Internacional

FRANCIA // INMIGRACIÓN

Policía francesa desmantela un campamento de inmigrantes en París

Cerca de 400 refugiados fueron desalojados el martes por la policía parisiense del campamento en el que residían desde el pasado julio, una aglomeración de tiendas levantada bajo un tramo del suburbano a su paso por la Plaza de la Chapelle, en el centro-norte de París.

Miércoles 3 de junio de 2015 | Edición del día

La operación, que comenzó a las 05.00 hora local, implicó un importante despliegue policial y contó con la participación de varias organizaciones humanitarias que acompañaron a las personas evacuadas hasta la hilera de ocho autobuses habilitados para el desalojo.

"El peligro inminente de propagación de una epidemia de disentería exigía actuar", dijo un portavoz policial en declaraciones a los medios, para justificar el desalojo.

Horas antes, la ministra de Sanidad francesa, Marisol Touraine, advertía en la emisora "France Info" del conflicto sanitario que plantea un campamento urbano de ese volumen, un "riesgo para sus ocupantes en primer lugar".

Al otro lado del perímetro de seguridad que impedía a la prensa y los curiosos acercarse a la destartalada concentración de tiendas, un centenar de militantes expresaba su apoyo a los refugiados.

En su mayoría eritreos y sudaneses, aunque también mauritanos, egipcios o tunecinos, los inmigrantes subsistían entre colchones, cartones y carpas de lona en unas "terribles condiciones de insalubridad", según relató el director general de la ONG France Terre d’Asile, Pierre Henry.

Según datos de France Terre d’Asile, que se encarga de asesorar a los refugiados en sus demandas de asilo, hasta 103 moradores del campo desmantelado han tramitado su petición, un proceso cuya resolución puede alargarse dos años y que abandona a los demandantes a su suerte.

El resto de los refugiados, en torno a trescientas personas, contemplaban el asentamiento de la Puerta de la Chapelle como una estación de paso hacia las fronteras de Inglaterra o Alemania.

Hace unas semanas denunciábamos esta situación desde La Izquierda Diario:

Postales de un gran drama, de un peligroso y largo viaje, se pueden ver en las calles de las suntuosas ciudades europeas. Esta vez en París, debajo del puente de las vías elevadas del metro que une las estaciones de Barbès-Rochechuart y La Chapelle, podemos ver los rostros de jóvenes inmigrantes africanos, dispuestos a dormir a la intemperie en más de 80 carpas.

A pesar que desde el gobierno y varias ONGs se insistió en que esta no era una “operación policial”, sino una “operación humanitaria”, el desalojo del campamento de refugiados es parte de una política que busca resolver la crisis migratoria por la vía represiva.

El mismo día que los reyes españoles visitaron París y fueron recibidos con honores, era necesario “limpiar las calles” para mostrar la imagen de la “ciudad de las luces” sin los rostros de los inmigrantes africanos hacinados en sus carpas bajo los puentes.

Fuentes: Agencias




Temas relacionados

Inmigrantes   /    Francia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO