www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
1ro de mayo de 2019 Twitter Faceboock

25 AÑOS DE SU MUERTE
Ayrton Senna: o mais grande do mundo
Martin Luteral

Foto: Senna a la izquierda, siguiendo de atrás a Fullerton. Fuente: Motosport

En un primero de mayo, hace 25 años, Ayrton impactaba duramente contra el muro de la curva Tamburello, en Imola.

Link: http://www.laizquierdadiario.com/Ayrton-Senna-o-mais-grande-do-mundo

Hijo de padres adinerados, pudo optar por una carrera empresarial, pero su pasión por la velocidad lo llevó a hacer lo que más amaba. Desde pequeño conoció los efectos de la adrenalina arriba de un karting, que no solo fue su escuela más importante, sino su proyección. Mientras el enorme pueblo brasilero mostraba por qué son los mejores en el fútbol, el pequeño Ayrton disfrutaba de placeres distintos, pero no por ello sin la misma pasión y lujo característico del gran país del Matto Grosso. Él mismo cuenta la anécdota que siendo su primera competencia arriba de un Kart, tenía que competir contra niños de hasta 15 años y más, teniendo el apenas 8. La largada era por sorteo, y como él era el más chico, lo dejaron sacar el primer papelito. Un presagio: el futuro rey de las pole sacó "1".

Su familia lo dejó hacer su propia ruta. Su mamá Neide Senna y su padre Milton lo dejaron hacer su propio camino, y lo apoyaron hasta cuando era campeonísimo. Así Senna comenzó a desarrollar su talento y pulir su profesionalismo hasta el límite. Del Kart pudo aprender todos los secretos de los monopostos. Subcampeón mundial 2 veces. Tenía en tal estima su paso por este hobby-deporte que en una entrevista en 1993, cuando le preguntan cuál habría sido su adversario más competitivo en toda su vida, no dudó en contestar por un piloto distinto. No fue ni Alain Prost, ni Lauda, ni Mansell o Piquet. Contestó con total seguridad: Terry Fullerton; el piloto con el cual compitió en Kart por años.

No eran años felices para Brasil ni para todo América Latina. De las cruentas dictaduras del Cono Sur se salía muy "pacientemente", para ser reemplezadas por democracias pactadas con el viejo régimen. Los 80´s de las crisis de deudas a los planes de ajustes, eso abrió la época noventista. Y mientras la clase trabajadora y todo el pueblo brasilero sufría de los nuevos billetes Cruzados, la inflación de hasta 4 dígitos y la corrupción en las altas esferas, en ese proceso, Ayrton hacía su carrera por Europa para luego brillar.

Fuente: http://www.sennafiles.com/

Saltó de las fórmulas en Gran Bretaña a la Fórmula 1 en el año 1984. Debuta en la máxima con el carromato del equipo Toleman, contra los gigantes Lauda, Prost, Piquet, Rosberg. En sus primeras incursiones, se topó con una carrera ideal para los mejores pilotos: Gran Premio de Mónaco. Una circunstancia especial: lluvia en la pista. El Toleman de Ayrton larga decimotercero. Mientras el tándem Mc-Laren de las bestias Prost-Lauda se escapaban adelante, Senna ya estaba 3ro en la vuelta 16. Verlo pasar al campeonísimo Lauda antes de la remontada de la colina en la primera curva, eso es una página histórica del automovilismo. Se le aproximaba a Alain Prost de a 4 segundos por vuelta, mientras quien punteaba hacía gestos de parar la carrera. Finalmente en la vuelta 31 el comisariato deportivo desplegó la bandera roja, y como dice el reglamento, se cierran las posiciones en la anterior vuelta. Senna segundo, sensaciones contrarias de lamento y gran felicidad: se mostraba su talento en el templo por excelencia de la máxima categoría. Todo el mundo sabe que esa carrera es de él. Digámoslo de paso: el circuito lo conoció ese fin de semana. Aquí una entrevista imperdible con las opiniones del circuito, horas antes de la carrera, con un resumen de la misma.

Senna y Prost en Suzuka, 1989. Fuente: http://formula1.autobild.es/

Fue la lluvia, su gran aliada, la que terminó entregándole su primera victoria en Portugal-1985, con uno de los autos más lindos de la historia de la F1: el Lotus John Player Special. Un pequeño detalle de la carrera: el segundo terminó un minuto más tarde, y el resto con una vuelta menos. Ahí empieza el apodo, "Mágico". Es que Ayrton aprendió desde el Kart a manejar como ninguno bajo el agua. Ya recordamos el Mónaco de 1984, pero quizás la vuelta más espectacular arriba de un auto la hizo en Donnington Park, 1993, con su McLaren. En la largada, con pista mojada, queda casi sexto, y en sólo una vuelta pasa a todos, inclusive los dos Williams de Prost y Hill. Así manejaba con pista mojada...

Brasil tuvo sus grandes como Piquet y Fittipaldi, pero ninguno de ellos lograría saltar a la estirpe de ídolo de masas. Senna en cambio, de a poco fue proyectando su imagen en millones de brasileros y de admiradores por todo el globo. No importaron sus mansiones millonarias, sus vacaciones llenas de deportes extremos y lujos. El paulista tenía lo que millones de brasileros no tenían, y en ese espejo de realidades Senna se convirtió en ídolo. Lo que había hecho en Mónaco del ´84 ya era un guiño. Su primer triunfo en 1985, bajo lluvia, un orgullo. Un gesto más fue de su invención, marca registrada de cada una de sus victorias de allí en adelante: la propia bandera brasilera en el auto, dando la vuelta de vencedor. Era 1986, GP de Detroit. Hacía pocos días la verdiamarilla había perdido con Francia en el Mundial de México ´86. La Francia con la que Senna motorizaba su Lotus-Renault!! En esa carrera Ayrton gana, y en la vuelta de saludo frena a mitad del circuito y le pide a un perdido espectador un banderín de Brasil. Orgulloso lo flamea desde el "cockpit" de motor galo. A su modo, era su revancha.

Fuente: http://pilote-de-course.com/mclaren-mp4-30-2015/

Queremos hablar poco de sus peleas con Alain Prost. Fueron el mejor dúo de toda la historia, con el auto más vencedor por lejos, el Mc-Laren del 88 y 89. Allí ganó su primer campeonato del ´88, con una recuperación fantástica en Suzuka, luego de una mala largada. A finales del ´89 se dará la última pelea con Alain en el equipo, en el mismo circuito. En la chicana Prost anticipa el viraje por lo que toca a Senna, que había estirado el frenaje para ganarle la cuerda. Prost abandona, Senna entra a pista por una salida auxiliar y vence. El campeonato está ahí, en sus manos, pero Jean Marie Balestre, el Joseph Blatter de la Fórmula 1 de ese momento, decide que el campeón es Prost. Polémica. El equipo Mc-Laren sale a apoyar a Senna. Prost/Balestre, inconmovibles, el reglamento favorece al francés. En 1990 Senna tendrá su revancha, en el mismo circuito, con o sin razones, ésta vez Ayrton parece no querer aflojar para provocar el toque. Pero él había advertido la maniobra, dado que las condiciones de la largada eran a favor de Prost; ya en la vereda de enfrente, en Ferrari. No son los mejores momentos para el brasilero, quien sufría de los chispazos y el revuelo periodístico del que tan cómodo se lo veía a Prost..

Ayrton pasaba sus vacaciones en su Brasil natal, la que sufría los embates de Collor de Mello. 1991 será su otro gran campeonato, con las vueltas memorable con Mansell en Mónaco, y el épico primer triunfo en su vida, del Gran Premio de Brasil, en Interlagos. Rota la caja de cambios, las vueltas finales sólo podía tratar de llegar a la meta con apenas 3 marchas, y al final con la sexta solamente. Patrese, que se acercaba peligrosamente, no pudo dar con él. Hazaña para el desmayo, no termina de dar la vuelta de ganador, cuando necesita ser atendido en medio del circuito. A llanto partido Ayrton pedía por favor que no lo toquen, de los doroles y calambres en el cuerpo. Los nervios de correr en Interlagos junto a su gente, ésta vez, no le fallaron, por eso se lo dedida a todo el pueblo brasilero. En las imágenes del recuerdo se pueden escuchar los gritos y llantos de Ayrton mismo debajo de la música de cortina, ni bien gana.

Profundamente profesional, lo golpeba fuertemente los accidentes de los demás pilotos. Quizás él mismo salvó la vida de Eric Comas en Bélgica ´92, que luego de chocar fuertemente, fue Ayrton quien frenó su auto para ser el primero en atenderlo. Es sabido que él mismo no quería correr la que sería su última mortal carrera, dado el fuerte accidente del Viernes de Rubens Barrichello, y la muerte de Roland Ratzenberger el sábado. Su sensación de inseguridad era tan fuerte como su apego a la extrema adrenalina. Él más que nadie sabía de los peligros de los autos y los circuitos; y por ello siempre bregó por hacer más seguros los mismos. Sus tristezas las enfrentaba y engullía a través de su profundo sentimiento religioso. Pero esa maldita curva de Tamburello mostró su más cruel peligrosidad. El auto posiblemente tenía un daño en la barra de dirección. Una vez extraído del cockpit, se encontrará adentro del mismo una bandera austríaca. Iba a ser el homenaje a su compañero Ratzemberger, la bandera brasilera de sus victorias ser iba a transformar en la de la patria del joven piloto fallecido. Tenía esas cosas también...

Sin dudas, Ayrton Senna fue el mejor piloto de la historia. Pero así como amaba la velocidad, también odiaba el circo que rodeaba la máxima categoría. Quizás fue su pelea con Prost y la actitud de Balestre lo que ayudó a profundizar su rechazo a la institución, al protocolo, a los compromisos oficiales. Si hay algo que lo pinta de cuerpo entero es esa famosa entrevista en 1993 al hablar de su época del Kart, recordando a Terry Fullerton, su gran adversario y amigo, uno ve cómo le brillan los ojos. Remarcaba Senna: "disfrutamos mucho con él porque era rápido, consistente, para mí fue un piloto muy completo. Y fue conducción pura, carreras puras, no había ninguna política entonces ni dinero involucrado..."

Así queremos recordar ésta vez al mais grande do mundo:

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/ izquierdadiario
@izquierdadiario
Suscribite por Whatsapp
/(011) 2340 9864
contacto@laizquierdadiario.com
www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá