Economía

CLAVES DE LA SEMANA

La semana económica pre PASO: tensiones China - EE.UU. y dólar en el centro de la escena

Tiempo estimado 7:27 min


China dio la nota y subió el termómetro en el inicio de la semana. La devaluación del Yuan resonó en todos los mercados y agregó mayor incertidumbre a la resolución del conflicto con Estados Unidos. El dólar trepó en Argentina y agita las aguas en la recta final a las PASO.

Lunes 5 de agosto | 18:40

Resurgir de las tensiones globales: China había avisado que podría haber represalias ante la suba de aranceles que anunció Trump para los productos provenientes del país asiático. Este lunes impulsó una devaluación de su moneda que generó reacciones en todos los mercados cambiarios y de valores.

En todo el mundo el dólar mostró un alza al devaluarse la moneda china 1,2 %, pasando a valer 7,0256 yuanes por dólar luego de que el Banco Popular chino estableciera su tasa de referencia en el nivel más bajo desde diciembre. Las acciones estadounidenses tuvieron la mayor baja en lo que va del año.

La semana pasada, la Reserva Federal (Fed) había recortado apenas 0,25 puntos porcentuales la tasa de interés. Pero al no inscribir dicha rebaja en un plan de continuidad hacia adelante, generó reacciones adversas en los mercados de valores y monedas y se ganó la crítica de Donald Trump.

Te puede interesar: La Fed, con una baja de la tasa que no conformó a nadie

No contento con el mensaje de Powell de la Fed, Trump anunció más aranceles contra China, dando por tierra la cortísima tregua entablada y contrariando sus declaraciones previas respecto a lo “constructivo” que había sido la última ronda de conversaciones comerciales entre ambos países.

Con su mecanismo de comunicación habitual vía Twitter, Trump había anunciado la semana anterior la aplicación de aranceles a unos U$S 300.000 millones de productos que EE.UU. importa desde China y mantendrá o subirá los existentes. Eso significa que los aranceles pronto cubrirán casi todo el comercio de bienes entre China y Estados Unidos. Los nuevos aranceles regirían a partir del 1 de septiembre y esta semana se retoman las negociaciones.
La reacción de los “mercados” fue igualmente negativa y la respuesta desde Pekín no se hizo esperar.

¿Más represalias?: Fuentes relacionadas a Bloomberg difundieron que además de la devaluación, el gobierno de Xi Jinping exigió a las empresas estatales chinas que suspendan las importaciones de productos agrícolas estadounidenses.

En un comunicado emitido hoy, el Banco Central chino relacionó la debilidad del yuan con las consecuencias de la guerra comercial, pero dijo que no cambiaría su política monetaria y que las fluctuaciones bidireccionales en el valor del yuan son normales.

De acuerdo al medio El Economista, la escalada de la guerra comercial le da a Beijing menos razones para mantener la estabilidad del yuan, por lo cual los analistas esperan que la moneda continúe debilitándose y se podría intensificar aún más el conflicto económico entre Estados Unidos y China.

Algunos analistas consideran que el más apurado por llegar a un acuerdo con China es Trump, aspecto que Xi Jinping estaría utilizando para sacar provecho con más ofensivas que alarguen el proceso. ¿Será esto cierto?

Desde el diario norteamericano Financial Times alertan que los "inversores" buscan activos más seguros y reducir el riesgo ante temores de mayores escaladas en las tensiones globales, tornando negativa la diferencia entre el rendimiento de los bonos del Tesoro a tres meses y el bono de referencia a 10 años, lo que denominan una "inversión de la curva de rendimientos", un indicador que se mira usualmente para detectar una recesión inminente.

Finalmente, escaló el dólar: Si antes de los temblores internacionales se esperaba una semana de presiones alcistas del dólar previo a las elecciones primarias (PASO), las novedades de China y la apreciación del dólar en el mundo hicieron saltar la cotización en Argentina.

La semana pasada la divisa había subido casi $ 1 en el segmento minorista. En el cierre de este lunes ya llegó a $ $ 46,68, según el promedio relevado por el Banco Central. Junto con ello, el riesgo país volvió a trepar y superó los 900 puntos básicos.

La suba del tipo de cambio ya superó el 4 % mensual, ganándole al rendimiento de un plazo fijo promedio, lo cual podría impulsar una mayor presión dolarizadora. Asimismo, el refugio de los capitales hacia activos menos riesgosos podría provocar una nueva salida de dólares del país incrementando su demanda.

En Argentina, como viene sucediendo, las ondas expansivas generaron turbulencias mayores y reavivaron los temores locales inscriptos en la carrera electoral.

El gobierno busca controlar lo más posible el dólar hacia octubre. Frente a las presiones alcistas, el Banco Central se prepara para hacer más intervenciones en el mercado de futuros, y de ser necesario, seguir subiendo la tasa de Leliq, con la que los bancos aprovechan a seguir haciendo jugosos negocios.
De acuerdo a un estudio del CESO, en mayo los bancos privados hicieron una diferencia de $ 19.638 pesos con la intermediación entre los depósitos de sus clientes y la compra de Leliq.

Te puede interesar: La cuenta regresiva: idealistas de las ganancias, choribanqueros y apuestas múltiples

Actividad económica: Tras un año de retracción de la actividad, en mayo el estimador de actividad que elabora el Indec (EMAE) mostró una mejoría. Sin embargo, la suba estuvo impulsada por el agro, mientras la mayor parte de los sectores arrastra retrocesos importantes. Las novedades sobre la evolución de la producción industrial y la actividad de la construcción del mes de junio serán reveladas este martes por el Indec. En ambos casos el último indicador de mayo había mostrado una caída de 6,9 y 3,4 % interanual respectivamente.

La semana pasada la CEPAL difundió su estimación de la caída del PBI en 2019 que llegaría a 1,8 % en Argentina y un virtual estancamiento en la región con un crecimiento de apenas 0,5 %. El FMI prevé una reducción un poco menos drástica para el país, de 1,3 % para este año, aunque empeorando respecto de su estimación anterior. Mientras tanto, el último dato del relevamiento de estimaciones del mercado (REM) que realiza el BCRA mostró una previsión de caída de 1,5 % del PBI real en 2019 y una inflación de 2,4 % mensual en julio.

Comercio exterior: El Indec también dará a conocer este miércoles y jueves nuevas estadísticas sobre el comercio exterior, correspondientes al segundo trimestre de 2019. El resurgir del superávit comercial tiene más que ver con un derrumbe de la actividad y las importaciones producto del ajuste del tipo de cambio pedido por el FMI para obtener dólares que de un aumento genuino de exportaciones.

Más novedades: Este miércoles 7 de agosto el Banco Central dará a conocer su Informe Monetario Mensual del mes de julio. Allí se analiza la evolución de distintas variables monetarias y financieras, como la base monetaria, las tasas de interés, los préstamos al sector privado y las reservas internacionales. De acuerdo a Jorge Herrera en Ambito.com, en la previa de las PASO los depósitos en dólares del sector privado experimentaron en julio pasado un fuerte crecimiento del orden de los u$s 1.200 millones.

El informe del mes pasado dejó al desnudo que uno de los ganadores del esquema monetario y cambiario actual son los bancos, con una ganancia acumulada de $ 239 mil millones en los últimos 12 meses.

Te puede interesar: Bancos: ¿rueda de auxilio de la especulación y fuga de capitales?





Temas relacionados

Donald Trump   /    Reserva Federal   /    BCRA   /    Dólar   /    PASO   /    Indec   /    FED   /    Banco Central República Argentina (BCRA)   /    Dólar   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO