www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
17 de marzo de 2017 Twitter Faceboock

OPINIÓN
Una razia, 40 demoradas y dos travesticidios bajo el Gobierno de Cambiemos
Matías Yer

En las últimas semanas se supo de la realización de una razia y de persecuciones sistemáticas de parte de las fuerzas de seguridad.

Link: http://www.laizquierdadiario.com/Una-razia-40-demoradas-y-dos-travesticidios-bajo-el-Gobierno-de-Cambiemos

Luego de las detenciones arbitrarias de manifestantes antes y después del #8M, el jueves produjo la muerte de la compañera trans Angie Velazques, detenida en la cárcel de Florencio Varela.

El grito de miles de mujeres en Argentina, entonado también a nivel mundial, parece no haber pasado desapercibido aunque la respuesta no sea precisamente una solución a sus reclamos.

Luego de la movilización masiva del 8M se produjo la detención de veinte personas (la mayoría de ellas mujeres) las cuales fueron justificadas por Patricia Bullrich gracias a las provocaciones de su empleado, Ignacio Montagut, militante del partido Neonazi Bandera Vecinal.

Te puede interesar: El joven que provocó a las manifestantes en la Catedral es asesor de Patricia Bullrich

El ensañamiento que mostraron los y las policías contra las manifestantes, llevándolas a la fuerza mientras gritaban “negra de mierda, si te resistís te vamos a quebrar los brazos”, es moneda corriente de la nueva Policía de la Ciudad.

Esta cacería, desatada en esta ocasión bajo la orden de “cupos de detención” con el objetivo de presentar a las detenidas como violentas frente a la sociedad, tiene el mismo objetivo disciplinador que la persecución sistemática de las trans de Once.

El día 13, casi llegada la medianoche, se divulgó la detención arbitraria de dos nuevas compañeras, quienes fueron incomunicadas y detenidas en la comisaria producto de “quejas de los vecinos”.

Luciana Sánchez, abogada de Otrans Argentina, denunció que el barrio de Once “es una zona liberada para que agredan y golpeen a las mujeres trans en situación de prostitución, pero cuando un vecino denuncia la policía acude inmediatamente y las detiene”.

El 16 de marzo la activista trans Angie Velásquez falleció debido a la falta de atención médica, o mejor dicho la negligencia de la misma. Luego de varios días en estado crítico de salud, la única atención médica que recibió fue un suero administrado en el hospital del penal.

En diálogo con La Izquierda Diario Claudia Vásquez Haro, presidenta de Otrans Argentina dijo “hoy hicimos una movilización para pedir justicia por nuestra compañera Angie, que murió en una comisaría. Denunciamos a Juan Pablo Massi del 4º Juzgado Penal de La Plata, quien fue quien ordenó la orden de arresto tanto de Angie como Pamela. Hizo caso omiso a las enfermedades de las compañeras, y esto se enmarca en lo que son los travesticidios. También queremos decir que hay persecución y hostigamiento y detenciones arbitrarias hacia las personas trans y travestis. Ellas eran militantes entonces también es una persecución política”.

La impunidad de los jueces y la Policía

El punto en común de todos estos casos es la complicidad entre las fuerzas represivas y el Poder Judicial. Fue el Juez Federal Marcelo Martínez di Georgi, quien se encontraba de turno cuando se dictaron las órdenes de detención arbitrarias en Once y gracias a quien permanecieron detenidas, el mismo que ordenó la detención de Hebe de Bonafini y rechazó un pedido de embargo sobre el famoso espía Antonio Stiusso. No llama la atención que un personaje así facilite las tareas de cobro mafiosas de la Policía y promueva la persecución y segregación de las trans, mucha de ellas inmigrantes.

Te puede interesar: Martínez de Giorgi, el juez que ordenó detener a Hebe

En el caso de Angie Velázques, tanto el Juez Juan Pablo Massi como los fiscales encargados de la detención, ignoraron sistemáticamente los informes sobre el estado de salud critico de Angie, y junto con el personal penitenciario buscaron ocultar la realidad asegurando que había recibido los cuidados médicos necesarios o llegando incluso a asegurar que estaba recibiendo una intervención médica cuando ya había fallecido. El día de ayer, la organización Otrans radicó la denuncia penal por sus responsabilidades. Es de dudar que la casta judicial falle contra sus propios integrantes.

La impunidad con la cual creen poder manejarse no sorprende, es la misma que disfrutaron los policías que cumplían sus cupos de detención luego del Paro Internacional de Mujeres, arrestando “tortilleras” a diestra y siniestra, negándose a identificarse o a informar siquiera el motivo de la detención. Es la misma impunidad con la que desoyen las denuncias de agresión a las trans, cuando no son ellos mismos los encargados de intentar imponer el miedo y la sumisión con violencia, exigiendo coimas o abusando a las compañeras bajo la amenaza de detención.

Tomás Máscolo, redactor trans y militante del PTS dijo que “no podemos confiarle nuestro resguardo a las fuerzas policiales que hace décadas persiguen y criminalizan a la comunidad LGTBI, tanto del Gobierno nacional como de los gobernadores de la oposición. Es a la organización a lo que temen, y por eso se ensañan específicamente con aquellas que además de ser travestis e inmigrantes, eligen militar por el cumplimiento de sus derechos sistemáticamente vulnerados y los de sus compañeras”.

Por eso este 24 de marzo, en nuevo aniversario del golpe genocida de 1976, hay que ganar las calles, contra la impunidad policial, contra la justicia de clase que favorece a los intereses burgueses y se olvida de los jóvenes, las mujeres y la juventud. De forma independiente del oficialismo y de Gobiernos opositores, que han bancado a sus filas a personajes oscuros como Milani.Porque si tocan a una, se organizaran miles.

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/ izquierdadiario
@izquierdadiario
Suscribite por Whatsapp
(011) 2340 9864
contacto@laizquierdadiario.com
www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá