www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
24 de marzo de 2020 Twitter Faceboock

VIOLENCIA ESTATAL
Cárceles: la pandemia como excusa para más tortura, represión y muerte
Andrea Lopez

Penal de Villa Devoto | Foto Infojus

En distintas unidades del país se profundiza el hacinamiento, la superpoblación, falta de elementos de higiene y medicamentos y la mala alimentación. Ante la pandemia, la situación que provoca el abandono estatal se agrava y los lugares de encierro ya son potenciales focos de infección que ponen en riesgo a las y los detenidos, en su mayoría con prisión preventiva.

Link: https://www.laizquierdadiario.com/Carceles-la-pandemia-como-excusa-para-mas-tortura-represion-y-muerte

Ante la pandemia del coronavirus, en distintas cárceles y lugares de encierro del país se desarrollaron protestas en las últimas horas por parte de grupos de internos. No podía esperarse que fuese de otra manera.

Hacinamiento, superpoblación, falta de elementos esenciales como jabón, alcohol, medicamentos, alimentación de pésima calidad (muchas veces podrida) son moneda corriente en los lugares de detención tanto federales como de las diferentes provincias.

Ya son cinco las personas muertas en unidades penitenciarias producto de la represión estatal. Las muertes se produjeron en los penales de Coronda y Las Flores, ambos de la provincia de Santa Fe.

Las protestas de personas privadas de su libertad ya se produjeron en las dos cárceles santafesinas y también en las bonaerenses de Campana, Ituzaingó y Florencio Varela, Batan y en la porteña de Villa Devoto (a cargo del Servicio Penitenciario Federal), entre otras.

Te puede interesar: Protesta en la Unidad Penal N° 44 de Batán: “Nos condenan a morir”

Los detenidos denuncian que ante el coronavirus no tienen las más mínimas condiciones para poder evitar el contagio y que no cuentan con elementos básicos como lavandina, jabón, alcohol, medicación ni alimentación adecuada.

Esta situación se vuelve más peligrosa por las deplorables condiciones de detención y el hacinamiento que en todas las cárceles del país se arrastran desde hace décadas, empeorando año tras año. Se estima que la sobrepoblación carcelaria es de un 120 % en la actualidad.

En diálogo con La Izquierda Diario, familiares de personas detenidas explicaron la situación. Ana es pareja de un detenido alojado en la Unidad 39 de Ituzaingó. Relata que allí los internos denuncian que "no reciben atención médica, incluso teniendo enfermedades preexistentes como hipertensión, HIV o diabetes, que los ubican directamente en los grupos de riesgo ante el coronavirus. No hay insumos básicos de higiene y no les entregan la medicación que corresponde".

Las condiciones de detención se vuelven más peligrosas aún ante la pandemia. Suciedad, comida en malas condiciones, gusanos en los inodoros y los pisos. El agua no se puede tomar porque no es potable, es salada.

Ana con angustia cuenta que cree "que los presos son de los más vulnerables, están a merced de los guardiacárceles. Es un sufrimiento tan grande, ellos están preocupados por nosotros, sus familias y nosotros por ellos, porque sabemos que no tienen nada, ni paracetamol. Mi marido es hipertenso y no recibe su medicación, anda con paños frío para tratar de que la presión no le suba, porque ni siquiera puede tomar agua que de alguna manera lo ayuda para controlar la hipertensión ya que es salada".

Foto de la Unidad 39 de Ituzaingó

Lo que viven Ana y su pareja se reproduce en las cárceles de todo el país. "No pueden dejarlos así, son seres humanos. El gobierno tendría que invertir lo necesario para que tengan lo necesario y no contraer el coronavirus", afirma.

En Santa Fe, ayer los presos también realizaron protestas por falta de medidas sanitarias básicas en la cárcel de Coronda y fueron reprimidos.

Te puede interesar Represion en la cárcel de Coronda ante protesta por falta de medidas sanitarias básicas

La cárcel de Devoto

Los detenidos en Devoto esperan que la situación de quienes están presos sea peor que para el resto de la población. Además de denunciar las pésimas condiciones de detención y la falta de acceso a elementos básicos de higiene y la atención médica, denuncian que a los posibles infectados los encerrarán el los "buzones", que son celdas húmeda y oscuras sin ventilación ni comunicación con el exterior y que esto sería condenarlos a morir por el coronavirus.

A medida que se expande la pandemia de coronaviru, van quedando al desnudo las miserias del sistema capitalista. Millones de personas sin acceso a viviendas dignas, a la salud, a condiciones mínimas que garanticen cubrir necesidades básicas como alimentarse. Trabajadores en negro, precarizados, desocupados, quienes hacen changas para subsistir, personas en situación de calle, adultos mayores que perciben con suerte una jubilación mínima.

Dentro de este universo las personas privadas de su libertad, que en un alto porcentaje están presas con prisión preventiva, son de las más castigadas por la pandemia y por las políticas estatales clasistas, segregacionistas y criminalizadoras.

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/ izquierdadiario
@izquierdadiario
Suscribite por Whatsapp
/(011) 2340 9864
[email protected]
www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá