Política

LA REPRESIÓN GUBERNAMENTAL Y NUESTRA SALIDA

El ajuste no pasa sin represión

Tiempo estimado 7:19 min


Venimos de anuncios por parte del Gobierno que apuntan a un fortalecimiento del poder punitivo del Estado. En este año electoral imponen una agenda que busca la criminalización de los más afectados por el ajuste.

Daiana Zottich

Integrante de La Izquierda en Derecho / Pan y Rosas

Martes 8 de enero | 00:48

Medidas como la baja de edad de imputabilidad, el uso de las tasser, la creación de un fuero especial para perseguir a los inmigrantes, junto con la legalización del gatillo fácil que se decreto el año pasado.

Con ese relato, los poderes buscan neutralizar cualquier resistencia a las medidas de ajuste. El gobierno y los medios masivos hablan de “inseguridad y delincuencia” buscan crear enemigos criminalizando la juventud, los inmigrantes y la pobreza.

Cambiemos (mientras el peronismo sigue con su rosca política hacia las elecciones y continúa negociando con el macrismo), con estas leyes quiere un cuerpo legal y un aparato represivo con consecuencias fatales para la población, sobre todo los sectores más jóvenes y de bajos recursos, entre los cuales se encuentran los inmigrantes.

La aplicación de las Taser es un claro avance en ese sentido, que fue denunciado por el CeProDH junto con otros organismos en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por sus graves consecuencias

Te puede interesar: Pistolas Táser: Bregman y el CeProDH acuden a la Comisión Interamericana junto a organismos

Son sobrados las denuncias que recaen sobre las fuerzas represivas por abusos, torturas, asesinatos incluso el alarmarte número de la cantidad de agentes implicados en casos de femicidios.

Es darle a una fuerza plagada de corrupción y denuncias la posibilidad de tener un arma (que es falso lo que dice Patricia Bullrich de que no mata), con la que pueden torturar sin dejar huellas. Según el informe del Registro Nacional de Casos de Tortura y/o Malos Tratos (RNCT) en el 2017, se registraron “1.408 víctimas de torturas y malos tratos, que nos permiten la individualización de un total de 5.328 hechos de tortura y/o malos tratos”.

Se busca legitimar un clima represivo cada vez más intenso, para que los supuestos defensores de la ley y el orden puedan actuar libremente y matar sin mayores consecuencias. Allanado este camino, buscan poder reprimir cualquier protesta o manifestación de descontento ante el deterioro de las condiciones de vida de millones.

Nosotros no nos olvidamos

  •  de la muerte de Luciano Arruga que tenía 16 años cuando la policía bonaerense se lo llevo lo torturo y lo mato por negarse a robar para ellos estuvo desaparecido desde el 31 de enero de 2009, hasta el 17 de octubre de 2014, cuando apareció muerto enterrado como NN.
  •  Los casos como el que disparo la doctrina Chocobar matando por la espalda a un pibe
  •  Caso Rego el joven de 26 años que fue asesinado por la Prefectura tras eludir un control
  •  No nos olvidamos de las muertes de Santiago Maldonado ni de Rafael Nahuel.

    En nuestro país cada 22 horas una persona es asesinada por el Estado a manos de policías y servicios penitenciarios (según datos del Informe de Correpi. más de 400 asesinatos estatales al año en el marco de sus diferentes modalidades (gatillo fácil, muertes en lugares de detención, desapariciones forzadas, represión a la protesta o el conflicto social).

    También podes leer: Bregman presentó un duro informe sobre represión policial y judicial

    El hambre y la miseria, consecuencias de un sistema social

    Los números son aberrantes y no dejan lugar a dudas. La pobreza afecta al 48 % de los niños, 6,5 millones de niños que sufren por problemas de educación, hábitat, salud y vivienda, entre otras cuestiones. Así la mitad de los niños y niñas viven en condiciones de “privaciones severas”. Esto implica, por ejemplo, vivir en una zona inundable y cerca de un basural o no haber ido nunca a la escuela entre los 7 y los 17 años. Según la UCA, la pobreza llegó a 33,6%. En total son 13,6 millones de personas. Dos millones doscientas mil personas más que en 2017.

    Marx afirmó que el funcionamiento del sistema capitalista llevaba, inevitablemente, a la “miseria creciente” de masas cada vez más numerosas. Esta afirmación del siglo XIX, está vigente hoy en día.

    Los socialistas revolucionarios pensamos que la erradicación de la pobreza y sus consecuencias exigen medidas contra los grandes capitalistas que son los responsables de la crisis.

    Si hablamos del concepto “seguridad”, esta tendría que abarcar la garantía de las condiciones de vida dignas para toda la población. Cosa que no sucede, la seguridad es, para los grandes empresarios y sus representantes de los partidos tradicionales, solo la preservación –en última instancia- de la propiedad privada.

    Que la crisis la paguen los capitalistas que la produjeron

    La tecnología y la ciencia avanzaron a tal nivel que es posible reducir la jornada laboral, por eso proponemos trabajar 6 horas, 5 días a la semana.

    Queremos reorganizar toda la economía y la vida en función de los intereses de la grandes mayorías, repartiendo las horas de trabajo para trabajar todos y todas y trabajar menos, terminando con la desocupación y que los jubilados y los pibes vivan como se merecen.

    Esto sólo es posible organizando una sociedad en la que gobiernen los trabajadores en función de esas necesidades.

    Ni subsidios millonarios ni tarifazos

    Los subsidios a las empresas o el transporte (de los que se vanagloriaba el kirchnerismo), salen del pueblo trabajador. Mediante impuestos al salario, el Anses, o tarifazos que dificultan cada vez más llegar a fin de mes.

    Hay que estatizar los servicios, con gestión de los trabajadores y control de los usuarios. Con este Gobierno los sectores empresarios que vienen ganando son sobre todo los bancos y las grandes empresas. Por ejemplo en el caso del transporte es claro como las empresas ganaron con el Gobierno anterior con subsidios millonarios y están ganando ahora con las tarifas siderales.

    Un plan de obras públicas que construya vivienda digna, cloacas, acueductos, caminos, escuelas, hospitales y toda la infraestructura necesaria para satisfacer las necesidades populares, financiado con impuestos progresivos a los terratenientes y los grandes empresarios y el no pago de la deuda externa.

    También podes leer: El corrupto Roggio sigue al frente del subte

    De la crisis salimos organizándonos y luchando contra la miseria de lo posible.

    Nosotros desde el Movimiento de Agrupaciones Clasistas, desde Pan y Rosas, agrupamientos que impulsa el PTS/FIT, nos proponemos ser un factor decisivo que ayude a desplegar toda esa fuerza social, peleando en cada lugar de trabajo, en cada gremio, cada escuela o facultad, por exigir un plan de lucha serio para enfrentar todas las reformas que pretende llevar adelante Cambiemos, que tuvo estos tres años dos cómplices fundamentales: el PJ y la CGT.

    Los diputados Nicolás del caño y Myriam Bregman, son un gran punto de apoyo para amplificar esta voz de los trabajadores.

    Por ejemplo, las quintas que este verano el PTS pone a disposición de las familias trabajadoras son un lugar de esparcimiento, donde las trabajadoras y trabajadores y la juventud pueden intercambiar vivencias, discusiones, mientras se comparten momentos de recreación y diversión que todos nos merecemos.

    No hay tiempo que perder. Sumate a construir esta potente alianza de trabajadores y jóvenes organizados de manera consciente, junto al resto de los sectores sociales que reciben los ataques.





    Temas relacionados

    Cambiemos   /    Pistolas Taser   /    Patricia Bullrich   /    PRO   /    Kirchnerismo   /    Libertades Democráticas   /    Política

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO