y sirve que haya espacios así de lucha, en este caso del Frente de Izquierda y de los Trabajadores”. Además, Chiara, una estudiante secundaria, nos dijo que el lugar es “muy bueno, la verdad es la primera vez que vengo, la primera vez que me invitan y el ambiente es súper lindo, me sentí cómoda en todo momento, y aparte bueno, la pile para disfrutarla y la verdad que me re gustó. Me contaron que va a haber taller de lectura, estuve viendo y la verdad que me re copa. Más porque estoy leyendo justo el Estado y la Revolución por Nico [Del Caño, NdR]”.

Poco antes del atardecer, algunos luchadores y referentes nos dirigieron unas palabras. Quien arrancó fue Verónica Carrizo, referente de Pan y Rosas y la Juventud del PTS, quien explicó que “entendemos que en este contexto más que nunca, ante una situación de crisis con un discurso muy edulcorado y adornado, tenemos que generar espacios de encuentro, de intercambio, de organización. Pero sobre todo generar espacios donde todas y todos podamos encontrar un lugar de entretenimiento, de esparcimiento, de intercambio de ideas y de organización, porque muchas veces parece ser que la recreación y el ocio es para unos pocos, parece ser algo muy lejano que no llega a los trabajadores, a los laburantes y a los estudiantes, y lo merecemos, y también opinamos que de estos lugares surgen cosas muy buenas”.

Ver esta publicación en Instagram

Ayer tuvimos una hermosa tarde de inauguración en el club social, político y cultural de zona sur junto a jóvenes, trabajadorxs, mujeres y estudiantes que vinieron a pasar la tarde y brindar por un año que nos siga encontrando en las calle! Impulsamos este proyecto con mucho esfuerzo y entusiasmo para que todxs puedan acceder a un espacio de debate, formación, ocio, recreación y cultura, y no sea un privilegio inaccesible de unos pocos. Dejamos atrás un año de grandes peleas y seguimos organizándonos y luchando en contra de los ataques y políticas de ajuste de Alberto Fernández, Perotti y la casta política de siempre que corta por el hilo más fino. Encontrarnos es también una forma de sembrar la semilla de la resistencia en contra de la barbarie capitalista que nada tiene para ofrecernos!! Felices de compartirlo con nuestrxs amigxs, jóvenes y laburantes que quieren cambiarlo todo de raíz y nos enriquecen con sus experiencias y entusiasmo! 💚

Una publicación compartida de Vero Carrizo (@vero.carrizo_) el

Luego continuó Lucas Tondo, trabajador despedido de Electrolux, quien lleva adelante una enorme pelea con sus compañeros por su reincorporación: “Fue un año de durísimas peleas, para mí y para muchos de nosotros que estamos acá. Me tocó vivirlo en primera persona, con el conflicto de Electrolux, poniéndonos de frente a una patronal multinacional muy poderosa, a un sindicato que nos entregaba y a un gobierno que cada vez que pudo le dio la derecha a la empresa para que haga lo que quiera. A nivel nacional también hemos visto a fin de año como el pueblo mendocino demostró que es en las calles y con unidad, que es que así, es de esa manera como se logran derribar los planes de ajuste, que en el caso de Mendoza fue que no le pongan cianuro al agua, y que la megaminería no haga lo que quiera. Ese es el camino y yo creo que este espacio que estamos impulsando, este club obrero apunta hacia ese lugar, no solamente a disfrutar de una pileta, a disfrutar de unos mates, un porrón con amigos, familia, sino también a generar esos espacios, intercambiar, discutir y organizar esa resistencia, que tarde o temprano va a llegar un ataque mucho mayor, en el cual todos nosotros nos vamos a tener que encontrar seguramente en las calles como lo hicimos el año pasado”.

Para finalizar, tomó la palabra Javier Monzón, dirigente del PTS-FITU en Villa Gobernador Gálvez, quien admitió: "Creo que venimos de un gobierno macrista que nos ajustó pero sin embargo hoy en día estamos con un gobierno que supuestamente iba a mejorar las cosas y no cambió nada. Creo que los trabajadores estamos en una situación malísima, no hubo un progreso para nosotros, la estamos pasando mal, el salario siguió disminuyendo, hubo inflación y la pasamos pésimo. Vimos ese acuerdo de la CGT, de las cúpulas sindicales que siguen vendiéndonos, sea el gobierno que esté presente”. Y agregó que “hoy en día hay que levantar una fuerza política que construyan los trabajadores, los estudiantes, los desocupados que la están pasando mal. Estoy agradecido de ustedes que hoy estén presentes acá, en este club obrero estudiantil que va a estar abierto todo el verano y le vamos a meter toda la buena onda para que siga funcionando y para la construcción de un partido verdaderamente para la clase trabajadora”.

Al caer la noche se encendieron las luces, se prendieron los fuegos en las parrillas y, al ritmo de Los Molokos, se armó el baile. Con hamburguesas y birras en mano, todos y todas disfrutaron.

Este club se mantendrá abierto durante todo el verano. Charlas, talleres de lectura, cine-debates, música y pileta, siempre acompañado de compañerismo y solidaridad. Si ya viniste, podés volver las veces que quieras, y si no lo conocés, acercate a disfrutarlo.





Temas relacionados

Club obrero   /    Juventud    /    Rosario   /    Santa Fe   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO