Política

ELECCIONES 2019

Sabbatella, Donda y Pino Solanas se suman a un “frente patriótico” que no molesta al FMI

Tiempo estimado 4:05 min


Mientras sigue la novela de Alternativa Federal, este jueves José Luis Gioja recibió a pequeñas fuerzas que se suman al armado que encabezaría Alberto Fernández.

Jueves 23 de mayo | 14:03

La mañana y el mediodía de este jueves fueron prolíficos en declaraciones, comunicados y reuniones. De cara a las elecciones de agosto y octubre, el peronismo avanza en la rosca a velocidad crucero.

El llamado peronismo federal tiene su propia novela. Las tensiones entre Juan Schiaretti y Roberto Lavagna escalaron hasta convertirse en una disputa pública. Este jueves el gobernador cordobés prefirió “no opinar” sobre las decisiones de otros. Por su parte, el ex ministro dejó en claro que las negociaciones siguen. Desde dentro de Alternativa Federal, Juan Manuel Urtubey volvió a abrir una puerta que ayer parecía cerrada.

Te puede interesar: Lavagna el indeciso: entre “capítulos cerrados” y “diálogo abierto” con todos

El otro lugar donde hubo tertulia fue en la sede oficial del PJ, en la calle Matheu al 100. Allí José Luis Gioja recibió a una pluralidad de pequeñas organizaciones en función de seguir fortaleciendo algo que se presenta, pomposamente, como un “frente patriótico”.

Allí pudo verse a representes y referentes de Compromiso Federal (Alberto Rodríguez Saá); Unidad Popular; Partido Solidario; Proyecto Sur (dirigido por Fernando "Pino" Solanas); Somos (referenciado con Victoria Donda; Nuevo Encuentro (Martín Sabbatella) y Diana Conti (Partido de la Victoria), entre otros.

Muchos de los que estuvieron presentes son ya viejos conocidos del kirchnerismo. Otros llegaron a la reunión como parte del nuevo movimiento hacia la “unidad antimacrista” que se postula desde parte de la oposición hace meses.

Allí hay que contar a Rodríguez Saá, que fue un férreo opositor a las gestiones kirchneristas por años. El actual gobernador despotricó y criticó las diversas medidas políticas tomadas por más de una década y en 2011 compitió directamente contra Cristina Kirchner en las elecciones nacionales.

Otro de los que llegan al acuerdo caminando desde muy lejos es Pino Solanas. En la última década el senador nacional visitó muchos otros espacios, incluyendo alianzas con el mismísimo demonio. Es decir, con Elisa Carrió. Sin embargo, desde hace ya meses se muestra partidario de un “frente patriótico”.

Te puede interesar: Eso es “Ampliar”: el peronismo se junta con exaliados de Carrió, Prat Gay y De la Rúa

Sin embargo, si algo se puede ir señalando sobre el nuevo frente al que pretenden sumarse es que está bastante lejos del patriotismo.

¿Un llamado del FMI?

En una conferencia realizada en Washington, el vocero del FMI afirmó que “no sería inusual” reunirse con Alberto Fernández. Gerry Rice recordó que “el FMI ya se reunió con representantes de la oposición como parte de su agenda de reuniones con el sector privado, los sindicatos, la academia”.

Es completamente cierto. Roberto Lavagna y Axel Kicillof fueron protagonistas de esos encuentros. Si Alberto Fernández no fue parte del convite es porque todavía su nombre no sonaba como presidenciable o candidato a algo.

Las declaraciones están confirmando otra cosa. El “nuevo” candidato no cae tan mal en las finanzas mundiales. De hecho, el temor a la respuesta de los llamados mercados parece estar disipándose, con un dólar y un riesgo país más o menos estable.

Esto no resulta extraño si se tiene en cuenta que tanto Alberto Fernández como los economistas cercanos a él vienen dando todas las señales de moderación posibles. Más allá de los matices discursivos, todos aceptan y reconocen que la tutela del Fondo Monetario continuará sobre el país. Este jueves, Guillermo Nielsen afirmó que hay FMI por ocho años más.

Te puede interesar: Profetas del ajuste: economistas ligados a Alberto Fernández avisan los ataques por venir

Así las cosas, el “frente patriótico” al que se suman Sabbatella, Donda y Pino Solanas se apresta a defender muy poco la patria. Anuncian, para quien quiera oírlo, que lo máximo que habrá serán negociaciones y renegociaciones con el FMI.

Traducido al castellano, un ajuste acordado con el matón que defiende los intereses de los grandes acreedores internacionales.





Temas relacionados

Diana Conti   /    Elisa Carrió   /    Hernán Sabatella    /    Pino Solanas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO