Política

CABA

Villa 31: policía atropelló a niña de 6 años y abrió fuego contra joven de 22

Tiempo estimado 5:58 min


Un cuatriciclo manejado por un efectivo del Cuerpo de Prevención Barrial policial embistió a una niña de 6 años en la Villa 31. Los vecinos salieron a repudiar el hecho y los uniformados abrieron fuego con balas de plomo. Ramiro Sebastián Ruiz se encuentra en coma.

Miércoles 23 de mayo de 2018 | 17:14

No es novedad. Los abusos de las fuerzas de seguridad en los barrios son moneda corriente. El nuevo capítulo, que se suma la doctrina de seguridad impulsada desde el Gobierno Nacional, ocurrió en la villa 31.

Este martes por la noche, un cuatriciclo manejado por un efectivo del Cuerpo de Prevención Barrial policial embistió a una niña de 6 años mientras se dirigía a un operativo antidrogas. Por el impacto, la menor fue llevada al Hospital Fernández y luego al Gutiérrez.

Este hecho motivó el malestar de los vecinos, que se dirigieron luego hacia la comisaría para repudiar lo sucedido.

Según relatan los vecinos, la Policía de la Ciudad intento disuadir la movilización a los tiros. Literalmente, abrieron fuego (balas de plomo) contra los manifestantes hiriendo de gravedad a Ramiro Sebastián Ruiz de 22 años.

La víctima se encuentra en coma con un impacto de bala en el pecho. Según relató su madre: "Tiene sangre en el pulmón, el problema es que lo dejaron más de una hora desangrándose en la comisaría. Está en manos de Dios”.

A pesar de los dichos de Horacio Rodríguez Larreta quien afirmó “no tener casos de gatillo fácil” y agregó que “La Correpi no me genera ningún respeto en cuanto a sus datos. Es totalmente politizada su visión. Dudo que me puedan mencionar un caso de gatillo fácil desde que existe la Policía de la Ciudad”.

Parece que Larreta se olvida que desde el “estreno” que tuvo la Policía Metropolitana (hoy de la Ciudad) durante la represión en el parque Indoamericano hace ocho años, dejando un saldo de tres muertos, dicha fuerza no para de acumular casos de gatillo fácil

Según informa CORREPI, la policía de la ciudad ostenta el nefasto récord de dos casos de gatillo fácil por mes.

Si tomamos los últimos meses podemos enumerar al menos 4 casos que fueron resonantes:

• El miércoles 25 de abril, Matias Rodríguez, de 16 años fue asesinado por un efectivo policial que se encontraba fuera de servicio en Virreyes, en el barrio de Flores.

• La noche del sábado 29 de julio de 2017, Brian Bravo, un joven de 24 años fue interceptado por policías de la Ciudad. Quisieron detenerlo a los golpes, lo que derivó en que quedara inconsciente. Cuando su familia acudió al Hospital Ramos Mejía, Brian ya estaba muerto.

• El 15 de julio de 2017 fue asesinado Cristian "Paragüita" Toledo, de 24 años. Volvía con dos amigos a su casa de la villa 21-24 cuando el oficial Adrián Gustavo Otero descargó ocho disparos con su arma reglamentaria sobre el auto en el que se movilizaban los jóvenes.

• El viernes 24 de marzo de 2017, un oficial de la Policía de la Ciudad que cumplía tareas en las Brigadas de Rápida Intervención, asesinó de un tiro al pecho a un joven de 25 años que, según la reconstrucción de los investigadores, estaba sentado en la vereda sobre el pasaje Timbó, a cinco cuadras de Plaza Flores. Fue "fusilado" desde un Peugeot 307 negro. El agente fue pasado a disponibilidad.

A continuación, reproducimos el comunicado del F.O.L (Frente de Organizaciones en Lucha), al cual adhieren numerosas organizaciones:

Comunicado de prensa – Agradecemos su difusión

LA POLICÍA DE LA CIUDAD ACTÚA COMO UNA MAFIA EN LA 31

En la noche de ayer martes 22 de mayo, un funcionario del destacamento de la 31 atropelló con su cuatriciclo a una niña de 6 años, quedando seriamente herida.

Como es costumbre de esta fuerza andar pisteando por las calles del barrio y no es la primera vez que sucede algo así, un grupo de vecinas y vecinos salieron a repudiar el hecho; la Policía reaccionó REPRIMIENDO CON PLOMO contra quienes se manifestaban. De este enfrentamiento, resultó herido de bala Ramiro Ruiz, de 22 años, vecino del barrio. Además, la Policía salió luego de caza y detuvo a la marchanta a siete jóvenes, uno de ellos, Joe Kevin Herrera Jorge (DNI 94.954,860), hijo de una compañera nuestra, quien se encontraba volviendo del colegio, a dos cuadras (a la altura del Cedel, que cuenta con cámaras de seguridad) de donde fueron los disturbios, con los que no tuvo nada que ver.

Nuestra compañera se dirigió a la Comisaría n°46 en reclamo de su hijo y ante la consulta por su situación, la respuesta fue que “No puede preguntar” y que “NO LE PODEMOS DAR INFORMACIÓN A EXTRANJEROS”. Ante la recriminación de que lo habían golpeado, el funcionario le respondió “YO NO FUI, FUE OTRO”, reconociendo de esta manera el abuso policial.

Este es un caso más de violencia policial contra las y los pobres de nuestros barrios; un paso más en la aplicación de la Doctrina Chocobar, en la que somos todas y todos culpables sin poder demostrar lo contrario. LA POLICÍA ACTÚA COMO JUEZ Y PARTE, CONDENANDO A NUESTRAS PIBAS Y PIBES A PUNTA DE CAÑO Y CON TOTAL IMPUNIDAD.

Exigimos el inmediato procesamiento del funcionario responsable por el atropello de la nena de 6 años. Que se investigue el accionar de la Policía en el barrio y se tomen las medidas pertinentes para que no se vuelva a repetir.

Exigimos el inmediato procesamiento y encarcelamiento del funcionario responsable de herir con bala de plomo al vecino que se manifestaba ante el atropello policial.

Exigimos la inmediata liberación de Kevin y su total absolución de la causa que injustamente se le imputa.

HACEMOS RESPONSABLE DE ESTA SITUACIÓN AL JEFE DE GOBIERNO, HORACIO RODRÍGUEZ LARRETA. BASTA DE REPRESIÓN. BASTA DE IMPUNIDAD. BASTA DE ATACAR A LA CLASE TRABAJADORA. A LAS Y LOS POBRES SE NOS RESPETA.





Comentarios

DEJAR COMENTARIO