Política

LESA HUMANIDAD

El 2018 termina con menos condenas y más domiciliarias para los genocidas

Tiempo estimado 3:34 min


Se conoció el informe de la Procuraduría de Crímenes contra la humanidad, que refleja el descenso de elevaciones a juicio de las causas y de las sentencias

Viernes 28 de diciembre de 2018 | 23:25

El año 2018 estuvo marcado por los planes de ajuste del FMI avalados por el macrismo y sectores del PJ; asimismo aumentaron las represiones y detenciones en manifestaciones. El fin de este año incluye el Protocolo de Bullrich, una verdadera legalización del gatillo fácil.

Pero a los genocidas en el 2018 no les fue tan mal. Recibieron menos condenas y muchos fueron beneficiados por las "prisiones domiciliarias". Un informe de la Procuraduría da cuenta que se redujo significativamente el número de detenidos por crímenes de lesa humanidad a un total de 989 en diciembre de 2018.

Por otro lado la dilación constante en el trámite de las causas garantiza que muchos de los imputados mueran impunes. El informe señala que “persiste un número estable de causas en etapa de instrucción, que constituyen la elevada cifra del 45 % del total de causas en trámite: casi la mitad de las causas que hoy están activas, tienen aún por delante prácticamente todo el recorrido del proceso penal”.

Por otra parte, “el análisis de las trayectorias temporales muestra que insume un promedio de cinco años que una causa se eleve, se realice el juicio, y se confirme o no la sentencia en las instancias recursivas posteriores”. En este sentido, aun suponiendo que en las más de 200 causas en instrucción se presente el requerimiento de elevación en 2019, como mínimo, la finalización del proceso demoraría hasta mediados de 2025.

Para los genocidas menos condenas y más beneficios

En 2018, a más de 42 años del golpe genocida las sentencias dictadas fueron tan sólo 17, cuando desde 2010 no se registraba una cantidad menor a 20 sentencias por año.

En 2018, obtuvieron sentencia un total de 108 personas, menos de la mitad que en 2017. De ellas, 91 fueron condenadas y 17 absueltas. Así, de las 17 sentencias dictadas en 2018, 7 fueron por uno, o máximo dos imputados.

A esto se suma que de los imputados “sólo el 27 % son condenados y el 15 % absueltos con sentencia firme, lo cual indica que continúan las demoras en las instancias recursivas”, como destaca el Informe.

La impunidad y el arresto domiciliario como política de Estado

No sólo la dilación de los juicios que permite que muchos mueran sin ser condenados viene siendo desde hace años una garantía de impunidad para los responsables de estos crímenes. Como denunciamos en La Izquierda Diario desde el mismo gobierno de Macri gestionan el beneficio de las domiciliarias para los genocidas.

Como revela el informe de la Procuraduría, se consolidó el arresto domiciliario como forma de detención predominante entre las personas privadas de su libertad por crímenes contra la humanidad (65 % del total). Esa tendencia es definitiva, y se profundiza aún más al analizar el universo de personas mayores de 70 años, para las cuales se eleva al 77 % de los casos, y al 82 % si consideramos entre ellas a quienes fueron condenadas pero aún no tienen su sentencia firme.

La enorme movilización contra el 2x1 para los genocidas logró frenar que este beneficio les sea otorgado a los responsables de los crímenes más atroces. La lucha por el juicio y castigo en cárcel común y efectiva es una tarea fundamental del pueblo trabajador y de las nuevas generaciones.





Temas relacionados

Genocidas   /    Juicio a Genocidas   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO