www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
7 de junio de 2019 Twitter Faceboock

GENOCIDIO
Juicio a Milani: más testigos señalan al exjefe del Ejército en crímenes de lesa humanidad
Rosa D’Alesio | @rosaquiara

En los tribunales de La Rioja continúa el juicio en la causa que se investiga el secuestro y torturas de Pedro y Alfredo Olivera. El exjefe del Ejército durante el kirchnerismo, cada vez más complicado.

Link: http://www.laizquierdadiario.com/Juicio-a-Milani-mas-testigos-senalan-al-exjefe-del-Ejercito-en-crimenes-de-lesa-humanidad

El 17 de mayo en los Tribunales de La Rioja, comenzó el juicio por el secuestro y torturas sufridas por Pedro y Alfredo Olivera.

Alfredo Olivera contó a este diario parte de su declaración y las pruebas que se van presentando por el secuestro de su padre, ya fallecido. Además, habló sobre las audiencias y aseguró que los testigos que presentaron dieron acabadas pruebas de la responsabilidad del exjefe del Ejército en los crímenes de la dictadura. Destacó las declaraciones de Oscar Schaller y las hermanas Mattas, Cecilia y Verónica. Oscar y Verónica también son víctimas y querellantes contra Milani.

Alfredo sostuvo que la defensa, los únicos testigos que presentan, son de concepto, “la cuñada, por ejemplo, dijo que ese día que secuestraron a mi padre salieron a comer. Algo que nadie puede creer. Mientras que el yerno dijo que él nunca tuvo problema con su suegro, y eso que sus padres estuvieron detenidos durante la dictadura”.

Alfredo Olivera denunció por primera vez a Milani en 1979, ante el juez federal en la Plata, en 1980 lo denunció ante el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas y en 1984 ante la Comisión Provincial de Derechos Humanos de La Rioja.

Olivera vio por primera vez a Milani durante el allanamiento en su casa cuando se llevan detenido a su padre y por segunda vez cuando estaba detenido y tuvo que declarar. "Yo escuché que el secretario le preguntaba a Milani cuál era su nombre, y me quedó grabada su respuesta. Retuve ese apellido hasta el año 79, que lo denuncié, por eso lo llamaron a declarar y ahí le dijeron a él que yo lo había denunciado. Él admitió que él me había llevado al juzgado pero niega haber estado en la sala. Yo vuelvo denunciar el hecho en el 84 ante la Comisión Provincial de Derechos Humanos", explicó.

Te puede interesar: Varios testigos ratificaron que Milani encabezó los operativos en que fueron detenidos

Sobre su declaración ante el Tribunal, Olivera recordó “el tema de mi padre es fundamental para demostrar la responsabilidad de Milani durante la dictadura”.

Contó que, el 12 de marzo de 1977 Milani concurrió a su domicilio alrededor de las 3 o 4 de la mañana, y que practicó de "un allanamiento ilegal". Allí fue cuando se llevaron detenido a su padre. "Dos días después me detienen a mí en la municipalidad".

"A mi padre lo dejan en libertad entre comillas el 14 de marzo, después de que me detienen a mí, pero con una embolia cerebral, producto de la tortura. Ese es el primer acto por el cual se lo imputa a Milani en este juicio", dijo. Y agregó: "Prefirieron que mi padre se muera en nuestras manos antes que en las de ellos, por eso le dieron la libertad, pero le impusieron un médico que ellos ordenaron. Cuando torturaron a mi padre, Milani estuvo como oficial de servicio según su legajo”.

El certificado de salud de su padre “fue dado por un médico ligado a los servicios de inteligencia, José Nemer. Le prohíben a mi padre que se atienda con su médico de cabecera, Carlos Santander, y lo obligaron a jubilarse bajo la amenaza de que lo iban a matar. Por eso no pudo volver a su puesto en la Municipalidad”, dijo. Y agregó “el certificado de Nemer prueba la incapacidad de mi padre (después de la tortura) y que no podía volver a trabajar. Tenía una trombosis cerebral. Lo que reconstruimos, con los testimonios de sobreviviente, es que a mi padre lo torturaron el mismo sábado que se lo llevaron y que al descomponerse lo dejaron en libertad”.

En su testimonio ante el Tribunal Alfredo reconstruye lo que pasó con su padre. “A mí me detienen el día lunes, el domingo fui hasta el Batallón a preguntar por él y me mintieron, me dijeron que estaba bien y que no sabían porque se lo habían llevado. El día lunes me detienen a mí y lo dejan libre a él. Relativamente libre, porque, como contaba, Nemer le da el certificado que dice que tiene un 70 % de invalidez y le dan certificados de licencia hasta que le dan la jubilación”. En el legajo laboral no hay rastros de que él estaba de licencia médica.

En cambio Alfredo la municipalidad lo dejan cesante, después de una semana de estar detenido.

Por su parte, en esta misma audiencia, la abogada de Milani sostiene que la enfermedad de su padre era de diez años atrás. Dijo que no tenía examen pre ocupacional, y Alfredo responde que la junta médica “estaba digitada por los militares, que ni siquiera puso el diagnóstico. Que nunca probaron que mi padre tenía una enfermedad desde hace diez años”.

“Otra cosa que quiso instalar la defensa de Milani, es que a él se lo acusa, cuando era un oficialito, cómo si esa noche hubiera salido a hacer una locura. No, se lo imputa por el contexto de esos hechos. Ese grupo de tarea, que secuestró a mi papá, tenía un médico que decía el tiempo que se podía torturar, el cura y un juez que convalidan lo que hacían los militares”.

Alfredo subrayó “había un contexto donde la dictadura militar se propuso eliminar a todos los elementos que consideraban negativo. Ese era el contexto, no la de un chico que la noche que se llevó a mi padre de nuestra casa cometió una locura”.

El próximo jueves declaran sus tres hermanas, “van a relatar todo lo que vivieron a partir de la prisión de mi padre y las consecuencias”, concluyó Alfredo Olivera.

Te puede interesar: Seguí acá el juicio de lesa humanidad contra César Milani

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/ izquierdadiario
@izquierdadiario
Suscribite por Whatsapp
/(011) 2340 9864
contacto@laizquierdadiario.com
www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá