TUCUMÁN

Impunidad: absolvieron a Milani por la desaparición del soldado Alberto Ledo

Tiempo estimado 5:04 min


Esteban Sanguinetti, el otro imputado, fue condenado a catorce años de prisión pero en calidad de "domiciliaria". A las salida de la audiencia Graciela Ledo, hermana del desaparecido, dijo que "los jueces son cómplices del genocidio".

Maximiliano Olivera

@maxiolivera77

Viernes 29 de noviembre | 19:33

Fotos Enfoque Rojo

Pasadas las 19 horas de este viernes, el Tribunal Oral Federal (TOF) de Tucumán dio lectura a la sentencia en el juicio por la desaparición de Alberto Ledo, ocurrida en junio de 1976.

El tribunal -integrado por Gabriel Casas (presidente), Carlos Jiménez Montilla y Enrique Lilljedhal (subrogante)- absolvió a César Milani de los cargos de encubrimiento y falsificación ideológica de instrumento público.

Mientras que Esteban Sanguinetti fue condenado a catorce años de prisión por considerarlo partícipe secundario de los delitos de homicidio calificado y privación ilegítima de la libertad, condena que cumplirá en prisión domiciliaria. La querella particular de la familia Ledo había pedido seis años de prisión para Milani y prisión perpetua para Sanguinetti, reclamando en ambos casos que el cumplimiento sea efectivo y en cárcel común.

Ledo, con veinte años y siendo estudiante de Historia en Tucumán, ingresó en febrero de 1976 al Batallón de Ingenieros en Construcción 141 de La Rioja, donde Sanguinetti revestía como capitán. El 20 de mayo una unidad se trasladó y se instaló en Monteros, Tucumán, para realizar tareas en el marco del Operativo Independencia.

En la madrugada del 17 de junio de 1976 Ledo fue sacado del campamento en la Escuela de Comercio por Sanguinetti para hacer una recorrida por la zona y no regresó. Al día siguiente se le informó a todos los soldados que Ledo había desertado. Sanguinetti ordenó un sumario y posteriormente un acta de deserción, que fue firmada por Milani, un método con el que se encubría la desaparición de conscriptos.

"Un castigo al Ejército argentino"

Tras los alegatos de la defensa, Milani leyó un escrito donde reafirmó que era víctima de una persecución mediática de "los poderes fácticos". Sostuvo que "tanto aquí como en el juicio realizado en La Rioja, ambos basados en acusaciones falsas, más que hacerme un daño a mí se le ha infligido un castigo al Ejército argentino, privándolo de la posibilidad de una reconciliación definitiva con el pueblo y de una definitiva recuperación de capacidades que se había comenzado en 2013 con mi gestión, la más importante de los últimos 40 años".

Defendiendo su ascenso como jefe del Ejército en 2013 por parte de Cristina Kirchner dijo que "se ha pretendido ahogar el último gran intento de dar un Ejército que defienda los grandes proyectos nacionales y populares".

El antecedente de La Rioja

Para su estrategia judicial y política, Milani recurrió en muchas oportunidades al escandaloso fallo de La Rioja donde fue absuelto por su participación en el secuestro y las torturas padecidos por Pedro Olivera y su hijo Alfredo, ocurridos en 1977.

Allí los jueces argumentaron el secuestro a los Olivera “se enmarcó dentro de la formalidad legal establecido por la averiguación de un hecho presuntamente subversivo, de acuerdo con los términos de la ley 20.840, y con el procedimiento dispuesto por la ley 21.460", leyes firmadas por Videla. Y dando a entender que había secuestros “legales”, señalaron que "se trató de una detención que difiere en su modalidad de las que en la sentencia de la causa 13/84 fueron caracterizadas como propias de los grupos operativos que actuaban ilegalmente en aquella época".

Repudio a la decisión judicial

A la salida de la audiencia Graciela Ledo, hermana de Alberto Ledo y querellante en el juicio, dijo que los jueces "hicieron caso a los argumentos de la defensa de Milani y no a las víctimas de genocidio como somos nosotros. Hay una víctima más que ha quedado sin la memoria y la justicia que le corresponde".

Ledo calificó el fallo como "vergonzoso, porque se pidió cadena perpetua para Sanguinetti y seis años para Milani y le dieron catorce años a Sanguinetti y se le absolvió a Milani".

La hermana del soldado desaparecido aseguró que "hubo componendas entre testigos" del juicio y que hubo "muchísimas presiones" sobre los testigos presentados por la querella. De todos modos, dijo, "hubo bastantes pruebas" en el juicio pero "lo que pasa es que los jueces son cómplices del genocidio en este caso".

Graciela Ledo anticipó que recurrirán "a todas las instancias nacionales e internacionales que hagan falta, vamos a denunciar en el mundo la falta de justicia y la falta de independencia de los poderes que existe en nuestro país".

Por último, afirmó que Milani "fue absuelto porque fue ungido como jefe del Ejército por el Gobierno anterior y protegido. La causa desde el año 2013 no se movió, el juez Bejas no movió a la causa, fue presionado por el poder político de ese momento y por la Procuraduría General de la Nación".





Temas relacionados

Graciela Ledo   /    Alberto Ledo   /    César Milani   /    Dictadura cívico-militar-eclesiástica   /    Impunidad   /    Genocidio   /    Libertades Democráticas   /    Tucumán

Comentarios

DEJAR COMENTARIO