www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
12 de abril de 2019 Twitter Faceboock

VIDA PRECARIZADA
La Plata: ser madre, estudiante y trabajadora precarizada en tiempo de crisis

Relato en primera persona de las consecuencias de un ajuste cada vez más brutal para la clase trabajadora. La salida, la organización y la lucha colectiva para que la crisis la paguen los capitalistas.

Link: https://www.laizquierdadiario.com/La-Plata-ser-madre-estudiante-y-trabajadora-precarizada-en-tiempo-de-crisis

Soy Nadia, tengo 35 años, soy del barrio Villa Tranquila de Ensenada y vivo con mis 5 hijos. Soy trabajadora auxiliar, actualmente sin cargo hace 2 años. Tengo tres trabajos: moza, empleada doméstica y vendiendo o dando clases de artesanía. Este año, además, decidí estudiar la carrera de docente pero por el trabajo, la falta de tiempo y este ajuste que se profundiza cada vez más, tuve que abandonar.

Ser madre, estudiante y trabajadora precarizada es una lucha constante. Hoy solo trabajo para hacer unos mangos, para tener la comida del día, poder bancar algunos impuestos y si sobra cargar la Sube tan necesaria para viajar cuando sale un evento o para mi hija que es estudiante en la Facultad de Bellas Artes.

Trabajo desde los 14 años y siempre logré rebuscármela para vivir el día a día. Hoy laburo de moza en Capital y es algo desgastante. Entro a las 14hs y salgo a la madrugada del otro día. He llegado a trabajar 32hs de corrido. Muchas veces tengo que quedarme allá hasta que empiecen a circular los colectivos o trenes que me traen a la ciudad de La Plata.

En este momento soy empleada doméstica en la ciudad de Berisso. También doy clases de artesanías en mi domicilio y las vendo. Parte de tener tres trabajos es que me quita tiempo para hacer otras cosas, como estudiar, pasar más tiempo con mis hijos, o simplemente disfrutar del ocio.

Desde hace 11 años trabajo en la educación pública como auxiliar suplente. Hace 2 años no estoy ejerciendo a causa de los recortes que sufre la educación pública. Esta problemática viene desde hace años pero se profundizó con Macri y sus gobernadores que pactaron con el FMI, lo que significa más recorte en educación, salud, etc.

Entiendo que este golpe a la educación pública también les afecta a los miles de jóvenes estudiantes que se ven obligados a abandonar la universidad por no poder pagar el boleto que está por arriba de los 20 pesos, no poder comprar los apuntes o simplemente no poder comer en las largas jornadas de estudio. Algunos recurren a trabajos precarios como Glovo o Rappi para solventarlo. Más precarización, más deserción.

Este año me acerqué al PTS en el Frente de Izquierda, el partido de Myriam Bregman y Nicolás del Caño. Fue por mi hija Sofía, que atravesando una situación particular decidió organizarse con Pan y Rosas-PTS hace más de un año. Ella es parte de una juventud que se organiza y lucha todos los días porque el aborto sea legal, por la separación de la iglesia y el Estado, apoyan la lucha contra la precarización laboral y la defensa de los puestos de trabajo, que afecta en su mayoría a las mujeres.

Uno de los hechos que me marcó y me impulsó a organizarme fue la lucha de la juventud en defensa del Astillero Río Santiago. Una fábrica con tradición de lucha que resistió las privatizaciones de los 90 y enfrentó las políticas neoliberales del por aquel entonces gobierno peronista de Menem. Una tarde mi hija me dijo: “¡Me voy, los trabajadores tomaron la fábrica!”. Se puso sus zapatillas verdes, cábala de todas las marchas, y se fue a la toma con compañeros secundarios y docentes bancando la lucha obrera. Aunque no tenemos familiares en la fábrica fue su convicción y apoyo a los compañeros lo que me llevó a entender que el camino era ese, la lucha y la solidaridad en la calle junto a los trabajadores.

Tenemos que organizar la bronca y exigir que la crisis y la deuda la paguen los patrones. Que si no dejamos de pagar la deuda, tanto este gobierno como el que venga va a seguir ajustando. Que no hay alternativa de la mano de los ajustadores, ni de la oposición kirchnerista y peronista que hace alianzas con los pañuelos celestes y que ya dijo que no va a dejar de pagar la deuda, lo que se traducirá en más tarifazos, más despidos, más precarización.

La alternativa es el Frente de Izquierda, que pelea por un gobierno de los trabajadores, para que la crisis la paguen los capitalistas y no nosotros.
Mi hija y sus compañeros me hicieron ver que vale la pena luchar y organizarse por una vida que merezca ser vivida.

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/ izquierdadiario
@izquierdadiario
Suscribite por Whatsapp
/(011) 2340 9864
contacto@laizquierdadiario.com
www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá