www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
9 de octubre de 2019 Twitter Faceboock

DEBATES - ENCUENTRO PLURINACIONAL DE MUJERES Y DISIDENCIAS
Mujeres del Frente de Todos con Alberto Fernández: omisión del aborto y ante la crisis, un Ministerio
Sol Bajar | Editora de Géneros y sexualidades | @Sol_Bajar
Ivana Otero | Docente | Agrupación 9 de Abril

Con la consigna #ElFuturoEsConTodes se llevó a cabo hace unos días una Jornada Federal de Mujeres y Diversidades del Frente de Todos. Su preparación hacia el Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias, en el que buscarán imponer sus alianzas electorales por sobre las principales peleas del movimiento de mujeres y disidencias. 

Link: https://www.laizquierdadiario.com/Mujeres-del-Frente-de-Todos-con-Alberto-Fernandez-omision-del-aborto-y-ante-la-crisis-un-Ministerio

El 34° Encuentro Plurinacional de mujeres, trans, travestis, lesbianas, bisexuales y no binaries, este año se realizará los días 12, 13 y 14 de octubre en La Plata. Y ya todes se preparan para ir, incluido el frente que, como todo indica, asumirá el gobierno nacional y varios gobiernos provinciales luego de las generales de octubre.

Te puede interesar: ¿Qué son los Encuentros (Pluri)nacionales de Mujeres y Disidencias?

El domingo 6 hubo, de hecho, reuniones en simultáneo de las dirigentes políticas de esa lista encabezada por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. En la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, se reunieron las militantes, diputadas y candidatas.

Entre otras, estuvieron la candidata a vicejefa de gobierno porteño, Gisela Marziotta, Dora Barrancos, Victoria Donda, entre otras.

¿El futuro de las mujeres es con todes?

Te puede interesar: Encuentros (Pluri)nacionales de Mujeres y Disidencias: ¿qué debates nos esperan en La Plata?

Ni Derecho al Aborto, legal, seguro y gratuito ni Separación de la Iglesia del Estado

En una pantalla se proyectó frente a todas las presentes, hubo un breve saludo de Alberto Fernández. Allí planteó que “quiza no nos demos cuenta de la trascendencia que tiene el movimiento de mujeres reclamando su espacio”. 

El espacio del que formó y forma parte, sin embargo, gobernó por 12 años con mayoría automática en el Congreso, en las dos Cámaras; con un ministerio de Salud que puso en manos nada menos que del gobernador antiderechos Juan Manzur; y con una alianza tan fuerte con las Iglesias que hasta Cristina Fernández de Kirchner lo vociferaba sin pudor: "bajo nuestro gobierno, el derecho al aborto no será ley", se la escuchaba aclarar al entonces referente de la cúpula clerical, Bergoglio. Y sí, por supuesto que eso tuvo mucha trascendencia: así fue que negaron el derecho al aborto y dejaron que mueran en la clandestinidad miles de mujeres, en su mayoría pobres y jóvenes.

Pero no es todo. Su gobierno, después de mucho tiempo, sancionó la ley de Educación Sexual Integral en todas las escuelas. Pero como siempre, hubo maniobras, y esa ley le dio a las cúpulas de las Iglesias el derecho incidir, según su ideario, sobre la educación de les pibes. Una barbaridad que sólo denuncia el Frente de Izquierda Unidad de Nicolás del Caño y Myriam Bregman, que promueve la modificación de esa ley para que los jerarcas religiosos dejen de meterse en la vida de la comunidad educativa y en las instituciones del Estado. Por que sí, Iglesia y Estado deben ser asuntos separados.

Quizás por sus fuertísimos vínculos con la Iglesia Católica, incluso con el ultrareaccionario monseñor Aguer. Quizá por los guiños permanentes hacia el papa Bergoglio y hacia las Iglesias evangélicas, con las que vive de reunión en reunión Alberto Fernández, eso no estuvo en el debate de las candidatas y referentes del Frente de Todos. ¿No?

Verde más celeste da celeste

Frente a la marea verde, hasta los más impensados tuvieron que hacerse los progres. Siempre sin descuidar la Santa Alianza, la gran contenedora social que se vuelve imprescindible para los tiempos que vienen. 

La propia Cristina, Sinceramente, abrió la polémica cuando dijo que su “espacio hay pañuelos verdes pero también hay pañuelos celestes”. En sintonía con Macri que salió hace días en un guiño desesperado por el auditorio antiderechos.

Te puede interesar:Macri siempre celeste: la izquierda salió al cruce de sus dichos contra el aborto legal

“Quiero comprometerme con ustedes y ponerme a la par de ustedes, acompañarlas en sus reclamos, al fin y al cabo la mitad de la población esta conformada por mujeres”: las palabras de spots de campaña demagógicos de Alberto Fernández son un ole a la Marea verde. 

¿Qué hará su espacio político frente al reclamo histórico de millones de mujeres, que es bandera en los Encuentro (pluri)nacionales de mujeres y disidencias? Veremos, pero ya hay varios datos: el potencial nuevo gobierno del PJ, tiene a los Manzur, a los Gioja, a las García Larraburu, a los Eduardo Valdés (el ex embajador del Vaticano que impulsó la declaración de "Peronistas por la vida", contra el derecho a decidir) y a los que imponen la evangelización de niñes como Gildo Insfran, entre muches, muches otres.

Frente a la crisis, un Ministerio

La crisis se hace más aguda, y las mujeres serán las más afectadas. En el último año ya aumentó la desocupación, sobre todo entre las más jovenes. Según Economía Feminista, “en la Argentina las mujeres realizan tres veces más tareas domésticas y de cuidados en los hogares, lo que para muchas implica una doble jornada laboral o la imposibilidad de tener un trabajo pago de tiempo completo. Además, cuando trabajan en el mercado ganan 27% menos que sus pares varones, 4 de cada 10 trabajadoras tiene un empleo precario y enfrentan tasas de desempleo más altas. 1 de cada 5 jóvenes menores de 29 años no consigue trabajo. Casi el 70% de lxs mal llamadxs «Ni Ni» (ni trabajan ni estudian) son mujeres a cargo de tareas de cuidado o madres. La pobreza es sexista”.

Alberto Fernández anunció en ese marco que como “muchas de ellas madres, muchas de ellas jefas de familia que sufren toda la crisis que estamos viviendo, en algún momento se me ocurrió tener un Ministerio de la mujer”. Listo. Todo... ¿resuelto?

A la precarización de la vida de las mujeres responde con un "Ministerio de la mujer". No importa que esa precarización aumente a tono con el vencimiento de la deuda que el Frente de Todos pretende seguir pagando, peso por peso, aunque sea ilegítima, ilegal y fraudulenta, aunque recaiga sobre la espalda de las mayorías, aunque condene a las jóvenes a salir a trabajar con sus bebés literalmente colgando y sus cajas de Rappi a cuestas. Una verdadera burla que llena de bronca. La foto que se viralizó de la joven con su beba, hace unos días, es un símbolo de lo que ya viven esos cuerpos. 

Al finalizar la Jornada, las presentes terminar coreando “Alberto presidente”. Una señal de la impronta que buscarán darle al Encuentro, a dos semanas de las elecciones.

Te puede interesar:¿Por qué hay que ir al 34° Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias de La Plata?

“La deuda es con nosotras”, una salida desde la Izquierda

Desde el Frente de Izquierda Unidad, en cambio, proponen que el rostro de las miles de mujeres y disidencias que sienten ya la crisis, se una a la de los pañuelos verdes. Una verdadera potencia para enfrentarse a lo que se viene. Por eso sus listas son 100 por ciento verdes, a favor del aborto legal, y por la inmediata separación de las Iglesias del Estado.

Sus candidatas y candidatos, como Myriam Bregman y Nicolás del Caño, siempre fueron claros, siempre estuvieron del mismo lado. Para terminar con la pobreza, el ajuste y los planes del FMI, no hay que pagar la deuda: hay que invertir prioridades, en favor de las mujeres, la clase trabajadora y la juventud, y no de un puñado de empresarios y organismos internacionales.

Te puede interesar: [Nuevo spot] Macri no gobernó solo, lo hizo con cómplices que hoy están en el Frente de Todos

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/ izquierdadiario
@izquierdadiario
Suscribite por Whatsapp
/(011) 2340 9864
contacto@laizquierdadiario.com
www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá