Juventud

MÚSICA

Festival Fábrica de Rimas en Madygraf: “¿Es para ayudar a la cooperativa? ¡La sube, voy!"

Tiempo estimado 6:28 min


Diálogos en la puerta del BsAs Trap. Una juventud que ama la música, solidaria con las familias obreras y con la lucha de los pueblos de Chile y Bolivia.

Juana Galarraga

@Juana_Galarraga

Lunes 2 de diciembre | 10:40

  •  Este domingo va a haber un festival organizado por trabajadores y trabajadoras que pusieron a funcionar una fábrica, después de que la patronal la cerrara en 2014. La pusieron a producir como una cooperativa que se llama Madygraf, bajo su propia cuenta para no quedarse sin trabajo. Se llama “Fábrica de Rimas” y será en solidaridad con esas familias, ¿Qué me decís?
  •  Que claramente con más fuerza iría y pagaría la entrada. Y le diría a más gente.

    Te puede interesar: Final internacional de Red Bull: una fábrica de rimas

    Solidarios con las familias

    Lucrecia tiene 17 años y no dudó en responder a La izquierda Diario, mientras esperaba para entrar a la segunda edición del Bs As Trap, evento que tuvo lugar este sábado en el Hipódromo de Palermo. Desde el mediodía, miles de jóvenes y adolescentes como ella empezaron a llegar para ver a los y las principales referentes de la escena trapera en el país, a lo largo de 12 horas de show: Duki, Nicki Nicole, Mala Junta, Sara Hebe entre otra decena de artistas.

    Ella había podido pagar la entrada más económica, de 900 pesos. La posibilidad de asistir a un evento con artistas como Trueno, Comuna Cuatro, Mala Junta o Valentina Cooke, por tan solo 300 pesos, le parecía una muy buena idea. Saber además que ese dinero sería destinado a solventar el plato de comida de las familias que lo organizan, la entusiasmó todavía más.

    Tomy tiene 15 años y al igual que Lucrecia, él y sus amigos habían pagado la entrada más barata. Dice que siempre “se van al carajo con los recitales” aunque comparado con el Lollapalooza, el precio del BsAs Trap no le parecía tan mal. Sin embargo tampoco fue el costo de la entrada lo que más lo embaló para venir este domingo. “¿El festival es en la fábrica... para ayudar a las familias? ¡La sube mucho, iría!”.

    Podés leer: MadyGraf: “Fábrica de Rimas” por Bolivia y Chile

    “Si no me hubiera ganado las entradas claramente no podíamos venir”, dijo Valentino, de 17. Él y su amigo Lucas, de 18, habían llegado desde Barracas. Cuando La izquierda Diario les contó sobre Madygraf, Valentino opinó que “si una fábrica así se abre para trabajar está bien porque hay un montón de gente que no tiene trabajo. Yo me incluyo, yo me fui por mi cuenta de un taller mecánico, pero también medio que me echaron".

    Valentino empezó a trabajar de repartidor de volantes entre los 14 y los 15 años para colaborar con la comida en su casa. También porque quería tener independencia económica: “Tu papá te da 200 pesos, te los gastás en un día y si le pedís más te dice ‘vos te pensás que la plata viene de arriba, yo tengo que laburar’. Mi viejo reparte volantes actualmente pero él hace casi 8 años trabajaba en una fábrica en Lanús que tuvo que reducir personal. Fue cuando estaba Cristina todavía Ahí fue cuando echaron a mi viejo".

    Solidarios con los pueblos

    "Sabemos que en Chile todo empezó por el tema del boleto del transporte público, ya que no se podía acceder", responde Lucio, de 17 años. Sabe muy bien que quienes iniciaron la revuelta que sacude Chile desde hace más de un mes, fueron estudiantes de la escuela secundaria que empezaron a saltar los molinetes del subte. Secundarios y secundarias como él y como su amiga Victoria, de 16, que lo acompañaba en la entrada del Hipódromo.

    “Me parece bien que los artistas se involucren en estas cosas. Tienen mucha influencia en mucha gente, en muchos chicos y llega a más lugares. Está bueno que muestren que se preocupan por estas cosas”, señaló Victoria. Su interés, como el de Lucio, aumentó al saber que los y las artistas que van a estar en Madygraf, se solidarizan con la lucha de la juventud chilena y repudian el golpe de Estado en Bolivia.

    Lucrecia también está al tanto de lo que pasa en otros países de la región. “Está bien que se muestre todo lo que está pasando, no solo acá sino en toda Latinoamérica. Está bien que los artistas se involucren en estas cosas. Siendo argentinos deberíamos demostrar el apoyo con los demás latinoamericanos”, piensa.

    Sin miedo

    Valentino y Lucas también conocen la realidad que sacude a Chile, donde miles y miles se movilizan y enfrentan la represión para echar a Piñera del gobierno. También la de Bolivia, donde el pueblo enfrenta el golpe de Estado y la represión del gobierno de la autopoclamada presidenta, Jeanine Áñez.

    “A diferencia de lo que pasa allá, nosotros es como que ya estamos acostumbrados a que nos caguen... ya nos pasó en el 2000. Que venga cualquiera y nos suba todo de golpe...”, resopló Valentino. “Hay pueblos como Ecuador, Chile, Bolivia, ahora se sumó Colombia también. Nosotros parece que tenemos miedo de provocar todo ese revuelo, estamos quedando atrás”, agrega Lucas. La foto de una Argentina quieta en medio de un subcontinente convulsionado, los incomoda.

    Leé también: Chile: que ningún pibe más tenga que "regalar sus ojos" para que el pueblo despierte

    “Nosotros los pibes secundarios ya tuvimos un tema, antes, de que no les querían dar el boleto estudiantil y pasó todo lo que pasó, lo que hoy es el día de la memoria por la Noche de los Lápices”, afirma Valentino. Cree que es por esos hechos del pasado, que probablemente hoy mucha gente no sale a la calle a protestar contra las injusticias o a reclamar lo que le corresponde. Lucas coincide con su amigo: “Falta, falta esa fuerza para salir”.

  •  ¿Ustedes opinan que deberíamos vencer de una vez ese miedo? - preguntó LID.
  •  Seee… - La respuesta fue a coro y por si no quedaba claro, Lucas se encargó de rematar la idea:
  •  Hay que salir a las calles y romper barreras.

    El evento en Madygraf será una fiesta para disfrutar del arte y la cultura libremente, sin yuta, con precios populares para que nadie se quede afuera. Será además un lugar de encuentro para quienes, al igual que les pibes que compartieron su testimonio, piensan que es momento de que imitemos a la juventud que a lo largo de la historia peleó por sus ideas y luchó por cambiar la realidad. También, a la juventud rebelde que sacude Latinoamérica en pleno siglo XXI, harta de este sistema que no tiene nada para ofrecerle, como en Chile, Ecuador, Colombia y Bolivia. Con esa ambición la Fábrica de Rimas abre sus puertas y espera a todos y a todas el próximo domingo.





    Temas relacionados

    #FueraPiñera   /    Trap   /    Chile   /    Rap   /    Bolivia   /    Música   /    Secundarios   /    MadyGraf (ex-Donnelley)   /    Juventud

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO