Sociedad

FESTIVAL

Buenos Aires Trap: 25.000 jóvenes en una fiesta a todo ritmo, color y mensajes antiyuta

Tiempo estimado 3:37 min


El evento de trap del año duró más de 12 horas. Participaron artistas como Nicki Nicole, Khea, Duki, Paco Amoroso y Ca7riel. Sara Hebe llevó la lucha de Chile y Bolivia al escenario.

Lunes 2 de diciembre | 10:36

Desde el mediodía el Hipódromo operó como si fuese un imán que congregaba, desde Palermo, a jóvenes, adolescentes y hasta niñes de diferentes regiones. Llegaban desde todos lados y alrededor del predio las veredas se llenaron de pelos de colores, glitter, riñoneras, pilusos y colores vibrantes.

Se había calculado que asistirían alrededor de 25 mil jóvenes y lejos estuvo el evento de defraudar esa expectativa. Desde afuera se escuchaba cómo retumbaba el sonido y cada tanto llegaba un auto-tune. La mayoría empezó a caer un poco después de las 14 y se quedaron hasta el final, hasta que no hubo sol que les aumentara la sed ni les quemara la piel.

Alrededor del predio de Palermo había un montón de policía que recorría el área reafirmando su prejuicio: a la juventud y su arte hay que controlarlos bien de cerca. A todes les revisaban las mochilas y a más de une le gritaban. Les negaban incluso entrar con botellitas de plástico vacías argumentando que dentro habría un puesto de hidratación.

El precio de la entrada negaba el acceso a más de une. Aún así todo esto no opacaba la euforia de miles por ver a sus artistas favorites y bailar durante horas.

El show duró más de 12 horas. A partir de las 13 comenzó con DJ Aleja Mami. Siguieron Lautaro LR, Sofía Hervier, la Queen, Dillom + Muerejoven, Zanto, Seven Kayne, Polima + Youngcister, Dak1llah, Pequeño77.

A eso de las 17 llegó el turno de Sara Hebe que abrió con el tema “A.C.A.B.” y le imprimió al festi el odio que sentimos miles hacia la yuta. “Nadie nace 13, 13 se hace”, gritó. Además se escuchó fuerte y claro su repudio al golpe de Estado en Bolivia y el apoyo a la rebelión en Chile. “Aprovecho que tengo este espacio”, dijo, y -fiel a ella misma- tiró nomás.

Siguieron Aleman, Bizarrap, Lucho SSJ, Delaossa y Bhavi. Ca7riel y Paco Amoroso llegaron cuando ya casi no había sol, a eso de las 19:30. El dúo entró al escenario con “La grasa de las capitales” de Serú Girán a cargo de la banda. Tocaron temas como “A mí no”, “Ouke”, “Mi sombra”, “Coca-Cola” y “Ola Mina XD” acompañados por un despliegue de imágenes súper flasheras en las pantallas.

Después de Neo Pistea, llegó la hora de escuchar a Nicki Nicole. Entre otras, tocó “Wapo Traketero”, una de las canciones más escuchadas del año que termina. La joven rosarina terminó con “7 lunas”, primer track del disco que acaba de lanzar, “Recuerdos”. Como es costumbre en el mundo del trap y del rap, la artista compartió escenario e invitó a cantar con ella a Bizarrap, quien había tocado previamente. En su traje estampado de dólares violetas, podía leerse el mensaje: “Fuck money, sólo son papeles”.

El cierre quedó a cargo de Duki, el joven que asegura que Buenos Aires es la “fucking capital del trap”, quien subió al escenario con un patrullero bandalizado con la consigna: “Un mundo sin padres, ¿qué podría salir mal?”. Después de un recorrido por algunos de sus hits, le puso el broche de oro a la noche con “Tumbando el Club” acompañado de otres artistas que participaron de la grabación del tema que explotó en las plataformas. Juntes, protagonizaron una performance en la que el patrullero era destruido a saltos y batazos.





Temas relacionados

Trap   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Música   /    Sociedad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO